Moda

Arte y moda: tres ocasiones en que se unieron

Por Doris Romero

  • 13 julio, 2021
  • 14 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo.- A pesar de seguir objetivos distintos, el arte y la moda han logrado encontrar un punto de convergencia. En numerosas ocasiones hemos sido testigos de cómo grandes obras son creadas, precisamente cuando la genialidad del artista y el sentido del estilo del diseñador se unen por un mismo final. Mientras que uno busca la provocación de emociones y el desarrollo de la expresividad, el otro esculpe la obra haciendo posible que el arte se transforme en algo utilitario.

A lo largo de la historia han sido muchas las colaboraciones que nos han dado una probadita de lo que sucede cuando ambas caras de la creatividad se unen, pero son pocas las que han sobrevivido lo suficiente para continuar siendo hechos históricos y memorables dentro de la historia de la moda y el arte.

El vestido Mondrian

Este vestido fue obra del diseñador francés Yves Saint Laurent, quien inspirado por el trabajo del artista holandés Piet Mondrian diseñó piezas que pasarían a la historia como el comienzo de una armoniosa amistad entre dos fuentes creativas.  Fue en 1965 cuando Saint Laurent, con apenas 29 años de edad, lanzó la colección Mondrian. Esta nueva propuesta contó tambien con creaciones inspiradas en otros grandes artistas, tales como los rusos Serge Poliakoff y Kazimir Malevich.

A pesar de haber presentado más de 100 piezas, fueron los vestidos inspirados en el cuadro del pintor holandés los que se llevaron toda la atención. Fueron un total de 8 estilos distintos, 7 cortos y 1 largo. Gracias a este diseño, Laurent otorgó modernidad a la moda de los años 60, mientras que daba fiel testimonio de que para hacer Alta Costura, no hay que tomar el camino de la extravagancia.  



Tras el cálido recibimiento por parte de élite parisina, el vestido apareció en la portada de la versión francesa de Vogue. Es a partir de allí cuando el diseño logra un nivel de popularidad aun mayor. Las imitaciones no se hicieron esperar y era cada vez más habitual encontrarse con las copias en las calles. Actualmente algunos de los vestidos se encuentran en museos, tales como el Metropolitan Museum en Nueva York y el Victoria and Albert Museum en Londres. Debido a que fueron solo 8 modelos los creados por el diseñador, se presume que los demás están aun bajo el ala de sus dueños.

Lobster dress

Reconocida por creaciones inclinadas en el surrealismo, la diseñadora italiana Elsa Schiaparelli se unió con otro gran artista, uno también entusiasta de lo surrealista y autor de populares obras alrededor del mundo: Salvador Dalí. La unión de ambos creadores se dio en 1937, ocasionado así el lanzamiento de uno de los vestidos más memorables dentro de la historia de la moda.

Se trata del «Lobster dress» o vestido langosta en español, una pieza en seda blanca, acompañada de un cinturón rojo justo por debajo del busto y con una gran langosta a lo largo de toda la falda, obra del pintor español. El vestido alcanzó mayor popularidad luego de que la socialité Wallis Simpson, recién nombrada Duquesa de Windsor, lo utilizara en una sesión de fotos a manos del fotógrafo Cecil Beaton para Vogue en 1937.  Se publicaron un total de 8 páginas, en donde no solo la modelo atrajo cobertura mediática, sino también el vestido de langosta que se utilizó. 

Además de esta icónica creación, el duo realizó más trabajos en colaboración. Dos de ellos son el «Sombrero de zapato» en 1938 y el «Vestido de esqueleto» en 1938, sirviendo como obras de arte capaz de imortalizar la gran amistad que ambos compartían.

Una colección de pañuelos

Si conoces de cerca al diseñador inglés Alexander McQueen, ya habrás notado en las imágenes los dos símbolos representativos de sus creaciones: la calavera y las mariposas. Fue precisamente en estos dos emblemas, vistos por primera vez en el desfile Primavera/Verano 2003, en que el artista Damien Hirst se inspiró para la creación de estos pañuelos. El también coleccionista de arte (Hirst) realizó un total de 30 bufandas y pañuelos, con el propósito de rendirle tributo al diseñador.

La creación de esta colección no fue suficiente, también se realizó un video dirigido por el fotógrafo Sølve Sundsbø, en donde se puede ver de primera mano la fluidez de las telas de estos pañuelos y la manera en que el artista logró unir en una misma materia, su creatividad con la visión misteriosa de McQueen.

Te puede interesar:

Un sueño de grandes ligas: de adolescentes a top models dominicanas

¡Cómo desmaquillarte correctamente!

Síguenos en las redes como @Revestidamag.

Comentarios