Salud

¿Sufres de alergia?

  • 8 julio, 2022
  • 13 MINS READ
  • COMPARTIR

Si eres de las que vive moqueando, estornudando frecuentemente y con una picazón en los ojos casi frenética, déjanos decirte que padeces de alergia. Y hoy en el Día Mundial de la Alergia, buscamos concientizarlas para prevenir y buscar tratamientos efectivos que mejoren su calidad de vida. Así que ya llegó el momento de no depender de esa loratadina para tener un día normal, recuerda que una alergia sin tratar puede causarte hasta la misma muerte. Pero ¡tranquila! No entres en pánico, nos pusimos en contacto con unas de las inminencias en el país, el Doctor Iván Peñafiel, especialista en alergia e inmunología clínica, para que nos contara todo lo que debes saber para decirle adiós a esta enfermedad que afecta tu sistema inmunológico.

¿Qué son las alergias?

Hablamos de una reacción exagerada del sistema inmunológico frente a la exposición a sustancias extrañas para nuestro organismo, que producen la aparición de distintos síntomas. El doctor nos explicó que para poder entender el concepto de una alergia, hay que entender primero cómo funciona nuestra inmunidad. Normalmente tenemos nuestro sistema de defensa, el sistema inmune, programado para reconocer a potenciales enemigos que pueden enfermarnos (los virus, bacterias, etc).

Cuando esto pasa nuestros soldados reconocen al enemigo, lanzan la alarma de su presencia, para tratar de eliminarlo de distintas maneras y finalmente activan el combate por un método efectivo de ataque que es la inflamación (de manera coloquial inflamación es encenderse-inflamación: flama- para matar al enemigo, aunque la pasemos mal) y en ese lugar habrá hinchazón, enrojecimiento y dolor (piensen en una herida como se pone al infectarse o en las amígdalas inflamadas).

En las alergias nuestro sistema de defensa se equivoca, pues reconoce como enemigo a algo que no lo es, como algunos alimentos, medicamentos, picaduras de insectos o ciertas cosas que están en el ambiente (los famosos ácaros del polvo, la caspa de animales, pólenes, etc) son enemigos enormes y producen síntomas constantes y exagerados en diferentes órganos, simulando falsas enfermedades que dañan nuestro organismo con síntomas desde leves hasta gigantes que ponen en peligro nuestra vida.



Según la OMS, entre 400 a 600 millones de personas en todo el mundo padecen algún tipo de alergia. Se calcula que, para el año 2050, la mitad de la población mundial padecerá de alguna, debido a todos cuadros potenciados por el cambio climático, el aumento de la polución ambiental y los cambios en el estilo de vida.

¿Cuáles son los síntomas de las alergias?

Según el portal de salud, Mayo Clinic, los síntomas de la alergia, que dependen de la sustancia involucrada, pueden afectar las vías respiratorias, los senos y fosas nasales, la piel y el aparato digestivo. Las reacciones alérgicas pueden ir de leves a graves. El doctor asegura que los síntomas van a variar según la edad y el órgano afectado, aquí quiero lanzar la advertencia, porque a veces no se entiende la magnitud del daño que puede haber.

La rinitis alérgica (la más común de todas), puede provocar:

  • Estornudos de forma corrida 
  • Goteo de la nariz
  • Conjuntivitis alérgica 
  • Congestión nasal
  • Picazón en la nariz, el paladar o la garganta
  • Goteo nasal posterior
  • Dolor y presión facial
  • Piel inflamada debajo de los ojos y arrugas
  • Dermatitis alérgica 
  • Dificultad para respirar
  • Marca transversa en la nariz producida por rasgado.

En algunos casos graves, las alergias pueden desencadenar una reacción que puede poner en riesgo la vida, la cual se conoce como «anafilaxia».

Aquí el sistema inmune cree que son enemigos algunos productos que se encuentran flotando en nuestro ambiente, precisamente los ácaros que están en el polvo de la casa, los pólenes de algunas plantas, las esporas a modo de polen que elimina el moho de las filtraciones y la caspa de animales como perros y gatos.

Estos aeroalérgenos quedan pegados en la nariz (que es un filtro) y ésta va a responder con los síntomas que produciría un resfrío ¡señal de alarma! Se activa el picor intenso en la nariz, el mecanismo para eliminar al enemigo, comenzamos a estornudar y producir mucho, mucho moco y finalmente inflamación: congestión por estar hinchado y nariz obstruida (estar tupido).

¿Cómo se diagnostican?

Primero se pregunta si hay familiares cercanos con alergia: ¡la alergia se hereda!, segundo sobre los síntomas que se tiene y se ponen en contexto con exposición a determinado alérgeno, y tercero se examinan todos los órganos que podrían estar afectados (ya conocen con lo desarrollado arriba lo que se busca). Si la sospecha es alta se pueden hacer exámenes para buscar signos de alergia como raspados y test cutáneo. 

Estas pruebas se pueden realizar ya sea en sangre (el inmunocap) o en piel, las pruebas de punción se desarrollarán después. Además, en algunos casos, se puede hacer una prueba de provocación o de reto, administrando de manera calculada y paulatina el alérgeno al paciente para ver si este le produce síntomas de alergia.

¿Cómo se pueden tratar las alergias?

Peñafiel afirma que dependerá del tipo, gravedad y edad de la alergia. Las alergias por aeroalergenos: oculares, nasales y el asma mejorarán primero saneando el ambiente, es decir quitando las fuentes de polvo de ácaro de la casa, controlando y quitando el moho, las filtraciones, evitando en contacto con animales que produzcan la alergia en primer lugar. Las aspiradoras inalámbricas y humidificadores deben convertise en tus mejores amigos. 

Se deberá además “limpiar el filtro” a nivel ocular con lágrimas artificiales y nasal, con aseos nasales de  agua salada, también utilizar medicamentos para bajar la inflamación ya sea en gotas oculares en los ojos, spray nasal en la nariz o bombita para el pulmón.

¿Cuál es el mejor tratamiento que existe en la actualidad?

La inmunoterapia, llamada coloquialmente “vacuna de las alergias”. El doctor Iván nos reveló que consiste en reprogramar al sistema inmune de las alergias: éste, de manera equivocada y exagerada se activa frente a sustancias del ambiente que en realidad no son peligrosas: los ácaros, pólenes, caspa (más que los pelos) de animales y los mohos.

La inmunoterapia es una terapia efectiva, “hecha a medida” para cada paciente según la intensidad de sus síntomas .

Iván Peñafiel

Esta reprogramación también llamada desensibilización consiste en burlar el sistema inmune, administrando dosis pequeñas de los aeroalérgenos, de manera progresiva, ya sea mediante gotas orales diarias (inmunoterapia sublingual) o de manera más efectiva, mediante la inyección debajo de la piel (inmunoterapia subcutánea) de extractos de alérgenos primero de manera semanal y luego mensual, por un período que varía entre 3 a 5 años.

Este tiempo prolongado se debe a que, para evitar que el cuerpo haga síntomas de alergia grandes con la inmunoterapia, debe recibir los extractos de manera progresiva lenta para al mismo tiempo desarrollar memoria y al final del período de “vacuna” mejorar de manera sustancial (80 a 100%) los síntomas de estos tipos de alergia, de manera duradera.

Así que ya sabes, la inmunoterapia puede ser la salida que tanto buscas, esa que puede devolverte tu calidad de vida y mejorar tu sistema inmune.

Te puede interesar

Me diagnosticaron endometriosis, ¿y ahora qué?

Hablemos de fertilidad e infertilidad

Sigue estas cuentas para llevar una vida más saludable

Síguenos en @Revestidamag

Sin categoría

Bebés prematuros, más saludables en la adolescencia

Por Revestida

  • 9 junio, 2013
  • 4 MINS READ
  • COMPARTIR

Según publica Neomundo, una investigación realizada en la Universidad Case Western Reserve de Estados Unidos concluyó que los bebés prematuros al llegar a la etapa de la adolescencia no tienen mayor riesgo de contraer enfermedades que los bebés que nacen a los nueve meses. Sin embargo, aclararon que  el asma y la obesidad son dos situaciones particulares que conviene tener en cuenta para evitar complicaciones en aquellos que hayan nacido con bajo peso.

f1c34846_o

Bebés prematuros

Los nacimientos prematuros ocurren en alrededor del 8%  al 10% de los embarazos. Ocurren cuando el parto tiene lugar antes de la semana 37 de gestación. Como el bebé sale anticipadamente del útero, algunos órganos pueden no estar bien formados y por tanto,  generar un problema de salud.



Estudio a largo plazo

Los autores trabajaron con bebés que nacieron con muy bajo peso. Explicaron que en edad escolar estos chicos suelen tener más problemas crónicos de salud que los chicos que tuvieron un peso normal, pero su investigación apuntó a dilucidar si esta situación se prolonga en la adolescencia.

Y, para alegría de los padres y los pequeños, resulta que entre los 8 y 14 años de edad las afecciones crónicas de salud no son distintos que para los que fueron bebés de peso normal o muy bajo.

La obesidad sí marcó una diferencia ya que la tasa de esta patología subió del 12% a los 8 años al 19% a los 14, mientras que en los chicos de peso normal la tasa se mantuvo estable. El asma marcó otra particularidad, ya que los chicos de 8 a 14 años que nacieron prematuramente la sufren con una tasa del 23% en ambas edades mientras que esta cifra sube del 8%  al 17% en los jóvenes con un peso normal al nacer.

Recomendaciones

Los autores concluyeron que sus resultados son importantes para los chicos que nacieron con bajo peso, ya que esta condición “puede ser considerada un factor de riesgo para patologías crónicas que requieren un cuidado más cercano durante la adolescencia. Los chicos con bajo peso al nacer que sufren asma u obesidad deberían recibir intervenciones como programas para la prevención del tabaco y el fomento del ejercicio con el fin de reducir las consecuencias de estas condiciones”.

Fuente: Neomundo.com.ar



© 2022 REVESTIDA.COM All rights reserved