Conmigo

Probé una agenda para organizar el caos de mi vida ¿Funcionó?

  • 31 enero, 2020
  • 10 MINS READ
  • COMPARTIR

El “debes anotar las cosas para que no se te olviden” de Ara (co-worker), es proporcional al “te lo dije” de las madres, así que estratégicamente me retó a probar una agenda y a escribir respecto al tema. Aquí vamos…

Mi vida es relativamente normal, (dentro de los parámetros de alguien que trabaja y estudia), pero de ahí a “liarme” y olvidar algo, o todo, es tan fácil como divagar o disociar durante una conversación insípida. Por esa razón me pareció interesante utilizarla y sentirme “profesionalmente adulto”.

¿Lo más difícil? Encontrar “la agenda”

Soy culpable de pensar que las agendas son para personas olvidadizas (lo soy, aceptar algo es el primer paso para trabajar y superar un problema), y por eso nunca antes me había atrevido a comprar una.

Una conversación normal, dos días regulares distantes entre sí…




– Joan, ¿Anotaste lo que te dije?
– … no se me olvidará. Está bien.


Varias semanas después


– Joan… pero yo te dije X cosa…
-¿eh?… ¿Cuándo?

Además de lo anterior, como alguien que no le gusta caminar con más de lo necesario en la mochila, (cuadernos, libros sin terminar de leer, cuadernillo de dibujo, etc.) agregar una pequeña libreta no resultaba tentador. Lo más difícil fue encontrar “esa” libreta en la que concuerde tamaño, diseño y ese “atractivo” que no me haga abandonarla a las pocas semanas.

Preferiría andar sin mochila, que quede claro…

Tras la búsqueda de la libreta ideal: ¿Por qué agrego este apartado? Porque si vas a tener que usar algo todos los días, la cualidad mínima que debe tener es que te guste visualmente.

Pero adivina qué… Hay miles de diseños distintos de agendas, y no me refiero a la portada (que es muy importante). Están las que se limitan a tener el calendario del mes, luego por semana, memo y free note o para dibujo. Esta es la que tengo, debo ir despacio.

Agenda de Hello Art RD

Pero también están las que tienen frases motivacionales, las que incluyen mapas de sueños, post it, marcadores de página, stickers, espacio para diario, literalmente calendario de varios años, diferencia de horarios (ni idea para qué), santoral alfabetizado, gastos y un mundo con sus propios problemas ahí adentro.

Puedo entender la utilidad del apartado del diario, de acuerdo a los resultados de unos experimentos llevados a cabo en la Universidad de Texas en Austin, concluyeron que escribir de forma expresiva, entre muchas otras cosas, nos ayuda a recuperarnos de hechos traumáticos, ademas de que alivia el estrés y la depresión. Esa parte la entiendo, pero ¿un  santoral alfabetizado?

En fin ¿Me sirve?

Simple, toda esta lectura se resume en: .

Poder visualizar mi mes de un vistazo me ayuda a tener claro cuáles son mis prioridades, qué debo tener pendiente (obviamente) y qué cosas, eventualmente, postergué.

En una publicación de la revista de investigación 3 ciencias que hablan acerca de “Gestion del tiempo”, explican y aconsejan que los viernes se complete la programación de la semana siguiente, y el lunes sea lo primero que revisemos. Se pueden dedicar cinco minutos diarios para repasar y optimizar la agenda, señalan.

Otra de las particularidades de mi agenda es el área de la semana de un vistazo, que me ayudó, al menos, a saber qué debía trabajar. Mi realidad aquí fue otra porque cada día trae sus “cosas” que no permitieron hacer lo que tenía pendiente. Pero ahí vamos…

El apartado de memo me permite tener mis apuntes del trabajo y universidad a la mano sin que se me pierdan como me pasa con las miles de notas en el celular, también puedo ubicarlas más rápidamente y aún mejor, me ayuda a depender menos de la tecnología. Un brindis por mí.

Free note ha sido la desafortunada que aún no utilizo, pero me la encuentro muy útil para los días en los que quiera hacer bocetos y no tenga mi libreta de dibujo.  Es funcional para las personas que deseen mejorar sus habilidades artísticas. Al ser la agenda algo personal, no es algo que alguien más verá y puedes darte la libertad de rayar cuanto quieras.

¿La seguiré usando tras este artículo? Bueno, mientras escribía esto recordé pendientes que tenía y los anoté en ella, además de eso, en la oficina siempre la tengo a la mano para anotar cualquier detalle.

Es una buena señal ¿no?

Te puede interesar:

Si te interesa una libreta igual a la mía, puedes pasarte por @HelloArtRD bajo tu responsabilidad. Duré más de 45 minutos tratando de escoger por la gran variedad que tienen. Mi tarjeta corrió peligro. También te puede interesar dar una ojeada a estas agendas que debes probar este año.

Agendas que amarás para organizar tu 2020

Moda

Las mejores opciones para tu look de graduación

  • 3 septiembre, 2019
  • 13 MINS READ
  • COMPARTIR

Graduarse de la universidad es uno de los momentos más felices de la vida. Solo tú sabes lo mucho que te costó alcanzar esa meta profesional y ahora es tiempo de celebrar y recoger los frutos. Una ocasión tan especial requiere  que tu look de graduación sea igual de memorable.

Aquí te dejamos las pautas para elegir de una forma adecuada lo que usarás en la ceremonia de tu graduación. 

Los mejores colores para tu look de graduación

En esta ocasión lo mejor es llevar un tono que te siente bien según tu codificación de colores.  Si por ejemplo sabes que el verde resalta tus ojos, apuesta por él.

Los colores más usados son aquellos que son favorecedores universalmente o combinan de alguna forma con los colores de la universidad. 



 

Las mejores opciones para tu look de graduación

Si de repente no te gradúas, pero sí tienes que asistir a una graduación, lee aquí:

Qué vestimenta usar para cada ocasión

Si quieres usar pantalón

Las mejores opciones para tu look de graduación: pantalones

Usar pantalones no solo es una opción un poco atrevida, también es inteligente.

Si decides comprar unos nuevos, tienen la ventaja de que te permiten usarlos de múltiples formas.

Los mejores para esta ocasión son los cortes rectos y palazzo preferiblemente del color de la toga para crear una buena armonía. Ojo, los jumpsuits también se rigen por los mismos parámetros. 

Por qué no optas por un jumpsuit para tu graduación

Los zapatos estrella

Aunque no lo veas así, los zapatos son la estrella de tu outfit. ¿Por qué? Bueno, casi todo tu atuendo estará cubierto por la toga y la atención se centrará en tu cara y pies. 

El maquillaje perfecto

Cuando se trata de maquillaje para este tipo de eventos, menos es más. Unos ojos bien definidos y piel natural es suficiente para armonizar con tu look de graduación.

Si vas a realizarte el maquillaje tu misma, recuerda utilizar primer, setting spray y productos de larga duración para permanezca intacto durante todo el día.

Los accesorios

Al tener tantos accesorios en la parte superior de tu cuerpo, lo ideal es evitar accesorios de gran tamaño. Sin importar cuál sea tu elección, recuerda que no deben de competir con el birrete y la esclavina. Te recomiendo usar accesorios en colores neutrales, y si decides tener un toque de color procura que el tamaño sea pequeño.

Los peinados perfectos para la graduación

Hora de cambiar un poco la apariencia de tus últimos cuatro años.

Las ondas en el pelo son una de las favoritas de muchas. Si tu vestido tiene un cuello halter, la mejor opción es un recogido.

También, si te atreves, puedes darte el cambio de color de cabello que siempre deseaste, pero procura hacerlo al menos una semana antes de la graduación para que puedas acostumbrarte al nuevo look y realizar cualquier ajuste necesario.

Los grandes ‘NO’

  • Llevar demasiado volumen en la parte del cuello y hombros. Esto impide que la toga caiga de una forma lisa. Además, puede hacerte sentir muy incómoda.
  • Zapatos de brillo o muy llamativos.
  • Estampados de gran tamaño. 
  • Combinar tu maquillaje con el color de la esclavina.
  • Accesorios muy llamativos.

Síguenos en @Revestidamag.

Moda

Back to school look

  • 24 septiembre, 2016
  • 6 MINS READ
  • COMPARTIR

pretty-little-liars fuente:web

Septiembre significa regreso a clases, y muchas universitarias se rompen la cabeza porque no saben qué se pondrían. Los outfits deben mezclar la comodidad, el estilo, y por supuesto, las tendencias. Es por esto que en Revestida hemos creados varios looks que te podrían ayudar para tú primer día de clase.

Love the sporty

 



 

Outfit1

Hay que decirlo, el sporty look ha venido a salvarnos la vida a todas las chicas. Nos vemos con estilo y estamos todo terreno. Unos tenis blancos pueden convertirse en tu salvavidas, sobre todo si estás en la universidad, donde a veces tienes que literalmente correr de una clase a otra. El vestido camisero a rayas nunca pasa de moda, y más si tiene uno de los colores del año: el serenity. Y como todo es de mezclar, le agregamos una mochila de color rosa cuarzo.

Esencia militar

Outfit2

Hay quienes aman los tacos, aunque tengan que durar todo el día con ellos. Para esas chicas que “antes muerta que sencilla” tenemos esta opción. Zapatillas de plataforma en color camel, en contraste con una cartera dorada (donde sabemos que cabrá todo lo necesario de tu día a día universitario). Unos boyfriend jeans siempre son una buena elección, y para darle una esencia militar un t-shirt verde. Y como ya te habíamos sugerido que le des una oportunidad a las gorras, aquí te la incluimos en este look

Comfy

outfit3

Así como hay quienes prefieren lucir bien antes que estar cómodas, hay otras que prefieren la comodidad ante todo. Para ellas tenemos estas balerinas negras, en combinación con esta mochila negra. Las faldas con botones en frente son una de las tendencias más fuertes, y por supuesto con una blusa off the shoulder. 

Classic style

outfit4

La camisa blanca es un básico, todas debemos tener una de que sea de buena calidad. Llevarla con un skinny jean azul, un par de converse blancos, labios y uñas rosa pálida, te hará lucir fresca. Y claro está, a lo clásico hay que agregarle algo nuevo, y para eso tenemos la cartera azul serenity.  

Ya no digas que no tienes nada qué ponerte, porque te hemos dado algunas sugerencias para que realices tus mezclas con lo que tienes en tu clóset. 

Síguenos en las redes @RevestidaMag.

Bienestar

¿Vale la pena hacer una maestría en el exterior?

  • 1 octubre, 2013
  • 3 MINS READ
  • COMPARTIR

maestria2

Según estadísticas del Banco Central, la tasa de desempleo en República Dominicana es de un 14.3%. Esto no excluye a profesionales dominicanos, quienes una vez graduados de la universidad y preparados para embarcarse en la siguiente etapa, se encuentran con que el mercadeo de empleo está copado, o manejado por el tráfico de influencias.

Eliset Rodríguez, recién graduada de una maestría en Administración en universidad de Estados Unidos, admite que es difícil encontrar empleo en su área con el sueldo que su preparación amerita. “No soy la única”, agrega, “muchos de los que volvieron conmigo luego de terminar su maestría están en la misma situación.” Es como si no hubiese espacio en la economía para quienes quieren hacer un buen trabajo.

Combinado con las complicaciones del sistema estatal de becas para maestrías al extranjero, o la inversión que implica en caso de no optar por una educación subsidiada, el panorama no luce bien para la educación superior más allá de la licenciatura. Aunque se aprecia el valor de esta titulación, muchos se cuestionan si vale la pena a largo plazo.



Para Rodríguez, la experiencia académica que se obtiene es tan importante como la titulación. “Conocimiento y experiencia van de la mano”, aclara. Para ella, hay que determinar primero lo hasta dónde se quiere llegar como profesional y luego saber qué oportunidades decidirás aprovechar.

John Green, autor estadounidense de novelas para jóvenes adultos (“Bajo la misma estrella”) y videoblogger, aporta una perspectiva interesante al tema, propone que las cosas que valen la pena no se miden sólo por la retribución económica, sino por la oportunidad que ofrecen de maximizar tu nivel de satisfacción tanto profesional como personalmente.



© 2023 REVESTIDA.COM All rights reserved