Bienestar

Navidad y una silla vacía

  • 20 diciembre, 2021
  • 6 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo.- La temporada de navidad es una época popular, repleta de tradiciones, buenos momentos, comida rica y  familia. Muchos de nosotros esperamos pacientemente esta época del año porque nos permite reconectar con familiares, abrazar  aquellos que han migrado, tomar vacaciones, entre otras cosas divertidas, pero para otros, precisamente por toda la emotividad de la época, estos son momentos muy difíciles.

Navidad, por ser una fecha conmemorativa en la que las familias suelen compartir y divertirse, es un punto crítico para los duelos y pérdidas acontecidos en el año. Esto sucede a razón de que los duelos se hacen evidentes cuando la falta es más sentida, por esto la reactivación de los duelos, incluso aquellos que pensábamos ya cerrados, sobre todo si es el primer diciembre sin aquella persona u objeto que hemos perdido.

Es normal reexperimentar emociones que se pensaban ya superadas como la tristeza, la culpa, vergüenza o incluso miedo. Esto no significa que has retrocedido o que nunca podrás reponerte, todo lo contrario, significa que estás viviendo un duelo sano y en movimiento. Una de las emociones más presentes para estas fechas es la nostalgia.

La nostalgia es una emoción hermosa, es derivada directa del amor, de la ternura y del recuerdo. Esta ayuda a fomentar y profundizar los lazos relacionales. Es la misma que nos ayuda a apreciar esos elementos especiales que conforman nuestro universo emocional. Déjala entrar, abrázala, atesora esos momentos desde la gratitud, con los que están, y por los que se han ido.



Recomendaciones para esta primera navidad sin él/ella

-Aceptar y expresar nuestras emociones,  estas están aquí para  una función específica del duelo. No intentes mutilarlas o enterrarlas bajo el consumo de alcohol, comida o gasto excesivo.

-Elimina de tu mente los pensamientos limitantes como “debería, tengo que” y no te juzgues por lo que estás sintiendo.

-Puedes crear nuevas tradiciones.

-Vive tu duelo acompañado, no tienes porque llorar o lamentarte escondido.

-Permítete ser y hacer a pesar de la perdida, evitando aislarte por la culpa de pasar un buen rato, pueden coexistir la tristeza y la risa, la nostalgia y la paz.

-Busca ayuda si lo sientes necesario.


Sobre lic. Karem González

Psicóloga clínica, egresada Magna Cum Laude de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Completó sus estudios superiores con una Maestría en Psicología de la Salud en la Universidad Antonio de Nebrija, España.

Actualmente culmina una especialidad en Terapia Familiar Sistémica en la UASD. Especialista en diversos abordajes de psicoterapia, con mayor concentración en Dependencias afectivas, Codependencia Clínica y Acompañamiento y manejo de Duelo. 

Sobre el Centro Integral Lotus: es un espacio para el bienestar integral del individuo y la familia. Brindan asistencia, evaluación y apoyo en las distintas etapas evolutivas de la persona y el núcleo familiar. A través de un equipo multidisciplinario ofrecen servicios de psicoterapia familiar, infanto- juvenil, individual y parejas. Contactos: Info@centrointegrallotus.com 

Te puede interesar

Mi imperfecta familia funcional: lo hermoso de lo real

¿Qué hago si mi hija(o) me dice que es LGBTIQ+?

Mereces ser feliz, ¿sí o no?

Síguenos en las redes como @Revestidamag

Comentarios