Actualidad

Aprende un idioma con éxito desde casa

  • 28 mayo, 2020
  • 13 MINS READ
  • COMPARTIR

La llegada del Covid-19 ha sido un fenómeno más que nos demuestra que nuestra presencia quizá ya no sea tan necesaria gracias a la tecnología. Si te interesa aprender un idioma nuevo en estos días de aislamiento social, te cuento que puede ser más fácil de lo que imagínas siempre y cuando te disciplines para ello.

Aprender un idioma nuevo puede que nos sea difícil por dos razones, la primera, no tener motivación suficiente y la segunda y muy importante, no estar recibiendo un método de aprendizaje que te favorezca. Todos somos diferentes, tenemos un ritmo distinto de aprendizaje propio y nuestra forma de digerir la información nueva es diferente por igual. Ir a la academia más costosa no te servirá si no tomas en cuenta los puntos anteriores.

El doctor Ping Li, profesor de psicología y lingüística de la Pennsylvania State University, explica que para llegar a adquirir un conocimiento pleno de un idioma es necesario aprender:

  • Las palabras (léxico)
  • El sistema de sonido (fonología)
  • La escritura (ortografía)
  • La gramática (sintaxis) 
  • Las formas de expresión (pragmática)

Pero no nos adelantemos, primero lo primero, paso por paso. Establece tu plan de aprendizaje tomando en cuenta las siguientes recomendaciones.



1. Tener claro por qué lo estás haciendo

Según el informe de Babbel, la plataforma alemana de aprendizaje de idiomas, es muy importante tener claro cual es tu motivación para aprender este nuevo idioma. Es el paso número uno, definirnos, porque sin esta motivación será más difícil comprometernos y mantener la constancia a la larga. 

Recuerda: «El éxito es simplemente la aplicación diaria de la disciplina.»

2. Descarga una aplicación de aprendizaje

Descargar una aplicación en tu celular, computadora o ipad te ayudará a iniciar. Todos necesitamos ese primer empuje y esta te puede ayudar con lo básico. 

dbe9f0

Apps: Duolingo, Babbel, Busuu, HiNative.

Aprender un nuevo idioma

Posdata: No confíes solo en tu memoria, lleva un cuaderno donde puedas anotarlo todo, hasta aquello que piensas que sea insignificante. Escribir nos ayuda a memorizar más rápido. 

3. Mira las películas en su idioma original

Babbel establece en su revista digital que idiomas distintos demandan cosas distintas de tu lengua, labios y garganta. La pronunciación es tanto física como mental. Mirar películas en su idioma original, siendo este el idioma que quieres aprender, es importante por dos razones (entre otras):

1. Puedes prestar atención a las distintas expresiones que se usan. Recuerda, la traducción de un idioma a otro no es literal, por ello, es importante entender cómo se expresan en distintas ocasiones. Que tipo de palabras o frases suelen usar.

2. Es una oportunidad para observar sus labios, cómo emiten los sonidos, sus expresiones faciales y todo lo que conlleva para ellos expresar su idioma. Tomando en cuenta que hay idiomas que poseen nuevas letras en su alfabeto, esto te ayudará a lograr una pronunciación con mayor fluidez.

4. Escucha podcasts

Los podcasts son una plataforma de audio digital interesante ya que las personas exponen ideas, pensamientos y abren debates los unos con los otros.  Es una opción grandiosa si te interesa aprender un nuevo idioma ya que a través de este medio puedes escuchar las distintas expresiones desde un punto de vista natural. Es un plus ya que a diferencia de las películas no existe la actuación y a diferencia de las apps no hay un plan de aprendizaje. Se trata sencillamente de personas expresándose en su lengua materna.

«Si no puedes observar e imitar a hablantes nativos en vivo, ver películas extranjeras o televisión en versión original y escuchar pidcasts puede ser un buen sustituto.» – Babbel

5. Canal de youtube

Imposible dejar atrás o restarle importancia a la gramática. Puedes complementar tus estudios con un canal de youtube ya que de estos existen muchos que enseñan y dan tips sobre la gramática, pronunciaciones y demás. Ojo, encuentra un tipo de aprendizaje que se ajuste a ti. No intentes encajar en algo que no cuadra contigo, busca lo suficiente hasta encontrar a una persona que llene tus expectativas y lleve tu ritmo.

La ventaja de esto a diferencia de tener un solo profesor es que puedes escuchar a distintas personas, esto es sinónino de distintos puntos de vista.

Aprender un nuevo idioma

6. Lee un libro

Los libros pueden ser un refuerzo para la parte audiovisual. La lectura de un idioma es importante ya que nos ayuda a comprender la escritura, los acentos y/o el uso de un nuevo alfabeto, de ser el caso. Para aprender un idioma en su plenitud es importante que entiendas el uso de sus distintos elementos. 

Acompaña la lectura de un diccionario, o si es más cómodo, un traductor virtual. Cada vez que veas una palabra desconocida busca su significado y si puedes ir anotandolas mucho mejor. 

7. Sal de tu zona de confort

Practicar el habla es esencial y para ello necesitas salir de tu zona de confort, perder el miedo. Todo se trata de volver a la niñez, como si estuvieras aprendiendo a hablar por primera vez. Es importante que cuestiones todo, preguntes y no te quedes con las dudas porque como dicen, «preguntando se llega a Roma». Si tienes un amigo, un pariente o un conocido que domine el idioma sería genial si pudieras practicar con esa persona, si es nativo, mucho mejor. 

Aprender un nuevo idioma
Ilustración: sancocho.net

«Mucha gente no progresa si no abre la boca. Si no estás dispuesto a poner en riesgo tu identidad, el progreso será más lento» Michael Geisler, vicepresidente de una escuela de idiomas en EE.UU.

8. Crea un diario

Luego de mucha practica, de leer, escuchar, hablar y escribir una gran recomendación es llevar un diario. Con este paso ya no se trata de escribir lo que lees, se trata de escribir lo que piensas, poner tu cerebro a maquinar. Puedes hablar de tus rutinas en cuarentena, puedes hablar de tus metas del próximo año, puedes hablar de cómo te has sentido durante el aislamiento social. Exprésate con la mayor naturalidad posible, a medida que no sepas expresar una palabra y la busques en el diccionario irás ampliando tu vocabulario. 

Te puede interesar:

Bienestar

Relaciones amorosas en tiempos de Covid-19

  • 13 mayo, 2020
  • 10 MINS READ
  • COMPARTIR

En momentos de incertidumbre y ansiedad, sobre todo si hablamos de una circunstancia atípica, la convivencia con nuestra pareja puede verse afectada. Contactamos a la psicóloga Karla Veras, especializada en terapia individual y de pareja, y nos contó sobre las relaciones durante el Covid-19.

Cuando hablamos de las relaciones amorosas las personas tienden a generalizar y pensar que las mismas llevan un cierto tipo de patrón. Aunque en cierto nivel es verídico que se pueden reconocer ciertos patrones, hay que recordar que las relaciones están formadas por individuos y todos somos diferentes, por ende, nuestras relaciones van a ser diferentes.

Por lo general en los estudios de psicología y sociología tratamos de agrupar a los tipos de pareja para tratar de comprenderlas, sin embargo no hay una pareja que se parezca a la otra a un cien por ciento.

Aunque nos podemos basar en informaciones que hemos recopilado a través de los años sobre cómo interactúan las parejas bajo ciertas circunstancias, no nos podemos abrazar a ellas porque la realidad es que esta situación es totalmente nueva.



Cosas que podemos considerar que pueden afectar las relaciones en esta circunstancia

En caso de vivir con tu pareja, puede afectar de cierto modo la interacción constante. Por el otro lado las personas que no viven juntas o que por una razón u otra se tuvieron que mantener en lugares distintos durante este proceso también es algo que afecta.

¿Cuál es la base de esto?

Lo primordial es el cambio de rutina. Aunque es algo a lo que técnicamente nos podemos adaptar, hay un duelo en ese proceso.

Si somos el tipo de pareja que lo hacía todo junto, tomábamos las vacaciones del trabajo juntos, viajábamos juntos, compartíamos muchos momentos y en este período que de por sí es una situación de mucha incertidumbre, nos vemos separados, muchas emociones salen a flote.

«El problema no es sentir las emociones, el problema es saber cómo afrontarlas.»

Muchas de las emociones que pueden surgir son frustración, ira, ansiedad y miedo. Al ser emociones «negativas» entre comillas, son las que experimentamos de manera menos gratificante. Por lo general son las que tienden a crear un impacto no favorable al desarrollo de la relación.

Si estamos en un intercambio relacional con otra persona y tenemos toda esta gaveta de emociones negativas que salen y se disparan de distintas formas, y nuestra pareja se frustra con nosotros, esto no quiere decir que la pareja no sabe convivir sino que la situacion de crisis está sacando su respuesta de crisis.

Nuestras respuestas de crisis son diferentes y si no las sabemos manejar pues nuestra interacción será más complicada. Si ambos responden a la crisis de la misma forma es menos probable que haya conflicto. 

¿Qué tipos de conflicto pueden salir a relucir en las relaciones?

Relaciones durante covid-19

Pueden salir a relucir conflictos de cómo enfrentamos la crisis, comparándonos. Es importante recordar que los mecanismos que salen a la luz que no son elegidos, son inconscientes. Son los que hemos creado a raíz de los traumas que hemos tenido en nuestra vida sobre todo en la primera etapa de vida hasta la adolescencia.

«Pueden salir a relucir otras cosas que ya eran debilidad de la relación pero no se sabía hasta este momento.»

Pueden existir diferentes perspectivas ante esta crisis, una persona puede pensar que hay que mantenerse conservador, y ahorrar lo más que se pueda, comer solo lo esencial y no usar el aire. Por otro lado, la otra persona que no sabe lo que está pasando pero que sí debe estar cómoda dentro de su propio hogar entonces se contradice con lo que piensa su pareja. Las personas llegan a chocar en este sentido cuando comparten los recursos del hogar como el dinero.

El estar juntos por mucho más tiempo al que estaban acostumbrados o al que están cómodos, genera conflictos si no es una pareja que está fortalecida en su identidad como relación, para que puedan seguir creciendo e interactuando de manera positiva. 

En el lado positivo…

En el lado positivo, las parejas que no tienen tanta oportunidad de convivir por circunstancias de la vida, esta es una ventaja, una buena ventana de crecimiento por si hay algo que siempre han querido aprender y lo pueden hacer juntos. 

Fuente: Glamour

Es una buena oportunidad para conocerse el uno al otro, en el caso de personas recién casadas, conocer los mecanismos de la otra persona. Entender cómo ayudar a tu pareja en ciertas situaciones.

«Si somos compañeros de vida es para hacernos compañía y parte de la compañía es el compañerismo.»

¿Qué puedes hacer por mí? y ¿Qué puedo yo hacer por ti? Hay personas que no tienen ese tipo de introspección y no pasa nada, es algo aprendido. En vez de yo esperar que mi pareja mágicamente adivine las cosas, yo puedo comunicarle lo que necesito de él/ella. Para ello necesitamos tomarnos el tiempo para conocernos y entender que necesitamos.

La recomendación de Karla Veras ante esta situación de incertidumbre es que si ustedes como pareja sienten que esta situación ha sido como una olla de presión para todos los problemas, que acudan a ayuda profesional ya que actualmente muchos terapéutas siguen a la disponibilidad de forma virtual. 

Te puede interesar:

¿Embarazada y preocupada por el coronavirus?



© 2022 REVESTIDA.COM All rights reserved