Conmigo

Competencias peligrosas

  • 30 septiembre, 2013
  • 4 MINS READ
  • COMPARTIR

track-19217_1920

Hay quienes nunca pierden. Sea que transformen una discusión sobre manzanas en una sobre naranjas para desorientar cuando no tienen la razón, o inventen nuevas reglas para los juegos de mesa, algunos/as toman el sentido de competencia a nuevos extremos.

Este tipo de comportamiento es común en las personas con una personalidad tipo A. Según estudios que datan de los 1950, este tipo de personalidad es contraria a la denominada personalidad tipo B. Mientras las personas ‘tipo A’ son propensas a ser competitivas, llevar trabajo a casa constantemente, agobiarse y ser obsesivos con ser los mejores en su área, las personalidades tipo B son más calmados, tienen menos madera de liderazgo y no son tan obsesivos con ganar todas sus batallas.

Se ha discutido bastante sobre esta categorización de los tipos de personalidad, actualmente hay consenso en que las implicaciones de los comportamientos individuales trascienden una doble categorización tan sencilla (lo más probable es que todos tengamos un poco del tipo A y el B, dependiendo de las circunstancias).



Sin embargo, saber si tienes algunas de las actitudes asociadas con la personalidad tipo A según Meyer Friedman and Ray Rosenman (los primeros en describir estas personalidades), podrían ayudarte a saber si estás explotando el lado negativo de la naturaleza competitiva de cualquier ser humano:

* Te irritas con facilidad durante discusiones sobre temas aparentemente neutrales
* Eres temperamental
* No tomas tiempo para disfrutar tus logros
* Eres propenso/a a ser hostil, o a ofender en discusiones
* Sólo disfrutas los juegos o deportes que sabes que puedes ganar
* Hablas, caminas o comes con aceleración
Tratas de ser el/la mejor en más de una cosa a la vez

Si encuentras que tienes comportamientos idénticos a los descritos, debes recordar calmarte un poco. Si bien es cierto que la teoría original de Friedman y Rosenman de que este tipo de personalidad podría causar complicaciones cardíacas ha sido desmentida, las actitudes hostiles o agresivas no resultan en una competencia saludable, sino en la alienación de todos aquellos con los que quieres o debes relacionarte para lograr tus metas.

No se trata de no competir, sino de aprender a disfrutar el juego.



© 2023 REVESTIDA.COM All rights reserved