Bienestar

¡La escritura salvó mi vida!

Por Dayanara Reyes Pujols

  • 17 septiembre, 2021
  • 11 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo.- Desde muy joven me gustó escribir. Inicié redactando las situaciones que transcurrían en mi vida. De esa forma no se las contaba a nadie. No quería que otros me juzgaran, etiquetaran o simplemente no deseaba compartir temas tan íntimos – a veces no lo eran, pero solo éramos mi cuaderno y yo-. Hoy quiero contarte sobre la escritura y sus beneficios.

Escribía sobre mis preocupaciones, visualizaba hechos con detalle –muchos de ellos se hicieron realidad. En lo que más me ayudó fue a sanar heridas. Para ese entonces no sabía que se trataba de la escritura terapéutica.

 

¿Qué es la escritura terapéutica?


De acuerdo a la psicóloga laboral, Indhira Castro, la escritura terapéutica es una disciplina que hace referencia al uso de la palabra escrita como medio de expresión de pensamientos, emociones, sentimientos o situaciones que derivan de nuestras experiencias diarias o pasadas y que tenemos la necesidad de sacar de nuestro interior.

escritura-psióloga-laboral-indhira-castro
Indhira Castro, psicóloga laboral.

 



De hecho, Indhi como le llaman sus más cercanos, asegura que la escritura le salvó la vida. Empezó a los 10 años, tanto en diarios como en hojas sueltas que guardó en una de sus gavetas más ocultas, con el propósito de que nadie la expusiera al mundo.

Este tipo de escritura permite conocer y gestionar emociones, sentimientos y patrones de conducta inconscientes que determinan y condicionan la vida. Ella asegura que trabaja diversas áreas, como: motivación, realización de objetivos, aumento de la autoestima, organizar pensamientos y sanar heridas.

Este trabajo de introspección y consciencia a través de la escritura marcó la diferencia en su niñez con violencia intrafamiliar, sentimientos de depresión y abandono durante la adolescencia todo lo que no podía expresar con su voz. En lo adelante inspira a otros a través de su blog Soy Inspiración y lo está convirtiendo en su negocio digital.

Todos podemos escribir para sanar


Castro, quien además es escritora creativa y creadora de contenido, dice que todos podemos escribir y sanar. «Lo primero que necesitas para empezar es tomar la decisión de escribir y dejarte guiar por tu vocación. ¡Hazlo con precisión, disciplina y constancia! «, expresó con visible entusiasmo.

No hay un momento perfecto para hacerlo. Depende de cada persona y cómo se sienta en el instante. Se puede iniciar sin estar listos o sin haber escrito nunca. Del mismo modo resalta que si es muy importante tener un espacio de escritura para sentir inspiración y concentración.

Beneficios de este tipo de escritura


Este instrumento de sanación te hace practicar la atención plena, entender el estado emocional, desarrollar el autoconocimiento, fortalecer el diálogo interno, comprender los procesos emocionales y mentales. Te invita a tener tiempo de calidad contigo. Además de aumentar la claridad, creatividad y sentido vital. Indhira, quien asesora a principiantes de este método y ofrece talleres educativos, de desarrollo personal y productos didácticos, recomienda lo siguiente si quieres obtener resultados:

1. Elegir una libreta que te haga sentir cómoda, en caso de que lo hagas manual.


2. Establece una rutina para escribir. ¨para desarrollar hábitos es importante ser constantes. Dedícale de 15 a 20 minutos, en días específicos de tu semana.


3. Incluye la relectura: Relee al menos una o dos veces a la semana para hacerte consciente de lo que escribes y las posibles soluciones que planteamos.


4. Escribe de forma continua y sin detenerte, olvidándote de la ortografía o gramática. «La escritura terapéutica a diferencia de otras ramas busca la máxima expresión y la honestidad».

 

Indhira nos regala tres ejercicios que propuso en el último taller de escritura terapéutica que impartió:

Ejercicio 1: Entender procesos.


Explicación: Escribe sobre una situación actual que no puedas sacar de tu cabeza y necesites soltar. Después de despojarte de ella, describe cuál sería la posible solución a la misma.


Objetivo: ser consciente de ese hecho que está dando vueltas en tu cabeza y la realidad en que estás parado, para así buscar una solución a la misma desde lo racional.

Ejercicio 2: Resolviendo relaciones que me atan.


Explicación: Escoge una relación donde tengas algo que resolver. Escríbele una carta a esa persona como si estuviera frente a ti, expresándole cómo te sientes, lo que quieres que suceda de ahora en adelante y los aprendizajes que te ha dejado.


Objetivo: esta carta de conflicto tiene como objetivo soltar la culpa y los sentimientos de rencor.

Ejercicio 3: Mi relación interior.


Explicación: vas a poner una música relajante y cerraras tus ojos. Al cerrarlos vas a visualizar quién eres, tu historia, todo lo que has vivido para estar aquí. Comenzaras a entender cada cicatriz, cada momento difícil que te hizo ser resiliente. Abrirás los ojos y empezarás a escribirte afirmaciones o frases que hayan llegado a tu mente para reconocerte y amarte más.


Objetivo: este ejercicio te permitirá empezar a sanar tu diálogo y relación interior a través de afirmaciones positivas.


Te puede interesar:

Sin fracaso no hay éxito

 

Sobre la autora:Dayanara Reyes Pujols es comunicadora de profesión, docente, productora y conductora. Creadora del espacio Desafío Millennial, una plataforma que se especializaba en el estilo de vida millennial. Para escuchar los episodios da click aquí o aquí.

Comentarios