Bienestar

¿Te ascendieron en el trabajo? ¡Mantén tus amistades!

  • 21 febrero, 2017
  • 3 MINS READ
  • COMPARTIR

La oportunidad que tanto esperabas, por fin se te dio. Te ascendieron en el trabajo y estás a punto de iniciar un nuevo reto profesional, pero, ¿Qué pasa con tus compañeros?

Seamos honestas, el campo profesional la mayoría de veces, viene siendo un campo de batalla en el que todos compartimos un interés común: ser los mejores en nuestra área.



Pero tranquila, esto no tiene que ser un motivo por el cual debas preocuparte. El ascenso muchas veces puede convertirse en la inspiración de tus compañeros para seguir escalando, y no existe nadie mejor que tú para motivarlos.

Encárgate constantemente de transmitirles energía positiva, sé frontal, directa, colaboradora y evita a toda costa realizar juicios de quien es mejor.

Nunca permitas que tu esencia cambie y tampoco vayas por ahí gritando a los cuatro vientos que por fin ese puesto es tuyo, pues no sabrás quien pueda tomar tu alegría como una expresión presumida.

Mantente siempre profesional, siendo cuidadosa y respetuosa con el otro. Evita entablar temas que puedan ser hirientes o conflictivos, esto no solo te ayudará a conservar las amistades, sino tu empleo.

No traigas, ni lleves, ni escuches rumores.  No son solo dañinos para el ambiente de la empresa, sino te distanciarán de tus compañeros y afectarán tu salud mental. Si escuchas algo que están diciendo de ti, es recomendable que te hagas de oídos sordos y te dediques simplemente a hacer tu trabajo y sobre todo a ser feliz.

¿Has estado en esta situación? Coméntanos tu experiencia debajo.

Síguenos en @Revestidamag.

Bienestar

Entre dos ofertas de trabajo

  • 26 enero, 2014
  • 4 MINS READ
  • COMPARTIR

AoB640x480V2

El que dice que es suertudo/a  aquel al que le toca elegir entre varias ofertas de trabajo, nunca ha tenido varias ofertas de trabajo. Es una situación que demanda mucho a nivel mental y emocional, pues es una decisión con el potencial de estancar o avanzar tu carrera profesional.

Así que no estás sola/o si estás comiéndote las uñas porque no sabes qué oferta de trabajo te queda mejor. Y lo mejor, hay formas de hacer más fácil tomar esa decisión:

Piensa que en realidad sí tienes mucha suerte: hay que admitirlo, en un país donde la tasa de desempleo es de un 14%, verte en la posición de rechazar trabajo es señal de que vas por buen camino (algo estás haciendo bien). Entender esto es importante para evitar tomar decisiones apresuradas o motivadas por las razones incorrectas.



*Por ejemplo, una razón incorrecta sería irse por el ‘prestigio’ de la empresa. Si sólo estás considerando una de tus ofertas porque se trata de un sitio conocido, no porque te gusta la posición disponible, puede que lamentes esa decisión en poco tiempo.

Elige lo que te conviene: la revista financiera Kipling exhorta a pensar en más que el salario a la hora de elegir un empleo. No se trata sólo de cuál ofrezca más, sino de cuál vaya mejor con tu estilo de vida.

*La locación es importante cuando piensas en la relación salario-gastos de transporte, y también lo son el área donde se encuentra, el ambiente de trabajo y los beneficios a largo plazo que ofrecen. Cuando tomas estos en cuenta, importan mucho más que la cantidad de ceros que habrá en tu cheque mensual.

Sigue tu instinto: si cierras los ojos, ¿dónde te imaginas trabajando? La visualización es clave en la toma de decisiones. En alguna parte de ti, es probable que ya sepas cuál oferta quieres aceptar, pero te sientes insegura/o porque temes que dejar de lado el otro signifique perder un chance o cerrar una puerta.

¿Y qué si se cierra? No porque las puertas están ahí debes pasar por todas ellas. A la hora de tomar una decisión tan importante como el camino que transitará tu vida profesional, vale más lo que te diga tu instinto que cualquier consejo: sólo tú sabes lo que quieres.

Bienestar

¿Compañeros de trabajo o amigos?

  • 17 septiembre, 2013
  • 4 MINS READ
  • COMPARTIR

Anne Perkins y Leslie Knope de Parks and Recreation son compañeras de trabajo y mejores amigas en Parks and Recreation. (Foto: NBC)
Anne Perkins y Leslie Knope de Parks and Recreation son compañeras de trabajo y mejores amigas en la serie de TV. (Foto: NBC)

Cuando estaba en el colegio, tuve un trabajo de medio tiempo en una sala de tareas. En ese tiempo, también andaba mucho con una amiga del colegio y tras unas semanas, ella empezó a trabajar en el mismo sitio. Al principio, todo iba bien, era mi mejor amiga y podíamos comer juntas y jugar con los niños. Al principio, todo iba bien.

Pronto después del ‘principio’, mi amiga/compañera de trabajo empezó a agobiarme. A veces hacía mal su trabajo (y sus tareas en el colegio) y me tocaba ayudarla o hacer las cosas por ella. Quería seguir siendo amiga de esa persona, así que terminé renunciando al trabajo a los pocos meses.

En su defensa, era un trabajo horrible y todavía estaba en el colegio, así que probablemente sólo estaba buscando una excusa para dejarlo. Pero trabajar con mi amiga no ayudó mucho la situación. Muchas veces pasa lo mismo cuando no traemos amigos al trabajo, pero creemos que los hacemos en la oficina.



Para Maureen Henderson, de la revista Forbes, no se pueden formar amistades reales con los compañeros de trabajo (o en mi caso, hacerte compañera de trabajo de una amiga). La naturaleza competitiva del ser humano, y el sistema de jerarquía en la oficina dificulta tener una amistad en la que se pueda discutir abiertamente de temas que fuera de contexto podrían poner tu futuro profesional en peligro.

Por otro lado, un estudio de la Universidad de Lancaster del Reino Unido establece que las mejores amistades que se tienen en la vida adulta, se crean en el lugar de trabajo. Y tiene sentido. La proximidad es uno de los factores que promueven la interacción social y tus colegas no sólo son cercanos porque comparten cubículo o el mismo piso, a veces también lo son en el sentido de que están en tu misma posición o comparten las mismas ambiciones.

Quizás Henderson tiene razón cuando habla de que no se pueden crear lazos íntimos con la competencia, pero también es cierto que nadie entenderá los problemas de la oficina, o las frustraciones con tu jefe, o simplemente lo mala que es la comida de la cafetería, como alguien que vive lo mismo que tú.

Henderson dice que tener una ‘relación de iguales’ con quien es responsable de tu salario, o viceversa, es prácticamente imposible. Igualmente con un compañero que hace lo mismo que tú en el trabajo. Pero hay que insistir: también es imposible no encontrar algo en común, algo que te vincule, con un grupo de personas con las que pasas más de 40 horas en un mismo espacio. Y eso no tiene que ser algo malo.

Superar la disputa competencia-amistad quizás se trate de ver el trabajo de oficina más como un esfuerzo de equipo que como una selva donde se salva el que pueda. Hay que pensar que todos están en un mismo barco, y si se va abajo, es mejor hundirse con amigos.



© 2023 REVESTIDA.COM All rights reserved