Belleza

La esponja Konjac o cómo cuidar tu piel y el planeta al mismo tiempo (biodegradable)

Por Joan Sebastian

  • 17 noviembre, 2020
  • 16 MINS READ
  • COMPARTIR

Como ya decía en otro artículo, cualquier cosmético promovido por las coreanas, es un “sí” rotundo. ¿Cremas? Claro que sí. ¿Mascarillas? Por supuesto. ¿Limpiezas faciales? Es tan obvio que no diré obvio. ¿La esponja Konjac? Si me dices que es un cosmético zero waste (que no genera residuos de ningún tipo), y está por debajo de los 200 pesos ¡I want, I got it!

ESPONJAS KONJAC — Hortensia - Boutique de Belleza

Cuando nos enteramos de la esponja Konjac, pensamos que era, LITERALMENTE, oro puro: son unas esponjas vegetales, cruelty free, amigable con el medioambiente, sin aditivos ni colorantes, libres de parabenos e hipoalergénicas, con «fibras 100% naturales”, veganas y hechas a mano. Ya con eso, y el precio, me compran.

Hablemos de la prometedora “esponja Konjac”


Resulta que la esponja Konjac es un básico de la cosmética coreana (ese mundillo beauty que nunca nos defrauda, ni deja de sorprendernos con sus productos). Como ya te adelantamos, está fabricada con fibras cien por cien naturales e incluso es biodegradable. Para ser más teóricos, es de la raíz de un tubérculo de una planta milenaria asiática. En Corea, Japón y China llevan usándola más de 1.500 años en disciplinas como la medicina, la cocina y “¡oh! Vaya sorpresa” en el cuidado de la piel.

3 Tips para una piel radiante | Oriflame Cosmetics

En el país, el equipo de Ecobox la tienen desde el 2019, nos cuenta Jessica Mordechay, Ecobox Partner: “La introdujimos para experimentar otros métodos de cuidado de la piel sin necesidad de productos complementarios que alteren el medio ambiente”. Porque si no lo sabías, muchos cosméticos y productos de higiene, como geles o exfoliantes, contienen microplásticos que al final terminan en el mar contaminando y alterando el ecosistema, sin mencionar nuestro propio cuerpo.

Su función principal es limpiar en profundidad la piel de tu rostro, además de exfoliarla eliminando las células muertas e imperfecciones de forma delicada, pero efectiva. Hasta ahí bien, pero respecto a las promesas que nos hace, están:

  • Dejar la piel radiante,  rejuvenecida y suave.
  • Remueve el maquillaje que pueda quedar en la piel.
  • Ayuda a disminuir el tamaño de los poros.
  • Aporta vitaminas y minerales propios de la raíz de la planta.
  • Absorbe el exceso de grasas y toxinas.
  • Estimula el flujo sanguíneo y la regeneración celular.
  • Una vez finalizada su vida útil se puede utilizar como abono.

Y lo más prometedor de todo, y lo que querías escuchar:

Belleza

Esmalte nude
Por Lisbeth Montás


  • ¡Son aptas para pieles sensibles, con rosácea, resecas, grasas y no generan ningún tipo de irritación! Porque su composición natural no altera el pH de la piel, como agrega Jessica.

El nuevo must have de tu rutina de belleza


Algo todavía más interesante es que su uso regular pertenece al concepto de belleza y cuidado slow beauty, del cual ya les hemos hablado. En pocas palabras el desgaste que sufre el cuerpo humano con la esponja Konjac es lento y progresivo, así que su cuidado y regeneración también lo son. Todo esto quiere decir que progresivamente obtendrás excelentes resultados.

ESPONJAS KONJAC - ¿Cuáles son los beneficios de las esponjas KONJAC? —  Hortensia - Boutique de Belleza

Como ya nos decía Jessica, para cada Chica Revestida, hay una esponja y ellos disponen de todas. Lo que sí recomendamos es el uso personal, dado que cada piel es única. Estas esponjas están compuesta en 90% de raíz de konjac y un 10% de un producto que actúa según nuestras necesidades:

  • Combinación de Konjac con arcilla roja: ideal para la piel madura con rosácea.
  • Konjac con arcilla rosa, para piel áspera y deshidratada.
  • De arcilla verde para piel mixta y zona de la T.
  • El best seller: La negra con 90% raíz de konjac + 10% de cenizas activas de bambú, para piel grasa y propensa al acné.
  • Konjac con té verde para pieles con manchas, ayuda a mejorar la pigmentación de la piel, reduciendo manchas de sol.
  • Volcánica (90% raíz de konjac + 10% arcilla volcánica de Jeju): para pieles porosas, lograr un detox y una limpieza profunda.
  • Con Chamomile (manzanilla): para pieles hipersensibles y con rosácea.
  • Con arcilla amarilla para pieles atópicas y muy sensibles.

También están las esponjas corporales como la blanca que es 100% raíz de konjac de forma rectangular y acanalada, para todo tipo de piel. También está la esponja corporal con arcilla roja (90% raíz de konjac + 10% de arcilla fina francesa natural roja) para piel madura y con rosácea y la negra (90% raíz de konjac + 10% de cenizas activas de bambú) para piel grasa y propensa al acné.

Instrucciones de uso


Utiliza el jabón de tu preferencia. Unta el jabón directamente en el rostro, humedece con agua tibia tu esponja Konjac y con masajes circulares y hacia afuera relaja tu rostro y exfolia tu piel. Lava la cara y la esponja con agua a temperatura normal, y listo. Seca con una toalla de algodón o aire fresco.

Nunca la utilices en seco. Se recomienda humedecer tu esponja Konjac con agua templada o tibia para abrir los poros y escurrirla para eliminar el exceso de agua.

Limpia la piel con la esponja, y si bien, como nos explica Jessica, “Konjac en sí realiza el trabajo sin ayuda de terceros” lo aconsejable es hacerlo junto con tu limpiador habitual.

Furthermore

Una vez termines de usarla, enjuágala con abundante agua, escúrrela y déjala secar colgada de su cuerdecita. También se recomienda  desinfectarla, sumergiéndola de vez en cuando en agua hirviendo (no más de dos minutos) de forma que puedas eliminar las bacterias que se depositen en ella. En ambientes muy húmedos se recomienda esterilizar la esponja cada 15 días para evitar la formación de hongos.

Como lo bueno nunca es eterno (lamentablemente), Jessica señala que pierde sus propiedades según el número de usos. “Tiene un tiempo de vida aproximado de tres meses” cuando notes que las fibras comienzan a estar dañadas es el momento de hacerte con una nueva. “Puedes desecharla en tu patio (tierra) una vez que presenten desgaste y ya no la necesites. De esta forma se une al entorno convirtiéndose en compost para las plantas”.

En Ecobox la encuentras disponible a partir de los RD$150.00 sin impuestos incluidos, además de otras alternativas ecológicas como la esponja de lufa o la de fibra de bambú.

Entonces, ¿Te animas a probarla?

Comentarios