Bienestar

Vitamina C para la belleza, salud y mente

Por Joan Sebastian

  • 6 diciembre, 2019
  • 8 MINS READ
  • COMPARTIR

Vitamina C, ese glorioso nutriente que promete ser la solución a todos los males, incluso la depresión. Sí, así como lo lees. En el nivel más superficial, y lo que todos sabemos, es que ayuda a producir colágeno, una proteína necesaria para la cicatrización de las heridas. Pero este antioxidante es más importante de lo crees y aquí te mostramos por qué.

Belleza

Cuando vemos cosméticos, es habitual encontrarse con una gran cantidad de productos que contienen este componente. En cremas tópicas, la vitamina C actúa como antioxidante, una sustancia antiage, que trata el envejecimiento natural.

Así también funciona como agente anti-inflamatorio, reduciendo las quemaduras y enrojecimientos por los rayos UVA. Esa es su función primordial en los protectores solares.

Mira para cual influencer es esencial el protector solar

Los consejos mejor guardados de las influencers que sigues

Mediante un estudio de la University of Miami Cosmetic Medicine and Research Institute University of Miami se observó una mejoría significativa de la hidratación, arrugas y brillo de la piel tras la aplicación de una crema de vitamina C al 5% por un período de seis meses. Y no solo eso, también ayuda a disminuir las finas líneas de la cara.



“No existen trabajos que demuestren que la ingestión de esta vitamina aumenta los niveles de ella en la piel. Por este motivo los preparados de uso tópico se han hecho más populares”.

Inja Bogdan A., MD y Leslie Baumann, MD de University of Miami Cosmetic Medicine and Research Institute University of Miami

De acuerdo con el estudio, la administración oral de vitamina C no aumenta sus niveles en la piel, dado que su transporte desde el tracto gastrointestinal es limitado. Ahí radica la importancia de las cremas y ungüentos.

Salud

Más allá de las maravillas que puede hacer este nutriente en la piel y cutis, es bien generalizado que ayuda con el resfriado común. Pero no es como parece. Estudios de investigación han demostrado que los suplementos de vitamina C no disminuyen el riesgo de resfriarse, pero sí ayudan a que su duración sea levemente menor.

La vitamina C también beneficia la absorción del hierro presente en los alimentos de origen vegetal y contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario para proteger al cuerpo contra las enfermedades. Además, contribuye con el funcionamiento normal de los huesos, dientes, cartílagos, encías y vasos sanguíneos.

«A diferencia de los animales, los humanos sólo pueden obtener la vitamina C al ingerirla en alimentos tales como frutas cítricas, hojas de vegetales verdes, grosella negra y pimienta roja».

Inja Bogdan A., MD y Leslie Baumann, MD de University of Miami Cosmetic Medicine and Research Institute University of Miami

Su deficiencia, en cambio, no solo afecta el estado físico, sino también el emocional.

Mente

A nivel emocional y mental, quienes ingieren escasa o ninguna cantidad de vitamina C durante varias semanas pueden contraer escorbuto. Esto causa cansancio y depresión, entre otras enfermedades que pueden llegar a ser fatales de no tratarse.

Un artículo publicado en iMedPub Journals resalta que el consumo de vitamina C, entre otros nutrientes, es menor en personas con depresión comparado con individuos que no sufren ese trastorno.

Por otro lado, sus propiedades antioxidantes son importantes en el proceso de regulación de los niveles de estrés en el organismo, y su falta produce cambios químicos en el cerebro.

En esa línea, otro estudio realizado en la Universidad Estatal de Oregón habla de la importancia de la vitamina C para el cerebro, explicando que su concentración en ese órgano es mayor que en el resto del organismo.

La vitamina c es sorprendente, ¿no?

Entonces, la conclusión sería incluirla en tu rutina diaria alimentaria y de belleza, con productos certificados y comprobados que aporten ese nutriente. Por otro lado, también puedes consumir frutas o alimentos ricos en vitamina C como la guayaba, grosella negra, pimiento rojo, chile, perejil, kiwi, brócoli, fresas y otros cítricos como la naranja.

Comentarios