Actualidad

Proyectos que cambian vidas: She is the Universe

  • 11 octubre, 2021
  • 9 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo. Apoyo, una palabra sustancial para la materialización de nuestros sueños. Esto es lo que She is the Universe (Ella es el universo) ofrece a las chicas que quieren ver sus sueños hechos realidad.

A través del empoderamiento este proyecto impulsa a las niñas a no perder la fe y a nunca limitarse en el logro de sus metas, dándoles la oportunidad de convertirse en líderes capaces de hacer cambios en sus comunidades e influenciar a otras personas con sus historias.

En el marco del  Día Internacional de la Niña entrevistamos a Laura Peña, creadora She is the Universe, quién nos cuenta sobre este proyecto que busca inspira y transforma vidas. 

-¿Cómo nace She is the Universe?

LP:  empecé con la idea en el 2016 y  no entendía por qué en el mundo no había más mujeres líderes. Comprendí que necesitábamos un balance, tener también mujeres tomando las decisiones que nos afectan a todos. Investigué sobre el por qué nosotras las mujeres abandonamos nuestros sueños. Eso me llevó a un estudio publicado en The New York Times, donde descubrí que el 30% de las niñas en su etapa adolescente pierden la confianza. Esta frustración de porqué no hay más mujeres líderes fue lo que me hizo empezar con esto. 



-Entonces, concretamente, compártenos ¿En qué consiste She is the Universe?

LP: She is the Universe es un proyecto para empoderar a niñas alrededor del mundo. Empezó como un proyecto de entrevistas. Yo salí al mundo con la intención de entrevistar chicas de cada continente. Hacía preguntas como cuáles son tus sueños y qué necesitas del mundo para llegar a donde quieres.

Mi objetivo inicial era entrevistar a 111 niñas, pero cuando llegó la pandemia empecé a trabajar con un grupo de personas e iniciamos un círculo de chicas en línea; aprovechando el boom del Zoom y todo el mundo está solo en casa. Esto lo estuvimos haciendo como un año y medio, recientemente nos establecimos como una fundación y tenemos posibilidades de apoyarlas más. 

Todos necesitamos apoyo. Decirles a las chicas «tú puedes», recordarles que estás ahí, «yo creo en ti». Esto no es solamente de ellas, también es de los adultos, todos necesitamos apoyo. Para poder avanzar yo necesito que alguien este ahí y me recuerde: «tú puedes hacerlo». A veces ese apoyo lo damos por sentado, pero muchas chicas alrededor del mundo no tienen eso, sino que las limitan por ser niñas. 

Laura Peña

-¿Dónde se desarrolla She is the Universe y a cuántas niñas beneficia?

LP: de ser un objetivo personal ahora ha pasado a ser un proyecto en el que están involucradas muchas personas. Tenemos chicas adolescentes de 26 países, entre ellos República Dominicana, Bolivia, Australia, Nueva Zelanda, Filipinas, España, Portugal, Brasil, Perú, EE. UU, Zimbabue. Con este proyecto se han beneficiado cientos de chicas. 

-¿Cómo crees que ha impactado la vida de los actores involucrados?

LP: De muchísimas formas. El verdadero impacto está en las chicas tomando acciones en sus sueños. Ahora tienen más participación, la mayoría de las cosas que nosotros hacemos las chicas las dirigen. Muchas de ellas han podido tomar acciones sobre cosas que quieren hacer, la mayoría tienen que ver con ayudar a su comunidad.

Tenemos cinco chicas que están yendo a la universidad apoyadas por el proyecto. Hay una que está apoyando a otras con un proyecto de productos sanitarios para cuando está en su período, porque en su país esto es un estigma todavía.

Tenemos otra chica en Brasil que está haciendo una biblioteca ambulante para chicos que no tienen acceso a bibliotecas. Esa es la idea, que las chicas estén tomando acciones en sus sueños. 

-Nos puedes compartir un testimonio de una chica que se te haya acercado y te dijera “yo tengo un antes y un después gracias a este proyecto”.

LP: Hubo una chica que asistió a uno de nuestros eventos «Chicas cambiando al mundo», que por cierto tenemos uno el 6 de noviembre. En este evento tratamos diversos temas que a las chicas les interesan. Entonces, esta chica vino al primer encuentro y quedó fascinada con las historias de las demás.

Para el próximo evento ella ya había empezado varios clubes en su colegio sobre medio ambiente. En el reciente evento, fue una de las expositoras y fue super lindo verla pasar de ser alguien que quiere hacer una diferencia a ser alguien que está inspirando a otras chicas.

-¿Y de qué forma podemos apoyar el proyecto?

LP: Pueden hacerlo a través de los Dream Catchers o Atrapa Sueños, que son personas que quieren apoyar los sueños de estas chicas, puede ser local o en otros países y que tengan sueños con los que te conectes. Tenemos una página en el que las personas pueden donarnos: She is the universe.org. Pero a veces el verdadero aporte es buscar chicas a tu alrededor y preguntarles cuál es tu sueño, cómo te puedo apoyar. También, siempre estamos necesitando mentores, hay chicas que quieren ser médicos, profesoras, entonces las conectamos con personas que ya están haciendo eso.  

 

Te puede interesar 

¿Te valoras?

Síguenos en @Revestidamag

Conmigo

Cómo hacer un “visión board”

  • 2 marzo, 2017
  • 6 MINS READ
  • COMPARTIR

 

Probablemente te estarás preguntando ¿Qué es un vision board?

En español se le dice  tablero de visión, también conocido como el mapa del tesoro o el mapa de los sueños. Es un esquema donde plasmamos nuestras metas y sueños con imágenes, afirmaciones y fotografías que nos sirven de motivación para llevarlas a cabo de forma ordenada y eficiente.



Te invito a seguir una serie de pasos que te ayudarán a crear tu «visual board».

Paso 1. Metas.

La mayoría de las veces cuando alguien nos pregunta cúales son nuestras metas, tardamos tiempo en responder ya que no tenemos claro que queremos en la vida cuando en realidad lo mejor sería responder al instante sintiéndonos seguras de como nos visualizamos.

Siéntate unos minutos a reflexionar sobre tus metas, hacerte preguntas generales te puede ayudar, por ejemplo:

¿A dónde quieres llegar a nivel laboral? ¿Qué necesitas para lograrlo? Preparación, capacitaciones, entrenamientos…

¿Cuáles son tus metas personales? Familia, matrimonio, amistades, noviazgo…

¿Qué te hace falta para ser feliz? Pasa tiempos, entretenimientos, viajes…

Paso 2. Tema.

Elige uno o diferentes temas para tu tablero, puedes hacer varios o enfocarte en uno solo. Por ejemplo, si ya tienes tus metas a nivel personal pero deseas darle un giro a tu vida profesional entonces puedes dirigirte al tema laboral de una manera más específica.

Paso 3. Creación del tablero.

Elige el aspecto que quieres que tenga tu visual board: tamaño, colores, estilo, etc. Ya sea que lo quieras físico o en formato electrónico para tu ordenador.

Si decides hacerlo físico puedes utilizar materiales como cartón, cartulina, pizarrón, tablero de corcho, foami, pegamento, chinches y cualquier otro material que creas necesitar.

Paso 4. Recopilación de contenido.

Busca las imágenes motivadoras que te inspiren y se relacionen con tus metas y sueños, estas puedes encontrarlas en internet, revistas y periódicos. 

Las frase motivadoras tampoco deben faltar, elige frases fuertes que te sacudan cada vez que las repites y que se conviertan en tu mantra recordándote que puedes lograr todo lo que te propongas. Como dijo Ludwig Van Beethoven: “Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo, y acabarás lográndolo”

Paso 5. Ármalo

Ya  determinadas las metas, recopiladas todas las fotos y frases es hora de armar tu tablero de forma creativa y adaptado a tu personalidad en el orden en que quieres ir cumpliendo tus más fervientes sueños y aspiraciones.

Paso 6. Ubicación.

 

Finalmente, coloca el tablero en un lugar donde puedas echarle un vistazo todos los días. Esto te servirá para recordar diariamente lo que quieres lograr.

Es tu turno de crear tu vision board y compartir tu experiencia con los demás. Si necesitas motivación puedes ver la película  «El Secreto» de Boixnet y leer libros como «Una vida sin límites» de Nic Mujicic, «¿Quién se ha llevado mi queso?» de Spencer Johnson o «El rinoceronte» de Scott Alexander.

¿Te motivas a conocer tus metas y a plantearte lo que harás para lograrlas?

Síguenos en @Revestidamag.

EnPositivo

¡No te conformes!

  • 21 marzo, 2014
  • 3 MINS READ
  • COMPARTIR

bienestarQuiero invitarte a trabajar en tu «Bienestar»; «Bien» – «Estar».  Que no es más que lograr sentirnos cómodos con nuestra vida y lo que somos, suscitando un equilibrio vital que nos permita lograr recuperar o descubrir nuestro norte, nuestro camino… Ese que nos lleva a la satisfacción, al gozo auténtico de ser quien se es.  Ahí te das cuenta que a la ‘comodidad’ a la que me refiero no es de resignación sino de auténtica valoración, camino y acción.

Para eso, es necesario hacer una pausa para encontrarnos con la realidad que vivimos pero de cara a la que estamos llamados a vivir.  Es fundamental, sacar ese tiempo donde se callan las voces y se escucha el silencio interior que nos habla de lo que nos está haciendo falta para sentirnos más vivos, más auténticos, más plenos.

Se necesita además darnos el permiso de rescatar sueños que hemos puesto a dormir por falta de «tiempo», insertar esas pequeñas cosas que van haciendo la vida más grande.  De esa manera le vamos poniendo entusiasmo y corazón a la vida y  la replanteamos como un proyecto en el que vale la pena pensar,  enfocarse y accionar.

Si queremos hablar de Bienestar tenemos que estar dispuestos a querer ser mejores, vivir más plenamente y ser felices.  Sí, la felicidad no es una utopía ni se refiere a vidas perfectas.  No, se trata sencillamente de ser protagonistas y no espectadores, de ser caminantes en vez de camino.  De ser amantes, sí, amantes de lo que tenemos, lo que añoramos y disfrutarlo con alegría.



El Bienestar es sentir que nuestra vida es nuestra casa, nuestro corazón el hogar y que nos sentimos cómodos, relajados, felices y agradecidos en ella.

No te conformes con menos… Mereces más, mereces y puedes vivir y conquistar tu «BIENESTAR».  Anímate!

Conmigo

Mi pasión o mi pensión

  • 24 septiembre, 2013
  • 4 MINS READ
  • COMPARTIR

peqdreamsA la consciencia le gustan mucho las historias de éxito. Historias de personas que logran sus objetivos aún cuando las probabilidades están en su contra, de animales sin extremidades que cuidan a sus dueños, de gente que sobrevive a accidentes trágicos y de gente que renuncia a su trabajo para perseguir sus sueños.

A veces hacen falta esas historias, sirven de inspiración a quienes necesitan un último empujón para lograr algo grandioso. A veces también hacen daño. Distorsionan la percepción de aquellos cuyas dudas radican en inseguridades e incertidumbre sobre el futuro y confunden sobre la cantidad real de personas que verdaderamente consiguen logran sus sueños poco convencionales.

Pensemos en la industria del entretenimiento: según datos del gremio de actores de Estados Unidos (SAG), la tasa de desempleo de los actores que pertenecen al sindicato es de 85%. Las cifras son iguales en otros aspectos del mundo del cine, en la industria de la música o el Internet.

Con tanta competencia y tantas personas compartiendo las mismas ambiciones es casi imposible lograr el éxito. Entonces, ¿no deberías tener sueños? ¿No deberías perseguirlos? ¿Hay que resignarse a un trabajo que no te haga feliz pero que sea suficiente para vivir?



No necesariamente (a menos que tener suficiente para vivir sea lo que satisfaga). Lo que hay que saber es hacerse las preguntas correctas. No medir tu éxito con la misma vara de los demás, sino de acuerdo a si estás haciendo lo que verdaderamente te satisface (sea lo que sea que eso signifique). Lo que hay que saber es que quien está a cargo de sus decisiones, quien sabe lo que le conviene; es una/o mismo/a.

Si quieres empezar un blog de zapatos de papel, pero te sientes tranquila manteniendo un trabajo fijo al mismo tiempo mientras mantienes el blog, esa es tu decisión. Si decides lanzarte sin paracaídas, debes hacerte responsable del salto. Y debes asegurarte de que no lastimarás a nadie si caes.

Es cierto que muchos lo logran. Para Hiranya Fernando, fundadora de Lumiere, una agencia de servicios de entrenamiento profesional, quienes lo logran persiguen sus sueños a pesar de sus circunstancias. Quienes lo logran, no tienen opción, tengan un plan B como respaldo o no, porque su dedicación, su pasión no es condicional.

Quienes lo logran, no sueñan; hacen.



© 2023 REVESTIDA.COM All rights reserved