Belleza

Zanahoria para tu bronceado

  • 9 marzo, 2017
  • 6 MINS READ
  • COMPARTIR

Vivimos en un país tropical donde el Sol predomina la mayor parte del tiempo y aprovechamos los fines de semana  para ir a la playa o al río, hacer senderismo o cualquier actividad al aire libre, lo que nos expone a los efectos de los rayos ultravioleta.

El mercado está lleno de productos para el bronceado. Pero, ¿qué tal si los preparas tú misma con ingredientes que ya tienes en casa como la zanahoria? Preparar nuestra piel es muy importante, antes durante y después de exponernos al Sol. En Revestida te damos trucos naturales para que siempre luzcas bella al aire libre.

Bronceador a base de zanahoria



Ingredientes: 

  • Zanahoria contiene como propiedad principal vitamina A. Es altamente rica en antioxidantes por lo que es un fuerte elíxir de la juventud.
  • Aceite de oliva contiene un gran número de antioxidantes y vitamina E. Posee propiedades hidratantes, regenerativas y funciona como protector solar.
  • Aceite de coco bloquea un 20% de los rayos ultravioleta, también posee propiedades antioxidantes. Es importante usar el aceite de coco prensado en frío. Consíguelo en farmacias, tiendas orgánicas o supermercados.
  • Aceite de bebé es súper hidratante y te dará un bronceado espectacular. Pero cuidado, no debes exponerte al sol por mucho tiempo.

Preparación: Selecciona un envase preferiblemente de color oscuro. Corta las zanahorias en rodajas y cúbrelas con aceite -de oliva, de coco o de bebé-. Deja reposar por 15 días en la nevera para que no se fermente y remueve constantemente.  También puedes retirar las zanahorias o renovarlas.

 

Recomendaciones para usar tu bronceador natural

  • Evita tomar el Sol entre 12 y 3 de la tarde, ya que sus rayos tocan más fuerte.
  • Coloca filtro solar 20 minutos antes de asolearte y luego ponte el bronceador. Repite cada dos horas y al salir del agua.
  • No abuses de la cantidad de producto. Así evitarás quemaduras y manchas en la piel.
  • Usa aceite de coco o de oliva al finalizar tu estadía en la playa o en la piscina para recuperar la hidratación perdida y regenerar tu piel.

 

 

Tu alimentación también influye

Es necesario consumir todo el tiempo alimentos antioxidantes ricos en vitamina C, tales como: coco, naranja, mandarina, limón, toronja, cereza, fresas, moras… Estos bloquean los radicales libres (culpables del envejecimiento prematuro) y a la vez preparan la piel para un bronceado perfecto.

Alimentos ricos en  como la zanahoria, las hortalizas de color verde -las espinacas, el perejil, el brócoli, la lechuga-,  los pimientos, el tomate, el mango y la lechosa ayudan a activar la melanina, responsable de los pigmentos que dan color a la piel.

Con estas recomendaciones te aseguramos un bronceado natural sin efectos agresivos para tu piel. Síguenos en @Revestidamag para más trucos.



© 2022 REVESTIDA.COM All rights reserved