Moda

Gianni Versace: un legado para toda la vida

Por Doris Romero

  • 15 julio, 2021
  • 14 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo.- Si tuviéramos que hablar de quiénes han marcado pautas en el mundo de la moda, representado su esencia y personalidad a través de sus diseños y que hayan alcanzado el punto máximo del éxito dentro de esta industria, sería un pecado capital el no mencionar al icónico diseñador de modas italiano Gianni Versace.

Fue en 1976 que Giovanni Maria Versace comenzó a construir su legado. Junto a su hermano Santo, el diseñador creó su propia marca y lanzó su primera colección masculina. Mucho tiempo no pasó para que su talento fuera reconocido a nivel internacional, lo que lo condujo a introducirse en el mundo de la Alta Costura 13 años después de lanzar su marca.

Hoy se cumplen 24 años del fatídico asesinato del diseñador y es por eso que hemos decidido rendirle un homenaje a su impecable trayectoria. A pesar de su pronta partida, Versace logró imponer su nombre dentro de la tan competitiva industria, siendo actualmente una de las marcas más valoradas en el sector y siendo, junto a otros, lo rostros representativos de la «high fashion» italiana.

Padre de las supermodelos

Me atrevo a meter la mano al fuego al afirmar que todos hemos escuchado el término de «supermodelo», ¿cierto? La realidad es que ese concepto surgió gracias a Gianni Versace quién logró convertir a modelos en grandes celebridades. Cindy Crawford, Linda Evangelista y Naomi Campbell son algunas de las mujeres a las que el diseñador logró llevar a otro nivel y al mismo tiempo convertirlas en embajadoras de la casa Versace. Además convirtió las pasarelas en todo un evento mediático, ya que la unión entre estas supermodelos y un sin número de celebridades en primera fila, hacían de estos eventos algo imperdible.



En la actualidad tenemos a las bloggers y a las it girls, pero tiempo atrás eran las supermodelos las que dictaban lo que estaba de moda.

Estilo barroco como carta de presentación

Desde que inició con su marca en 1978, Gianni Versace marcó profundamente su estética visual, siendo la Italia barroca una sólida fuente de inspiración. La influencia grecorromana que se aprecia en un sin numero de piezas icónicas de la casa, fue pensada con el propósito de crear una variable diferenciada de las demás marcas. ¿Y que podemos decir? actualmente vemos un estampado parecido e inmediatamente lo asociamos con Versace. 

Amante de los estampados y los colores

Además de la fuerte influencia grecorromana en los diseños de la casa Versace, otros factores representativos de la marca son los estampados y los colores vibrantes. Este hecho se demostró durante la colección primavera/verano de 1991, en donde vestidos y chaquetas con el rostro de Marilyn Monroe, looks monocromáticos en tonos llamativos y enterizos con portadas de Vogue sobre ellos, se dejaron ver en toda la pasarela.

«Mis vestidos van dirigidos a mujeres que no tengan miedo de los colores ni de las faldas cortas», afirmó el diseñador durante una entrevista en España en 1990. 

Sin miedo a la innovación

Gianni Versace, oroton dress

Además de darnos a las supermodelos de los 90, Versace también fue innovador con respecto a sus diseños. En 1982 con la idea de crear algo que diera la ilusión de llevar oro en el cuerpo, introduce el oroton, una especie de malla metalizada que lograba combinar lo sutil de la seda con la textura tan característica del metal. El ensamblaje de pequeños discos de  metal ajustados en cuatro puntos distintos con una base de tela, fue la técnica utilizada para la creación de este nuevo textil.

Sin embargo sus experimentos no frenaron allí. El diseñador italiano fue también conocido por crear piezas a base de láser, en donde unía los materiales sin la necesidad de aguja e hilo.

Comprometido con la sensualidad de la mujer

Uno de los grandes compromisos de Gianni Versace era empoderar a las mujeres y que irradiaran sensualidad a través de sus creaciones. Los diseños presentados durante la colección primavera/verano de 1994 así lo demuestran. Mini faldas, vestidos en encajes y piezas adornadas con alfileres y botones dorados fueron las piezas claves a la hora de brindarle a la mujer un producto que combinara atuendos lujosos y sexy. 

Esta colección recibió un sin número de críticas, ya que muchos la tacharon de fetichista y erótica. No obstante, fue amada por las mujeres atrevidas de la época y más aún cuando la actriz Elizabeth Hurley lució un vestido de esta colección para el estreno de la película Cuatro bodas y un funeral en 1994. Tanto fue el alboroto que el vestido fue bautizado bajo el nombre de «That Dress» e incluso tiene una página de Wikipedia en donde se habla únicamente de él. 

Sin lugar a dudas, Versace dejó un sólido legado tras su muerte y que aún en la actualidad sigue siendo recordado y apreciado por todos. Su hermana menor Donatella, se encuentra al frente de la empresa y es quien en cada ocasión que se le presente rinde tributo al gran fundador de esta casa de moda, logrando que nunca se nos olvide quién fue Gianni Versace.

Te puede interesar

Festival Cannes 2021: lo mejores looks de la alfombra roja

Arte y moda: tres ocasiones en que se unieron

Síguenos en  @Revestidamag.

Comentarios