Bienestar

Tipos de violencia contra la mujer

  • 25 noviembre, 2021
  • 11 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo.- El 35 % de las mujeres en el mundo ha sufrido violencia física o sexual por parte de su pareja o de un tercero. De acuerdo con la Onu Mujeres en algunos países puede llegar al 70%.  Es decir que, en una población mundial de más de 3 mil millones de mujeres, alrededor de 1,000 millones de ellas han sufrido estos tipos de violencia.

violencia contra la mujer

El terapeuta familiar y de pareja, Jean Carlos Santos nos cuenta que, de acuerdo a estadísticas del 2021 de la ONE en el país, en el 2019 se registraron 90 asesintatos de mujeres y 72 en el 2020. Todas vivían en condiciones de violencia y sus verdugos fueron sus parejas o exparejas.

«Estas cifras son significativas, en especial si consideramos que la muerte de la mujer es sólo la punta del iceberg de una serie de actos violentos que son denunciados y representan una gran masa que no siempre es visible públicamente», puntualiza Santos del Centro Integral Lotus. 

Estas cifras son evidencia fehaciente de que la violencia contra la mujer existe, afectando de esta forma el desarrollo civilizado de las sociedades. Por eso, un día como hoy, 25 de noviembe, se comemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, en honor a nuestras hermanas Mirabal. 



Cabe resaltar que se denomina violencia contra la mujer a todo acto violento perpetrado en base al género. La violencia puede venir de la pareja, conocidos, terceros y el Estado.

Tipos de Violencia 

Emocional

Es cuando se afecta la moral y emociones de una persona. Puede implicar insultos, humillación y maltrato verbal. Dañar el autoestima de alguien a través del menosprecio en privado y de forma pública. Aislar a esa persona emocionalmente de sus seres queridos a través de engaños y mentiras. 

Económica

Consiste en robarle a una persona su independencia económica, adquiriendo el control absoluto de sus cuentas, ganancias y sustento de vida. Cuando se le obliga a alguien a no estudiar, a no trabajar o se le prohíbe obtener y manejar su propio dinero estamos ante una forma de violencia económica.

Sexual

Todo acto sexual por la fuerza o no consentido es violencia sexual. Nos referimos a la violación, el abuso sexual, el acoso, comercializar o utilizar la sexualidad de una persona de cualquier forma. Realizar un acto sexual con alguien a través de amenazas o chantaje es violencia. La violencia sexual puede implicar tanto a terceros como a la pareja sentimental.

violencia contra la mujer

En línea

Se refiere a todo acto de violencia realizado a través del internet. El acoso digital, espionaje, amenazas, acusaciones falsas a través de montajes (colocando a una persona en una foto o utilizando su voz), la distribución sin consentimiento de contenido sexual es considerado violencia en línea.

Psicológica

Las palabras también hacen daño. La violencia psicológica implica maltrato verbal, buscar el sometimiento de una persona sin utilizar la fuerza. Las amenazas, chantajes, palabras hirientes, juegos mentales, críticas desproporcionadas, destrucción de bienes, control y atoritarismo son solo algunas de las formas en las que se presentan este tipo de violencia.

Simbólica

Es un concepto del sociólogo Pierre Bourdieu que se refiere a una violencia indirecta, invisible y sistémica. Una violencia tan acoplada en la sociedad que se hace casi imposible identificarla y ambas partes son cómplices de la misma. La percepción generalizada y comercializada sobre «cómo» debe ser el cuerpo de una mujer, implicando que solo existe un solo tipo de cuerpo es una forma de violencia simbólica. Así como el hecho de que los hombres ganen más que las mujeres en los mismos puestos laborales o la invilización de la participación de las mujeres en la historia y la ciencia es otro ejemplo. 

violencia contra la mujer

Física

Es la más conocida y fácil de probar porque deja marcas , moretones y en el peor de los casos deja cadáveres. Es el somentimiento físico de una persona. Provocar heridas físicas a una persona a través de golpes, empujones o utilizando herramientas o elementos que infrijan daños. 

Estos son solo algunos de los tipos de violencia que existen que afectan no solo la integridad física o mental de la mujer, pero del desarrollo de la sociedad. Deteniendo el progreso y la obtención de una sociedad más justa y equitativa.

Lamentablemente con las medidas de aislamiento tomadas en la pandemia, se estima que las cifras mundiales de violencia conta la mujer aumentaron significativamente.

«En el caso de que identifiques algunas de estas conductas violentas en tu relación, o de reconocer en ti algunas de las consecuencias mencionadas y consideras que te encuentras dentro de una relación de maltrato, o por otra parte, has logrado salir de la relación, pero estas batallando con las secuelas que te dejó, no te quedes sola, busca ayuda, es importante que puedas recibir acompañamiento psicoterapéutico», indica el terapeúta Jean Carlos Santos.

LÍNEA DE EMERGENCIA

Si te encuentras en una situación de violencia, no dudes en buscar ayuda. En República Dominicana puedes marcar la línea de emergencia Línea Mujer, desde cualquier teléfono: *212


Te puede interesar 

¿Cómo ayudar a una amiga que atraviesa una relación de violencia?

¿Por qué se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer?

Discriminación laboral: vivencias de las mujeres (2/2) 

Síguenos en @Revestidamag

Bienestar

¿Cómo ayudar a una amiga que atraviesa una relación de violencia?

  • 6 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo.- Si tienes una amiga que está en una relación de violencia y quieres ayudarla, el primer paso es ser empática. Sí, ponerte en su lugar, tratar de mirar su situación como si la estuvieras viviendo tú misma ¿Difícil verdad?

Será más difícil aún si tú no has estado en ese lugar. Te explico brevemente: estar en una relación en la cual existe violencia es como vivir en una jaula, sin importar si es de oro, igual sigues estando aprisionada. Entonces, el primer factor a tomar en cuenta es que tu amiga vive con una sensación de falta de libertad, se siente presa, atrapada y con mucho conflicto para ver la salida. Difícilmente podrá ver lo que tú le quieras plantear. Ella quizás puede entender que está en una relación de violencia, pero se siente minimizada, incapaz e insuficiente para salir de esta relación y para lograr otras cosas más. Así son las relaciones de violencia, te debilitan.

Por eso, el papel de una amiga en una relación de violencia es fundamental.

Empecemos por entender que si la pareja de tu mejor amiga le dice cómo vestirse, le es infiel o no la deja salir, ella está en una relación de violencia.

¿Cómo presenciar todo esto sin que tu amiga te haga a un lado?

Sé que la historia es repetitiva, que estás cansada de escuchar lo mismo y que ella no te escuche a ti, pero si tienes los recursos emocionales para apoyar a tu amiga, no la abandones en este momento en el que te tanto te necesita a ti.



Con el paso del tiempo, tu amiga se irá cansando de luchar e irá perdiendo fuerzas y se resignará a creer que esa relación es lo que ella merece, cuando tú y yo sabemos que no es así.

Si puedes, evita usar la palabra «violencia» es una palabra muy fuerte y para quién la vive es difícil de aceptar y ver que es ella quién está ahí.

Mas bien, trata de utilizar frases como «te veo angustiada, triste o molesta con frecuencia, quiero verte feliz» o «te mereces una relación que te haga sonreír», con la finalidad de que poco a poco ella vaya entendiendo que merece algo mejor, recordando sus capacidades y re-conociéndose cada vez más.

Mantente ahí para ella. Lo que más necesitamos cuando estamos en un vínculo de este tipo es apoyo. Esto implica escuchar, acompañar y hasta guardar los screenshots de las conversaciones que ella te envía.

Intenta acompañarla sin juicios. Enamorarnos puede confundirnos, y tener inseguridades hacernos creer que merecemos a cualquiera, ponte en su lugar aunque no hayas tenido una relación así. Escúchala con mucha paciencia, permítele desahogarse y liberarse de esa carga que tiene encima.

Y por úlltimo, pero no menos importante, recomiéndale ayuda psicológica, mostrándole todo lo que ganará en terapia, como escucha para desahogarse, un profesional libre de juicios, una escucha activa, objetiva confidencial y un lugar para mejorar su autoestima.

¡Gracias por leer hasta aquí! Eso significa que eres una buena amiga.

Sobre la autora

Eva Herbert. Psicóloga clínica y máster en Estudios de la Mujer. Apasionada de la feminidad que quiere cambiar al mundo, una mujer a la vez, y  fundadora de Beauty Value, la primera plataforma de autoestima profesional en América Latina. 

Te puede interesar 

La familia de mi esposo no me quiere

Como afrontar conflictos con los hijos e hijas 

Síguenos en @Revestidamag

Salud

Violencia sexual a menores: apoyo emocional y tratamiento

  • 4 mayo, 2021
  • 9 MINS READ
  • COMPARTIR
violencia sexual

Santo Domingo.- Ante los casos lamentables que siguen sucediendo sobre violencia sexual a niñas, niños y adolescentes hemos contactado con el psicólogo clínico Anderson Batista, del Centro Integral Lotus, sobre cómo tratar estos casos públicamente.

De enero a septiembre de 2020, se registraron 44, 002 denuncias de violencia, de las cuales 10, 545 corresponde a violencia de género y 3, 884 denuncias de delitos sexuales. En ese período 1,194 corresponden a seducción del menor y 223 a incesto, de acuerdo con el Informe Estadísticos sobre Seguridad Ciudadana del Ministerio de Interior y Policía.

En esos 44, 002 casos se circunscriben diversas clasificaciones de violencia, sin embargo no especifican la edad de las personas ni las provincias de dichas denuncias.

-¿Cuál es la asistencia psicológica y el proceso que necesita una niña, niño o adolescente víctima de violencia sexual?

 La asistencia psicológica y la elección correcta del terapeuta será clave para abordar estos temas que supone trauma ya que no se trata de “salvar” ni de “curar”. Se trata de que los niños, niñas y adolescentes  vayan poniendo en marcha recursos más apropiados con nuestra presencia y acompañamiento como personas adultas de referencia y de apoyo.



El niño, niña o adolescente debe percibir a su terapeuta como una figura aliada, en quien puede confiar, con quien puede mostrarse con sus partes más oscuras y dolientes.

El especialista debe ser capaz de transmitir una mirada consciente al equipo educativo y a todas las personas de su entorno, entre otras capacidades más.

-En casos tan delicados como del que hablamos, de traumas de una gravedad amplificada, ¿puede la narración de los hechos agravar el proceso de sanación?

Primero que todo, es importante entender que los traumas son procesos donde los niños, niñas y adolescente (NNA) deberán ir encontrando con el apoyo familiar y psicoterapéutico la manera de estructurar su historia, aprendiendo a narrar y a narrarse su trauma para descubrir donde se perdió y cuál es el camino de vuelta hacia una vida plena.

Si la narración no es abordada por especialistas en el tema, pudiera ocasionarle culpabilidad y empeorar más la situación, porque quizás abrirán puertas que luego no sabrán cerrar.

-¿La forma en que se contó o se una cuenta una historia de este tipo puede tener un impacto en víctimas o en potenciales victimarios?

Hay que tener en cuenta que la forma en que se cuenta una historia que supone un posible trauma afectará directamente uno de los sistemas más susceptible de la personalidad: las emociones. Esto, porque puede desencadenar culpa, vergüenza y depresión: “¿por qué no lo evite?”, o desde otras personas: “¿por qué no te defendiste? “; «es tu culpa por haber estado allí”.

Está también la sensación de desesperanza y desconfianza con la vida. Sin mencionar los demás indicadores que también tienden a manifestarse como son: psicosomáticos, físicos, cognitivos, comportamentales, indicadores sexuales y sociales.

-¿Cómo afecta la exposición mediática a estos niños en su vida presente y futura?

Puede traer algunas inestabilidades emocionales. Una persona puede retraer de la publicidad o del conocimiento de terceras personas, ciertas manifestaciones que reserva para espacios íntimos. A mayor publicidad, más control de la foto o imagen de la víctima tienen las personas. 

-¿Qué deben hacer los padres y personas cercanas, a nivel de apoyo, cuando descubren que su hijo/a sufrió un abuso sexual?

 Uno de los grandes problemas de las agresiones sexuales es que el agresor en la mayoría de los casos es cercano a la víctima. Por tener algún vínculo con la víctima, se queda en el silencio aún se descubra el hecho y se mantiene como “secreto a voces” con tal que la familia no se vea socialmente desacreditada o el agresor o agresora vaya a la cárcel, o en otros casos, no se encuentre.

 ¿Qué deben hacer las  personas que descubren el hecho? Priorizar en todo el sentido de la palabra a la víctima, ser padres o madres con una mirada consciente, afectiva y protectora, creación de red de apoyo y sobretodo comprensión y paciencia, pero también asistencia psicológica con especialistas que comprendan las magnitudes de una violencia sexual.

violencia de género
-En los casos en que las niñas y adolescentes quedan embarazadas de una violación, ¿qué se puede esperar a largo plazo del comportamiento de la niña cuando tenga la criatura?

Es una pregunta que va a depender de la capacidad de resiliencia que tenga esa persona, el apoyo familiar y las buenas y efectivas sesiones terapéuticas que le ayudarán no a olvidar el trauma, tampoco cambiar el pasado, sino  a cómo convivir y reconciliarte con ellas.

Si te encuentras en una situación de violencia, no dudes en buscar ayuda. En República Dominicana puedes marcar la línea de emergencia Línea Mujer, desde cualquier teléfono: *212


Sobre el autor

Lic. Anderson Batista, psicólogo clínico. Experto infantojuvenil, con especialidad en psicoterapia familiar y crianza positiva. Forma parte del equipo de psicoterapeutas del Centro Integral Lotus.

Sobre el Centro Integral Lotus

Es un espacio para el bienestar integral del individuo y la familia. Brindan asistencia, evaluación y apoyo en las distintas etapas evolutivas de la persona y el núcleo familiar. A través de un equipo multidisciplinario ofrecen servicios de psicoterapia familiar, infanto- juvenil, individual y parejas. Contactos: Info@centrointegrallotus.com 

Te puede interesar:

Cómo afrontar conflictos con los hijos e hijas

Síguenos en las redes como @Revestidamag

 

Bienestar

La dependencia emocional es violencia

  • 12 febrero, 2021
  • 7 MINS READ
  • COMPARTIR

dependencia, emocional, dependencia emocional, violencia, violence, emotional, dependent

Santo Domingo.- La dependencia emocional afecta tanto al dependiente como al otro miembro de la relación. Se describe como dependiente emocional, en psicología, a aquella persona que genera una necesidad de afecto o atención irracional, obsesiva e incluso patológica.

Se define como dependiente a una persona que “sirve a otra o es subalterna de una autoridad”. La palabra proviene del latín dependentis y significa «el que está abajo de un poder mayor».

Lo que quiere decir que un dependiente emocional suele anularse de la ecuación de pareja y se convierte en lo que diga y disponga su compañera (o) para tomar cualquier tipo de acción o decisión. Esto también se ve reflejado en las expectativas desproporcionadas de esa persona con su pareja.



Entre los tipos de dependencia se destaca:

Dependencia instrumental: demanda protección.

-Dependencia afectiva: demanda atención.

Codependiente: salvador, el que se vuelve imprescindible.

¿Eres dependiente emocional?, ¿estás con un/a dependiente?

La psicóloga clínica Karem González, del Centro Integral Lotus, nos compartió que los signos más comunes que caracterizan a un dependiente son:

  1. Extrema necesidad de sentir la compañía o el afecto de la persona a la que se aferra.
  2. Se limitan a compartir casi exclusivamente con su pareja ya que no quieren despegarse ni un minuto.
  3. Se aíslan de sus amistades y familia.
  4. se enojan ante cualquier crítica en contra de su pareja.
  5. Idealizan a la pareja al punto de someterse completamente a ellos y sus exigencias.
  6. Tienden a ser muy pasionales, ansiosos e impulsivos.

Aunque no todos los dependientes emocionales se enmarcan en una relación de pareja, representan los casos más comunes. González nos advierte que los niveles de obsesión que pueden llegar a reflejarse son tan elevados que pueden terminar en “manifestaciones graves como agresiones, acoso y en casos severos violencia y homicidios”.

¿Qué suele decir un dependiente emocional?

La licenciada Karem nos cuenta que los comentarios más comunes suelen ser: “es que yo no puedo vivir sin ti”, “eres mi vicio”, “eres mi droga”. Explica que el dependiente emocional necesita siempre más y más de su pareja al punto de ser extremadamente absorbente”.

Autoestima

Generalmente la causa principal de la dependencia es la baja autoestima. La autoestima, aunque es confundida frecuentemente con la apariencia física, significa “hacia sí mismo” y “valorar”. Es la facultad de valorarse a uno mismo, quererse y respetarse.

“Lo más grave en casos de dependencia emocional es la despersonalización del sujeto, donde solo es capaz de verse como “la pareja de X” y no es capaz de visualizarse como persona y ser “yo” sin “nosotros”.  Suelen caer en episodios depresivos si la relación se termina, sintiendo que pierden el sentido de vivir si no están con esa persona”, explica González.

Es importante desarrollar la ética como amor propio, que bien la definía el filósofo Fernando Savater como “desear lo mejor para uno mismo”, desde el trabajo del individualismo. No un individualismo tóxico y egoísta, sino uno desde la construcción del propio ser para poder dar y convivir con los demás.  

Puede terminar en “manifestaciones graves como agresiones, acoso y en casos severos violencia y homicidios”.

¡Busca ayuda!

Si sientes que te encuentras en una relación amorosa dónde eres dependiente o percibes que tu pareja lo es, busca ayuda profesional. No estás sola (o).

Sobre Lic. Karem González

Egresada Magna Cum Laude de la Universidad Autónoma de Santo Domingo de la carrera de Psicología Clínica, completando sus estudios superiores con una Maestría en Psicología de la Salud, en la Universidad Antonio de Nebrija, España. En la actualidad, cerrando su segunda especialidad en Terapia Familiar Sistémica, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Especialista en diversos abordajes de psicoterapia, con mayor concentración en Dependencias afectivas, Codependencia Clínica, y Acompañamiento y manejo de Duelo. 

Bienestar

La violencia de género podría ser eso que estás viviendo

  • 26 noviembre, 2019
  • 10 MINS READ
  • COMPARTIR

62 feminicidios se han producido en tan solo 11 meses del 2019 de acuerdo con las estadísticas de la Procuraduría General de la República, y una publicación de La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) divulgó que la República Dominicana quedo en el quinto puesto entre los países con mayor numero de crimines en estos términos de América Latina.

Eso significa que si calculamos, hemos despertado cada semana con una de estas trágicas noticias. Hablamos de un asesinato cada 5.5 días. Una cifra alarmante ¿no? 

¿Quieres saber qué es más aterrador? En esa sumatoria solo se incluyen los acaecidos en ámbito de lo íntimo (aquellos cometidos por la pareja o expareja) y se excluyen los no íntimos que se consideran solo como homicidios. O sea, que de incluirlos, la suma sería más alarmante.

Violencia de género y feminicidios

El feminicidio es la muerte violenta de la mujer por cuestiones de género. Esto solo es la culminación de una cadena de control, amenazas, maltrato y abuso.



Violencia de género

Los feminicidios no son entre mujeres, es cuando un hombre mata a una mujer.   

Ahora bien, Las Naciones Unidas define la violencia de género a todo aquel tipo de agresión que se lleva a cabo vulnerando y causando daños al bienestar físico, psíquico o emocional de una persona, sea mediante la fuerza física con el propósito de coaccionar, limitar o manipular a un individuo debido a su sexo o identidad de género.

Diversos tipos de violencia de género

Física

Un moretón en el ojo, quemaduras, arañazos en la espalda, la muñeca fracturada, daños en el aparato genital, un historial de visitas al hospital por supuestas caídas… Si bien puede deberse diversas causas, la presencia combinada de estos factores hace sospechar de la existencia de violencia contra la mujer.

Estas son solo la punta del iceberg porque detrás hay mucho más. Esto implica todo acto en que se inflige un daño físico a la víctima a través de la agresión directa.

Aunque muchos pueden llegar a trivializar o considerar que pueden producirse durante una discusión, empujones o zarandeos: ¡Es violencia física! Y puede terminar en la muerte.

Psicológica

Si bien a nivel físico puede no existir una agresión, la víctima se ve humillada, minusvalorada y atacada psicológicamente. Esto se da mediante insultos y vejaciones, o bien llevado a cabo de un modo más pasivo: desvalorizándose sin que considere que está sufriendo un ataque. ¡Manipulación!

Básicamente la hace sentir indefensa, obligada a hacer determinadas acciones y dependiente del agresor: culpable de la situación de abuso y merecedora de un castigo.

Violencia de género

Debido a que en muchas ocasiones no se percibe una agresividad directa en el mensaje, muchas víctimas no son conscientes de estar siendo maltratadas y no emprenden acciones contra el perpetrador lo cual se puede convertir en la puerta de entrada hacia otros tipos de violencia, como la física o la sexual.

Sexual

Aunque podría considerarse dentro de la violencia física, la violencia sexual se refiere a situaciones en que una persona es forzada o coaccionada para llevar a cabo actividades de índole sexual que van desde violaciones dentro de la relación, la prostitución forzada, acoso o tocamientos indeseados entre otros.

Es cualquier tipo de explotación, abuso o intimidación, sin importar si se da dentro o fuera del matrimonio. 

Económica

De manera sencilla: es la reducción y privación de recursos económicos a la mujer como medida de coacción, manipulación o con la intención de dañar su integridad. Aunque difícil de creer, también se incluye aquí el obligarla a depender económicamente del agresor, impidiendo el acceso de la víctima al mercado laboral mediante amenaza o restricción física.

Violencia de género

Social

Se basa en la limitación, control y la inducción al aislamiento social de la persona separándola de su familia y amigos, privándola de apoyo social y alejándola de su entorno habitual. En ocasiones se pone a la víctima en contra de su entorno, produciendo que o víctima o entorno decidan desvincularse.

Cuando pensamos en violencia de género lo primero que viene a nuestra mente es la existencia de malos tratos en situaciones de pareja. Pero en realidad va más allá. El hogar, trabajo, universidad y la sociedad en general también pueden ser lugares donde aparezcan las situaciones enmarcadas anteriormente.

Pero…

No estás sola

Para erradicar este mal, es necesario trabajar de cara a prevenir y concienciar a la ciudadanía, educando en diferentes aspectos como la tolerancia, la igualdad de derechos, oportunidades y la educación emocional para así evitar nuevas situaciones de violencia de género.

El Ministerio de la Mujer ha ayudado a más de 44 mil víctimas de violencia psicológica, física, sexual y en feminicidios.

Línea Mujer (809) 200-7112

Hace poco puso en funcionamiento la Línea Mujer (*212), enlazada al Sistema 911, en donde las llamadas por violencia de género son recibidas directamente por un personal del Ministerio de la Mujer y acuden en auxilio de las víctimas con el apoyo del Ministerio Público.

Asesoría y Terapia Psicológica

Así también brindan orientación y acompañamiento psicológico a las víctimas de violencia contra la mujer e intrafamiliar, sin discriminación de raza, nacionalidad, religión y condición social, además de dar seguimiento y referir a otros centros según la necesidad.

Existen otras muchas instituciones que ofrecen su ayuda, pero primero la victima aceptarlas y estar pendiente a las posible microagresiones que puede estar viviendo diariamente.

Te puede interesar:

Necesitamos menos mujeres machistas



© 2023 REVESTIDA.COM All rights reserved