Bienestar

¿Cómo celebras la felicidad?

  • 20 marzo, 2022
  • 14 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo.- Desde el año 2013, cada 20 de marzo se celebra el Día Internacional de la Felicidad. Dicha fecha fue decretada por la ONU; con esta se conmemora la importancia que tiene la felicidad como parte integral en el desarrollo y bienestar de todos los seres humanos.

Aunque diferentes ciencias han tratado de explicar qué es la felicidad, la verdad es que ninguna ha podido producir una definición con la que todo el mundo se sienta identificado, pues cada quien tiene un concepto muy personal de lo que es la felicidad. Por ejemplo, para unos ser feliz es bañarse en la playa y para otros alcanzar sus metas profesionales. 

Mihaly Csikszentmihalyi, considerado el investigador más importante del mundo en el ámbito de la Psicología Positiva, cree que la felicidad es un producto, el resultado de un estado de flujo. Según el experto, el flujo sería una experiencia en la cual nos mantenemos muy motivados, absortos en lo que estamos haciendo, hasta tal punto que perdemos la noción del tiempo. Cuando ese estado de flujo representa un reto y conduce al crecimiento personal, también nos reporta satisfacción y felicidad. 

¿Cómo ser más feliz? 

Según la psicología positiva, que se encarga de estudiar científicamente, como favorecer las fortalezas y virtudes del carácter del ser humano, la alegría, la inspiración y la motivación, se puede ser más feliz si practicamos en nuestro diario vivir estas claves de oro conocidas gracias a un estudio de la Universidad de Harvard. 



Perdona sus fracasos y hasta ¡celébrelos! 

Es imposible vivir sin emociones negativas, así que la mejor manera de afrontarlas es aceptándolas, de esta manera conseguiremos abrirnos a disfrutar de la positividad y la alegría, pues el secreto está en aceptar que somos humanos y que en momento somos débiles. Tenemos que afrontar los fracasos con mejor cara y sacar lo mejor de estas experiencias. 

Practica la gratitud 

Expertos en el comportamiento humano y maestros en temas de espiritualidad, coinciden en que para ser verdaderamente feliz hay que agradecer. Está demostrado que expresar gratitud reduce las emociones negativas, refuerza nuestra autoestima, nos ayuda a afrontar mejor la ansiedad y el estrés. Cuando agradeces diariamente por lo que tienes y lo que no, tu vida se convierte en más llevadera. 

Anímate a practicar algún deporte 

El deporte es una de las mejores maneras de cuidar nuestra salud y emociones. No hay que hacer una rutina muy estricta, con caminar a paso rápido durante 30 minutos al día, está bien. De esta manera el cerebro aumenta la producción de endorfinas, sustancias que nos hacen sentir drogados de felicidad, según estudios. 

 

Haz una lista de prioridades

La organización y planificación tienen que ser parte importante de tus rutinas diarias. Haz una lista de tus tareas e identifica cuáles son las verdaderamente importantes y concéntrate en ello. No puedes abarcarlo todo, así no serás más productivo. En el ámbito personal, también se vale desconectarse, apagar el celular por algunas horas y conversar con algún ser querido. 

 

Aprenda a meditar

La práctica continuada de ejercicios de meditación contribuye a afrontar mejor las cosas malas de la vida, superar las crisis con mayor fortaleza interior y ser más nosotros mismos bajo cualquier circunstancia. La meditación también ayuda a conducir nuestros pensamientos hacia el lado positivo y dejar lo negativo en segundo plano. 

Practique una nueva habilidad: la resiliencia

Un fracaso es el momento ideal para comprobar el gran poder de la resiliencia. Esta se refiere a la  capacidad de un individuo para enfrentarse a circunstancias adversas, condiciones de vida difíciles, o situaciones potencialmente traumáticas, y recuperarse saliendo fortalecido y con más recursos. Así que es momento de hacer esta arma tu mejor aliada en los días grises. 

Entonces, ¿qué dejar de hacer para ser más feliz? 

Según la psicología también hay hábitos a los que tenemos que renunciar para ser verdaderamente felices. Aquí mencionamos algunos. 

Culpar a los demás de tus malas decisiones 

Culpar a los demás y a las circunstancias es una forma fácil de no asumir la propia responsabilidad, una forma de disculparse frente a lo que ocurre. Pero está comprobado que también es la forma más eficaz de perder el control sobre la propia vida. Lamentablemente, muchas personas necesitan echarle la culpa a los demás y/o a las circunstancias, porque al sentirse víctimas también justifican lo que les ocurre. 

Comprarse con otras personas 

Compararse con otras personas, nunca ha dado buenos resultados. Los psicólogos piensan que esta práctica solo nos lleva a rechazar quiénes somos, lo que es totalmente dañino para nuestra autoestima. Al tratar de querer ser como otros perdemos el tiempo en crear la mejor versión de nosotros mismos. La comparación es una de las maneras mas comunes de mostrar inseguridad ante las demás personas.

Querer siempre tener la razón

La personas que siempre quieren tener la razón en todo, son las mismas que están obsesionadas con tener el control total de las situaciones. Este tipo de actitud provoca que se les haga difícil salirse de sus normas y de sus rutinas, por tanto los cambios no les agradan.  Esta actitud soberbia muchas veces  esconde detrás una personalidad insegura, que necesita constantemente el reconocimiento y aprobación de los demás. 

Tratar de ser quien no eres 

Muchas personas prefieren dejar de ser auténticos, fieles a si mismos, solo para agradar a otros. Algunos hasta se comportan de manera diferente solo para poder pertenecer a un grupo determinado. Creemos que, si nos comportamos como los demás esperan de nosotros, gustaremos más, seremos más populares, conseguiremos más cosas. 

Vivir de manera muy apresurada 

Tenemos la idea errónea de que si una persona siempre esta muy ocupada significa que está bien y que es ¨exitoso/a¨. Pero la verdad es que si siempre se convive con la prisa, el estrés y la ansiedad, no se hacen esperar. Vivir con tanta prisa es una de las formas de dejar de vivir el presente. 

 

Te puede interesar 

Catarsis emocional, una experiencia que purifica las emociones (revestida.com)

Psicología del color rojo: ¿Qué tanto sabes sobre esta? (revestida.com)

5 Beneficios de tener un gato – Revestida

Síguenos en las redes como @Revestidamag 



© 2022 REVESTIDA.COM All rights reserved