Salud

La copa menstrual, separando la realidad de la ficción

  • 28 septiembre, 2022
  • 15 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo.- Desde su primera menstruación, usualmente a las mujeres se les da dos opciones; usar toallas sanitarias o usar tampones. Esto se ha arraigado tanto en las mujeres que muchas de ellas ni siquiera saben que existen más opciones, una de ellas siendo la copa menstrual. Si eres una de las mujeres que se pregunta ¿qué es una copa menstrual? Y ¿cómo se usa?, sigue leyendo. La doctora Jhalime Atie, ginecóloga obstetra, nos ayuda a responder todas nuestras dudas.

¿Qué es la copa menstrual?

Una copa menstrual es una copa flexible que las mujeres pueden insertar en sus vaginas para recolectar su flujo menstrual. Están hechas de goma de látex o silicona, y vienen en variedades reutilizables o desechables.

¿Como se usa?

Lávate las manos y ponte en la posición que te resulte más cómoda. “Se inserta en la vagina durante la menstruación y se adapta a las paredes del interior de la vagina sin moverse por su material flexible.” dice la Dra. Jhalime. “De esta forma, actúa como barrera del flujo menstrual, reteniéndolo al interior de la copa hasta que se extrae y el flujo se desecha en el lavabo.”

Puedes dejar tu copa menstrual puesta hasta por 12 horas –según la indicación del producto– momento en el cual debes sacarla (con las manos limpias y lavadas), vaciarla en el inodoro y lavarla con un jabón suave y sin fragancia antes de volver a colocarla. “La copa no puede perderse dentro del cuerpo, pues su material flexible se adhiere a las paredes vaginales y no es posible perderse, al igual que recordar que la vagina es una cavidad tubular que no tiene contacto con otros órganos pélvicos.” nos dice.



¿Cuáles son las ventajas de usar una copa?

“Por ser un método intravaginal,  no se ve,  no tiene olor,  es discreta” dice la Dra. Jhalime. Aunque muchas marcas afirman que la copa se puede mantener puesta hasta por 12 horas, la doctora recomienda dejarla máximo 8 horas. “Así  mismo, el balance normal de la flora vaginal no se altera ya que la sangre menstrual se recoge dentro de la copa, y por eso el fluido no entra en contacto con las bacterias de la flora vaginal, lo que disminuye la posibilidad de presentar fugas, aún con movimientos físicos extremos. La copa permite, además,  realizar actividades acuáticas y deportivas de alto impacto de manera segura.”

¿Cuáles son las desventajas?

Las desventajas están relacionadas principalmente con el rechazo a la manipulación de la sangre y del propio cuerpo, pese a que mediante una buena manipulación, el contacto con la sangre se hace mínimo. La dificultad en su inserción y remoción por desconocimiento de la anatomía y fisiología femenina, y algunas dudas para realizar el vaciado, el cambio y la higienización de la copa” nos comenta la doctora.

“Entre los problemas que se pueden presentar por su uso están la posibilidad de aparición de síndrome de shock tóxico, una  enfermedad  potencialmente mortal causada por toxinas bacterianas que ingresan al torrente sanguíneo, esto principalmente si no es cambiada dentro del límite de horas mencionado.” Es importante notar que el uso de tampones también conlleva este riesgo.

¿Hay algunas mujeres que no pueden usar este producto?

“Esta recomendado en todas las pacientes, incluso pacientes que no han tenido relaciones sexuales pues hay diferentes tipos y tamaños” nos explica Atie. “No se recomienda su uso en pacientes que lleven un estilo de vida muy complicado, pues puede olvidar su cambio en las horas establecidas, así como también en pacientes con flujo abundante o alguna condición del cuello uterino.”

Hay algunas razones por las que alguien podría querer cambiar a una copa menstrual. Una razón obvia es que es mejor para el medio ambiente, ya que una sola copa menstrual es reutilizable durante muchos años y, por lo tanto, reduce drásticamente el desperdicio. Algunas mujeres encuentran las copas menstruales más cómodas que las toallas higiénicas o los tampones. Y, desde un punto de vista económico, las copas menstruales reutilizables te ahorran dinero a largo plazo ya que duran años.

Muchas personas no pueden sentir sus copas en absoluto una vez que se insertan y tampoco debería ser doloroso cuando se inserta (aunque puede requerir más práctica para usar que un tampón o una toalla sanitaria). De hecho, la mayoría de las personas pueden olvidar que lo tienen puesto, gracias a la silicona flexible que se calienta para igualar el calor de su cuerpo.

Las copas menstruales están disponibles en la mayoría de las farmacias. Te daremos un resumen de nuestras favoritas:

DivaCup #1

Cada vagina es diferente, pero la copa de silicona sin BPA de DivaCup está diseñada para adaptarse a casi todas. Está disponible en tres tamaños diferentes, lo que la hace ideal para quienes tienen el cuello uterino más bajo o más alto. Además, la copa relativamente más firme significa que no tienes que preocuparte de que se mueva o se desplace cuando haces ejercicio. 4.5 estrellas en Amazon. Disponible en Amazon.

Saalt copa menstrual suave

La copa Saalt prioriza la comodidad con su copa de silicona ultra suave, que es hipoalergénica y no tóxica. La copa en sí se flexiona fácilmente para adaptarse a la forma de tu vagina y es bastante fácil de insertar y quitar. El hermoso empaque también es una ventaja. 4.5 estrellas en Amazon. Disponible en Amazon.

Lena copa menstrual

La copa Lena es una excelente opción para principiantes. Es duradero e incluso hay una opción sensible para los principiantes. ¿Qué más podrías querer? 4.4 estrellas en Amazon. Disponible en Amazon.

Y si todavía te sientes aprensiva por la copa, esto es lo que las usuarias dicen:

“Para mi la copa ha sido un cambio del cielo a la tierra. Yo empecé a usar la copa hace como un año y más nunca he vuelto a usar toallas sanitarias o tampones a menos que tenga una emergencia. Uno se pone la copa y se olvida de eso el día entero y hay menos chance de derrames.” – Amelia, lectora de Revestida

“Después de dudar un rato, decidí probar la copa. Es brillante, en comparación con los tampones, es más cómodo, más conveniente y me siento más segura para evitar derrames. Estaba preocupada por la inserción y extracción, pero encontré todo el proceso más fácil de lo esperado.” – Rebecca, reseña en Amazon

“Solía usar toallas higiénicas, pero en algún momento de mi vida me di cuenta de lo incómodas que eran, así que cambié a tampones. Eran muy cómodos, pero los que usé tenían un aplicador de plástico, que no era muy ecológico. Así que comencé a buscar alternativas, ¡y ta-da! Encontré el producto más asombroso que una mujer puede usar durante su ciclo.” – Ambar, reseña en Amazon


Te puede interesar

La planificación familiar, ¿qué es y cuáles son sus métodos?

¿Sufres de dolor pélvico y fatiga crónica? Puedes tener endometriosis

Hablemos de fertilidad e infertilidad

Síguenos en @Revestidamag



© 2023 REVESTIDA.COM All rights reserved