Finanzas

Reglas para mantener relaciones comerciales por WhatsApp

  • 21 junio, 2021
  • 19 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo.- Con más de 2,000 millones de usuarios, WhatsApp es la aplicación de mensajería más popular del mundo y con una gran penetración principalmente en América Latina. Entonces… ¿es WhatsApp una herramienta para vender? 

¡Sí y mil veces sí! Esta aplicación se ha convertido en un poderoso instrumento de venta y con la versión Whatsapp Business es aún más efectiva para estos fines.  

Muchas personas prefieren recibir un mensaje de texto a que se les realice una llamadapues así pueden responder el texto cuando es para ellos el mejor momento. Sin embargo, hay reglas de oro que debemos aplicar para poder generar una acción confianza por esta vía. 

Reglas para mantener relaciones comerciales a través de WhatsApp

1. TEN UNA FOTO DE PERFIL CON UNA IMAGEN PROFESIONAL

Tuve que ponerlo en mayúscula. Aquí no van fotos en bikinis, ni shorts y mucho menos un mensaje de motivación. Esto lo puedes utilizar en un perfil personal, pero no en el celular que utilizas para hacer negocios.



2. Utiliza esta vía SOLO si entiendes que el cliente se siente cómodo con que le escribas por allí

Hay personas que no les gusta utilizar WhatsApp y hay que respetarlos. Si le has escrito dos veces y no responde, no lo vuelvas hacer. Busca otra vía de contacto.

3. Hay horarios

Las personas tienen vidas, además del trabajo. Ideal que te mantengas en un horario laboral regular, de lunes a viernes, de 9 am a 6 pm, respetando las horas de almuerzo. Preferiblemente, no escribas fines de semana y si lo haces es porque así te lo ha solicitado la persona.

4. WhatsApp es para compartir informaciones puntuales

WhatsApp es para dar seguimiento o compartir informaciones puntuales, nadie te agradecerá el envío de presentaciones muy pesadas o con mucho texto. WS Business tiene la modalidad de que puedes cargar catálogos y que se vean en tu perfil. Esto puede ser una opción y que esté de parte de la otra persona descargarlo.

5. Comunica cómo llegaste al cliente

Si una tercera persona te compartió el número, haz referencia de esa persona cuando saludes al cliente para que sepa cómo obtuviste su contacto.

6. Saluda y pregunta cómo está la otra persona

No comiences a hablar sin parar si no te han respondido, esta persona puede estar de licencia o de vacaciones.

7. Mantén el nivel

Que le cliente no se sienta acorralado ni sofocado por ti. Ante todo, hay que mantener la elegancia para que te traten de la misma manera.

8. Se objetivo

Vamos al grano, nada de speech de ventas (discursos de ventas), ni guiones. Mientras más conciso y preciso seas, más rápido te van a leer y a responder.

Por último, todo lo que hables por aquí lo formalizas en un correo. Así queda constancia y se reitera lo que se acordó. Además que por esta vía puedes perder fácilmente las conversaciones y causarte un problema posterior.

Las plataformas digitales han llegado para facilitarnos la vida y obviamente debemos hacer un uso eficiente de ellas, para agilizar los cierres y hacer fluir los datos de una manera más rápida.

¿A ti qué te parecen estas reglas? ¿ Añadirías alguna otra?

Te puede interesar

El autoestima y su impacto en los negocios

Dirige tu almuerzo de negocios a la perfección

Sobre la autora:

Patricia Fernández es apasionada de los negocios egresada de la Universidad APEC, escuela de Mercadeo. Tiene amplia formación en materia de ventas y negociación. A lo largo de su carrera se ha desempeñado en multiples posiciones gerenciales, desde la administración general de tiendas retail hasta desarrollo y comercialización de productos para exportación, medios de comunicación y eventos. 

Síguenos en  @Revestidamag.

Belleza

La regla de los 60 segundos: el truco para obtener un rostro radiante

Por Revestida

  • 15 febrero, 2021
  • 4 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo.- Seguro estas cansada de comprar todo tipo de cleansers para tu cara, así como tonificadores, mascarillas desintoxicantes y cremas con propiedades clarificantes, pero ninguno te da el resultado que deseas. Lo que no sabes es que estas más cerca de lograr un cutis hermoso de lo que crees. Con la regla de los 60 segundos podrás sacar el mayor provecho de tus jabones faciales y tu rostro te lo agradecerá infinitamente.

¿Qué es la regla de los 60 segundos?

Es, como su nombre lo indica, la acción de lavar tu cara por 60 segundos seguidos con la yema de los dedos. Puede sonar extremadamente sencillo para ser cierto, o tal vez creas que un minuto es un poco largo para invertirlo en tu cara, pero los resultados son maravillosos.

Sí puedes afeitarte la cara: cómo hacerlo correctamente

Al durar un minuto completo lavándote la piel, permites que los ingredientes en tu limpiador facial funcionen y penetren tus poros, mientras se disuelven mejor los bloqueos de sebo. Tanto la textura como la uniformidad de tu piel se verán mejoradas.



Igualmente, limpiar tu cara de esta forma abre paso a que tus otros productos de belleza se desempeñen mejor, ya que se encontrarán con un canvas impecable donde no tendrán barreras de impurezas obstaculizando su misión.

Origen del #60SecondRule

La esteticista Nayamka Roberts-Smith de LABeautyologist es la precursora de este método que ha revolucionado el juego de skincare. Frecuentemente le indica a sus seguidores en Twitter que se guíen de esta regla, ya que al durar este tiempo enfocada en tu cara, permite que le prestes mas atención a lugares olvidados como el contorno de la nariz, la línea del pelo y la mandíbula.

Se ha vuelto tendencia en la plataforma virtual bajo el hashtag #60SecondRule e incluso ha subido un video a su pagina de YouTube donde muestra un tutorial de como llevar a cabo la limpieza.

¡Asume el reto!

Es importante tener en mente que no todas las pieles son iguales y que es posible que no notes un cambio drástico en tu apariencia, sin embargo la técnica tiene resultados maravillosos y sin duda le estarás haciendo un bien a tu rostro sin costo adicional.

¿Y tú, asumirás el reto?

Salud

8 reglas de oro cuando buscas mejorar tu composición física u orgánica

  • 22 julio, 2019
  • 10 MINS READ
  • COMPARTIR

Estas ocho reglas de oro para mejorar la composición física y orgánica te ayudarán a alcanzar esa meta de llevar un estilo de vida más saludable. ¡Nunca es tarde para empezar!

Con estas ocho reglas de oro podrás mejorar tu composición física y orgánica.

1. No olvides que el desafío no es físico, sino mental

Tu mente controla tu cuerpo.

Si tu mente dice que sí puedes, pues sí podrás. Entrena tu voluntad. Ten una actitud positiva para lograr eso que tanto anhelas.

De actitudes mediocres solo podemos obtener resultados mediocres. Si enfrentas el cambio de manera positiva, mejores resultados tendrás.



2. No busques tener el cuerpo de otro

Mejora el tuyo, siempre de la forma más sana.

Cada persona es distinta. Cada organismo tiene una manera particular de funcionar.

Muchas veces nos comparamos con otros que aseguramos tienen el cuerpo que anhelamos. Pero debemos recordar algo muy importante: no comparar la puesta en escena con nuestros tras bastidores.

¿Sabemos el empeño que ha puesto esa persona en mejorar su composición física? ¿A eso se dedica? ¿Cuántos años lleva manteniendo su estilo de vida? ¿Lo logró de manera sana? ¿Está sometido al tipo de vida que estoy siguiendo? ¿Cómo ha logrado superar las adversidades? ¿Lo ha logrado por medios naturales o cirugías? ¿Lo que me presenta es una realidad sostenible?

Que tu reflejo físico venga siempre como una consecuencia de un mejoramiento orgánico.

3. Date tiempo para notar los cambios

No se ven de la noche a la mañana. No te desesperes. Solo mantente enfocado y sé paciente. Es imposible, y hasta irresponsable, pretender cambiar años de desarreglos en pocos días.

Todo cambio importante requiere tiempo. Esto no solo afecta la calidad de los resultados obtenidos, también la sostenibilidad de los nuevos hábitos instaurados.

Deja de enfocarte en hacer dietas. Instaura un nuevo estilo de vida que se ajuste a tus necesidades y que sea sostenible a largo plazo.

4. No busques la perfección

¡Eso no existe! Enfócate en verte y sentirte mejor y ser más sana, siguiendo tus propios estándares.

Busca lo que funcione adecuadamente de acuerdo con tus requerimientos, exigencias de desempeño diarias y tus metas físicas y orgánicas.

5. Ve un día a la vez

Proponernos metas a corto plazo ayuda a no sentir el desafío tan grande. No te enfoques en las 50 libras totales que debes o quieres perder, sino en ser constante HOY, en cumplir con todo lo necesario HOY… y mañana solo repites.

Como le digo siempre a mis pacientes, estímulos positivos + estímulos positivos, solo puede dar resultados positivos.

A veces tardan más de lo que esperamos o quisiéramos, pero inevitablemente ocurrirán cuando lo hacemos responsablemente y nos damos el tiempo necesario.

En ocasiones ese tiempo puede verse afectado por las consecuencias de malos hábitos. ¡Sé paciente!

6. Los días pasarán así hagas o no algo por ti

Procura no desaprovecharlos para que cuando veas atrás, no sientas culpa por no poner de tu parte. Eso que buscas solo depende de ti.

20, 30 o 40 minutos de alguna actividad física siempre serán mejor que mantenernos enterrados en el sedentarismo. Prioriza realmente tus metas y entiende que, para materializarlas, debes poner de tu parte.

7. Debes ser disciplinado y constante

Es un proceso que lleva tiempo y la única persona responsable de hacer el trabajo necesario para lograrlo eres TÚ. Debes ser disciplinado y constante.

El profesional que contrates para guiarte y acompañarte en el proceso solo podrá proporcionarte las herramientas, pero es tu responsabilidad ponerlas a trabajar.

No ocurre por arte de magia. Las herramientas que no se aplican, no funcionan, y así es como vuelves a caer decepcionado en el mismo círculo vistoso de siempre, porque quieres hacer a otros responsables por algo que debes hacer tú.

8. No te sabotees

Esas trampitas que hacemos a escondidas para que no nos juzguen también nos alejan de nuestras metas. Eres tu única y mejor jueza. ¡No te sabotees!

Todo cuenta, por más pequeño que parezca. Mientras más decisiones positivas sumes, más cerca estarás de tus metas.

Espero que te sirva mucho. Que lo compartas con alguien que pueda beneficiarse. No olvides repasar estas reglas de oro de vez en cuando.

Dra. Michelle Abud, médico nutrióloga.

Síguenos en las redes @Revestidamag.

Mujer 2.0

Buenos modales en la mesa

  • 27 octubre, 2015
  • 5 MINS READ
  • COMPARTIR

Pretty Woman

A veces cuando salimos a cenar, almorzar y/o asistimos a un desayuno/brunch nos surgen dudas de cómo deberíamos desenvolvernos mientras compartimos con los demás. En la mesa, como en muchos otros lugares, hay que guardar unas mínimas normas de comportamiento. Deben seguirse unas reglas o pautas para poder compartir la velada con los otros compañeros sin molestar o incomodar. Por esta razón, aquí te dejamos algunos puntos a tener en cuenta para que todos la pasen bien.

pretty-woman

Reglas básicas de comportamiento en la mesa:



– Deje que se sienten primero las señoras. Si tiene a una señora su lado, ayúdele a sentarse retirando la silla para facilitar su «entrada» a la mesa, y luego le acerca con cuidado.

– Usted debe sentarse en el lugar que le hayan indicado y en el momento oportuno (generalmente, después de que todas las señoras ya se han sentado, si es hombre).

– Hay que sentarse con una postura recta, respecto del respaldo de la silla, sin una rigidez excesiva que no nos permita movernos con cierta soltura.

– Los codos no se ponen en la mesa; solo se permite apoyar los antebrazos. Si apoya los codos, puede hacerlo siempre que no haya comida en los platos o tenga algún cubierto en la mano.

– No se cruza el brazo por delante de un comensal para alcanzar la sal, una salsera o cualquier otro elemento. Se debe pedir que nos lo acerquen.

– No se habla ni se bebe con la boca llena.

– No se habla o gesticula con los cubiertos en la mano.

– La comida pinchada o depositada en un cubierto se come, no se deja en él mientras hablamos, escuchamos o miramos.

– Hay que adaptarse al ritmo de la comida y no comer de forma acelerada o ansiosa, o muy despacio.

– Se mastica sin abrir la boca y sin hacer ningún tipo de ruido. Lo mismo a la hora de beber. No sorber haciendo ruido.

– No se pasa comida entre platos, o se pincha en el plato de otro comensal.

– Pida siempre las cosas «por favor». Recuerde dar las gracias cuando le acercan la salsera o le hacen cualquier otro tipo de favor.

– Las alabanzas a la comida, el vino o cualquier otro tema deben ser moderadas. Nada de exageraciones que comprometan a los anfitriones.

– No puede abandonar la mesa salvo por razones de primera necesidad. Si lo hace, pida las excusas pertinentes.

– Nada de móviles, o cualquier otro sistema electrónico de avisos y/o mensajes sobre la mesa. Tampoco debería tenerse encendido aunque fuera en el bolsillo.

– La servilleta siempre en el regazo. Nunca en la mano o atada al cuello en plan babero.

– Si no desea que le sirvan más cantidad de un plato o bebida, no se pone la mano sobre el plato o la copa. Se indica de forma verbal que no desea más.

– En la mesa prohibida retocarse el maquillaje, rascarse, hurgarse la nariz y cualquier otro gesto poco ortodoxo.

– Hablar con un tono moderado y evitar las voces. No se habla de extremo a extremo de la mesa, con otro invitado, levantando la voz. Debe esperar a la tertulia posterior. Hable solo con los más cercanos a usted.

– En caso de duda, es correcto preguntar, o bien observar el comportamiento de otros comensales.

Come como si estuvieras delante de un rey, para que cuando estés delante del rey, comas como en tu casa.

Conmigo

Cinco reglas para el éxito

Por Revestida

  • 7 agosto, 2013
  • 7 MINS READ
  • COMPARTIR

En sus diez años trabajando en el desarrollo de marcas y productos, Yubelkis Ramírez, mercadóloga, comenta que se ha dado cuenta de que hay principios del Marketing que son aplicables a las mujeres. Confiesa que suena raro, pero dice que de seguro «todas queremos estar en el top of mind de nuestro chico, ser promovidas en el trabajo y ganar market share con nuestras amigas.»

Sabiendo ésto, Yubelkis comparte con Revestida sus cinco reglas de mercadeo que las mujeres pueden aplicar para lograr el éxito:

unplan

Todo empieza con un plan. Ramírez habla de  establecer metas y objetivos en el corto, mediano y largo plazo, en cada ámbito personal (laboral, familiar, de pareja, etc.). «Define también los indicadores con los que medirás el logro de esas metas y celebra cuando las alcances», agrega la mercadóloga. «Una chica que no tiene claro su norte, al igual que cualquier marca, está destinada al fracaso.»



______________________________________________________________________________

dospercepción

«Mantén los oídos abiertos y escucha siempre lo que otros piensan de ti.» Yubelkis nos explica que no podemos tener una actitud poco receptiva a las críticas, y que se debe pedir retroalimentación de lo que se hace; sea con la pareja, el trabajo, los amigos o con quien sea. Un buen mercadólogo/a (y/o una mujer exitosa) sabe que lo que alguien opina de su producto es realidad, aún cuando no sea cierto. «Toma esas percepciones y conviértelas en planes de acción, verás que poco a poco irás cerrando la brecha.» recomienda.

______________________________________________________________________________

tresempaque

Para Yubelkis, el ‘empaque’ es primordial a pesar de lo que piensen algunas. La experta entiende que la higiene personal, la ropa y el cuidado a nivel general son muy importantes. «Son la carta de presentación cuando llegamos a cualquier lugar o conocemos alguien. El empaque habla del producto y su personalidad.» Además, no debemos olvidar que nunca hay una segunda oportunidad para la primera impresión.

______________________________________________________________________________

cuatroredes

No se puede vivir de espaldas a las tendencias. El mundo digital es un canal de doble vía donde todos quieren mostrar su mejor cara, incluso las marcas. «Saca provecho de esto y aprende a usarlas inteligentemente», plantea Yubelkis Ramírez. «Ten en cuenta que tus redes son un reflejo de quién eres, tus gustos, preferencias, pensamientos y pasiones, todo esto abierto a una audiencia que por más restricciones de seguridad que pongas no controlas.»

______________________________________________________________________________

cincorelanzate

Finalmente, nos sugiere que para superar esa fase en la que te sientes estancada, que vienes perdiendo «preferencia» o «consideración», un relanzamiento es la estrategia ideal. Cambia el closet, renueva tu look y revisa tus estrategias. Yubelkis entiende que ese momento es idóneo para hacer un análisis FODA y examinar tus Fortalezas, Debilidades, Oportunidades y Amenazas. Y nos agrega «No te quedes en el análisis, define los próximos pasos y haz que las personas noten el cambio.»

«Recuerda que no vale cambiar sólo lo de afuera, lo de adentro es igual de importante. Tal vez necesitas un cambio de actitud, de hábitos y hasta de estilo de vida. Siempre que sea para bien, tu público lo recibirá con entusiasmo.»



© 2023 REVESTIDA.COM All rights reserved