Arte

8 aprendizajes que nos dejó Élite en su 4ta. temporada

Por María Isabel Ferreras

  • 15 julio, 2021
  • 15 MINS READ
  • COMPARTIR
élite 4

Santo Domingo.- La popular serie española Élite regresó a Netflix con una cuarta temporada repleta de nuevos personajes, historias, desenlaces y un nuevo asesinato. Los eventos que se desprenden del exclusivo colegio Las Encinas han dejado al público boquiabierto, sobretodo por sus escenas subidas de tono que revolucionaron twitter con memes y comentarios. 

A pesar de las bromas y las críticas, la serie ha sabido entretener a su público. Este año Netflix reveló que Élite se encuentra en la lista no. 23 de sus series más vistas alrededor del mundo con un promedio de 20 millones de espectadores. Aunque no sabemos si la última temporada logrará igualar o superar las expectativas, nos dejó con algunas enseñanzas y las compartimos contigo (advertencia: destripe o spoiler):

  1. El talento y la disciplina no se cultivan con dinero, sino con dedicación y esfuerzo

élite, samuel

El personaje de Samuel (Itzan Escamilla) demuestra temporada tras temporada que merece la beca que le fue otorgada para estudiar en Las Encinas. A pesar de haber crecido con muchas limitaciones económicas y no estar rodeado de los privilegios de sus demás compañeros, Samuel sigue siendo uno de los alumnos sobresalientes. En esta temporada pasa el examen que el director le impuso para reevaluar su beca y demuestra tener dotes para convertirse en un gran abogado.

2. Es más fácil  juzgar a los demás que enfretar los verdaderos problemas que nos aquejan

El personaje de Rebeca (Claudia Salas) se ve en esta temporada enlazado con el de Mencía (Martina Caraddi), una de las hijas del director del instituto Benjamín (Diego Martín). Durante toda la temporada Benjamín acusa a Rebeca, por el pasado de su madre (exconvicta por narcotráfico), de ser una mala influencia para Mencía y de ser con esta con quien su hija se desaparecía en las noches y de la que obtuvo más de 3 mil euros que le encontró escondidos.



Cuando en realidad era Mencía, por actos de rebeldía, duelos no sanados (el accidente de carro que mató a su madre mientras la buscaba en la ciudad una noche) y problemas con su padre, que se verá en serios problemas dentro del mundo de la prostitución con el personaje de Armando (Andrés Velencoso). Un ejemplo más de que las dificultades no siempre vienen del exterior. 

3. La importancia de tener una buena relación con las hijas (os)

élite 4
El director Benjamín con sus tres hijos, nuevos alumnos (Ari, Mencía y Patrick)

Otra de las grandes lecciones de Élite es la importancia de la comunicación en la familia. A medida que los capítulos avanzan nos vamos dando cuenta que muchos de los problemas entre Mencía y Benjamín se hubiesen podido solucionar con comunicación, tolerancia y aprendiendo a ceder (no todas las batallas se ganan). Un relación tóxica  que, antes de sanar, desembocará en varios conflictos. 

4. El amor no tiene clases sociales

élite, samuel, guzman, ari

A pesar de que Ari (Carla Díaz) maltrata a Samuel en toda la temporada por su status económico y por ser camarero, termina enamorándose de él. Porque el dinero no lo es todo. Samuel demuestra ser compasivo, inteligente y tener buenas intenciones con ella. Este par dará luz al trío amoroso más candente de la serie. 

5. Rodéate de las personas que realmente te valoren

élite, fiesta de phillipe

El príncipe Phillipe (Pol Granch), uno de los nuevos personajes, se da cuenta que algunos solo quieren estar a su alrededor por su «sangre azul» y los beneficios (dinero, influencias) que trae el cargo. Por eso, es importante rodearte de personas que te quieran y apoyen por quién eres y no por lo que tienes.

Una de las escenas más claras sobre el tema es cuando Patrick le insiste «como su amigo» que consiga las boletas de un concierto súper exclusivo. Phillipe para probar si este es su amigo, le escribe a Patrick y este lo ignora. Luego le dice que no pudo conseguir las boletas y recibe amenazas de develar un secreto oscuro de su pasado.

6. Todos contra uno, uno contra todos. Unidos por una causa

élite 4

¿Se acuerdan del examen que mencioné en la primera enseñanza? Este aprendizaje tiene que ver con ese examen. El nuevo director, en su afán por disciplinar al alumnado tomó varias medidas, entre ellas darle un examen de nivel a Samuel y Omar (Omar Ayuso) para ver si realmente merecían estar en Las Encinas. Desición que cayó bastante mal entre los alumnos y en forma de protesta esperanron al director sentados en la entrada del colegio. 

7.  No importa quién seas: lo que está mal, está mal

élite, cayetana y phillipe, no es no

Puedes ser el enviado de Dios del cielo y si haces algo mal hecho, no hay excusas, debes afrontar las consecuencias. Cayetana (Georgina Amorós) tendrá que enfrentarse a la difícil situación de descubrir que Phillipe, con el cual tiene un romance, grabó uno de sus encuentros sexuales sin su consentimiento.

La «excusa» de Phillipe es que es una medida de seguridad para evitar que sus parejas les extorsionen, como le sucedió en el pasado. Esto no convence a Cayetana. Cabe destacar esto es un delito.

Otra de los grandes momentos de la temporada es cuando Cayetana se sienta a hablar con la madre de Phillipe. Recordemos que antes de esta escena, el príncipe  trata de forzar a Cayetana a tener relaciones sexuales, a pesar de que esta dice reiteradamente que no. La reina intenta justificar los comportamientos de su hijo como un «ímpetu propio del hombre», «biología», algo a lo que Cayetana más tarde en la fiesta de año nuevo le responde que el ímpetu de Phillipe no es un tema de biología sino de educación. Una lección clarísima: no es no. 

8. Que el éxito no dependa de tu dignidad

élite, cayetana

Nuestra octava y última lección también nos la da Cayetana, quien no negocia su dignidad por sus ganas de ser diseñadora. El personaje se ve con la oportunidad en una fiesta de presentarle su maqueta de diseños al diseñador de su sueños, sin embargo este le hace una propuesta indecente invitándola a que se la enseñe en su habitación de hotel. Cayetana, que se ve visiblemente incómoda por el acercamiento del señor, llega hasta la entrada del ascensor y se rehusa, porque sus sueños no debe ser construido a veces de chantajes. 

Te puede interesar:

Descubriendo al Olivier Rousteing de Balmain

Arte y moda: tres ocasiones en que se unieron

Síguenos en las redes como @Revestidamag.

Comentarios