Cocina

¡Resucita el pan duro!

Por

  • 7 octubre, 2020
  • 6 MINS READ
  • COMPARTIR

Muchas veces tenemos un montón de ingredientes, pero no sabemos qué hacer con los mismos, o cómo combinarlos, y en ocasiones el pan que hemos comprado se pone duro. ¿Te ha pasado? Si es así, te tenemos noticias: no tienes que desperdiciarlo.

Aquí te traemos 5 recetas para aprovechar el pan duro. 

Tostadas francesas

Este desayuno es delicioso. Desde el siglo XVII, las personas han gozado de su sabor, y si tienes pan duro en molde, que tenías planeado tirar a la basura, considera preparar esta receta con Margarina Flora. Mírala completa aquí.

Pan rallado

El pan rallado es un ingrediente básico en la cocina, debido a su versatilidad y simplicidad de hacer. Aprovecha el pan duro que tienes en casa para agregarle un toque crujiente a tus recetas. Croquetas, hamburguesas, y escalopines son algunos de los platos que puedes complementar con el pan rallado. Sigue las siguientes instrucciones para realizar el pan rallado perfecto:

-Corta el pan en rodajas.

-Colócalo en el horno a 220ºC grados, hasta que esté tostado.



-Procede a rallarlo con un rallador manual, batidora, o en un procesador de alimentos.

-Consérvalo en un envase en la nevera por un periodo máximo de 4 semanas.

Utilízalo en esta deliciosa receta de deditos de mozzarella fritos en Aceite Mazola. Mira la receta completa aquí.

Crutones

Los crutones de pan son ideales para complementar tus ensaladas, sopas, y cremas, y lo mejor de todo es que los puedes preparar en pocos minutos, con el pan duro que tienes en casa. Simplemente sigue los siguientes pasos, y te aseguro que no volverás a comprar a comprar crutones empacados:

-Corta el pan duro en pequeños trozos.

-Vierte aceite de oliva Fígaro sobre ellos.

-Colócalos en el horno a 170 ºC por 15 minutos o hasta que se tuesten.

-Cuando los saques del horno, procede a agregarle hierbas finas, queso, o tu complemento de preferencia.

Úsalas en tus ensaladas. Aquí te dejamos tres recetas diferentes.

¡Ablándalo!

La última manera de aprovechar el pan duro es la más sencilla: ¡ablandándolo! Para transformar el pan duro, debes de:

-Envolverlo en una toalla de papel húmeda y colocarlo en el microondas por aproximadamente 15- 30 segundos, sacarlo, y proceder a saborear su exquisito, nuevo sabor.

-Alternativamente, puedes recurrir a sumergir el pan en agua fría por 4 segundos si la corteza está muy dura, envolverlo completamente en papel de aluminio y colocarlo en el horno a una temperatura de 230 °C grados.

Comentarios