Bienestar

Cómo y por qué ser ecoamigable a la hora de comprar

Por Revestida

  • 27 octubre, 2019
  • 7 MINS READ
  • COMPARTIR

Ser ecoamigable es más sencillo de lo que imaginas. Es en las pequeñas decisiones que tomamos sobre lo que consumimos en las que podemos ver la diferencia.

Es vital que mires a tu alrededor y analices de qué están hechos los productos que usas y cómo estos aportan a la contaminación. No tienes que dejarlos, se trata de optar por opciones más ecoamigables.

Conoce las diversas alternativas que nos brinda el mercado a la hora de comprar tus productos del día a día. Aporta tu granito de arena al cuidado del medioambiente un paso a la vez.

El bambú es una buena opción

https://www.instagram.com/p/B4BHvqIDmXW/

El bambú es una planta originaria de Asia súper versátil. Lo bueno de este material 100% natural es que vuelve a la tierra y tiene un impacto ambiental menor.



Los cubiertos hechos de bambú son totalmente funcionales. Si eres de las que lleva su comida al trabajo o que come fuera de su casa, son perfectos para ti. Con ellos, evitas tener que utilizar los de plástico.

cepillo de dientes eco-friendly

También existen cepillos de dientes hechos de bambú que son biodegradables, es decir, que se descomponen de manera natural.

Actualmente en nuestro país existen tiendas virtuales donde puedes encontrar estos productos: Islaorganicard, Ceroplast, ecoluxe.rd.

Para que cuente como biodegradable, al momento de cambiar tu cepillo de bambú debes cumplir con los siguientes pasos:
1. Humedecer las cerdas.
2. Con una pinza retirarlas (ya que estas no son biodegradables).
3. Colocar la madera de bambú en tu jardín y en un par de días verás como se irá descomponiendo.

https://www.instagram.com/p/B2-Krhyj8og/

Una inversión ecoamigable

La copa menstrual, como su nombre indica, se usa en la menstruación. Se introduce y colecta la sangre del periodo. Están hechas de látex, un material ecológico que se extrae de la corteza del árbol hevea.

Al optar por este producto no solo colaboras con el medioambiente, también ayudas a tu bolsillo (es una muy buena inversión). La copa tiene un ciclo de vida de aproximadamente 10 años.

En muchos casos, las consecuencias no son inmediatas sino que suceden a largo plazo. Concientízate, lee y apoya las organizaciones que no solo se están preocupando por este fenómeno, sino que están haciendo algo al respecto. 

El cambio no está en ver qué hacen los demás, sino en analizarte a ti misma: ¿qué estas haciendo para cuidar el medioambiente?

Comentarios