Salud

Tengo cáncer de mama, ¿ahora qué hago?

  • 9 octubre, 2020
  • 10 MINS READ
  • COMPARTIR

En la vida, afrontamos varios retos. En ocasiones, estos desafíos pueden tratarse de enfermedades como el cáncer de mama, situación que habíamos leído, escuchado, y tal vez visto en algún conocido, pero nunca nos cruzó por la mente que algún día íbamos a batallar contra esta. Jamás pensaste que ibas a luchar contra el cáncer de mama. 

No te desalientes, no estás sola ni desamparada.

En el 2018, se diagnosticaron 2 millones de casos en el mundo y la medicina moderna ha permitido que miles de mujeres, como tú, logren vencer el cáncer de mama. En República Dominicana, según las estadísticas del Registro Intrahospitalario de tumores del Instituto Oncológico Dr. Heriberto Pieter, el cáncer de mama es el primero en frecuencia en la mujer dominicana. Por lo cual, es importante que acudas a un oncólogo de confianza, que te guíe y vele por tu salud.

Habla con tu médico, y mucho

Es un momento de difícil, pero un diagnóstico no es una sentencia, así nos cuenta la Dra. Rosa Batista, oncóloga clínica. «Todos tenemos miedo a lo desconocido, pero cuando se trata de una enfermedad que está asociada a sufrimiento, tratamientos costosos y fallecimientos, tendemos a pensar lo peor. Cada malignidad es distinta y es de suma importancia conocer qué tipo de cáncer tienes».



Que Google no te arrope. La doctora Batista recomienda que tengas una conversación sincera con tu médico.

“El oncólogo es tu mejor fuente de información, sobre ti y tu diagnóstico, para tomar las decisiones más apropiadas sobre tu atención médica. Pregunta, y mucho. No tengas miedo ni vergüenza. Si no entiendes algo, vuelve y pregunta. Mientras más clara estés sobre tu enfermedad, mejor será el proceso.” 

Este proceso provocará cambios físicos y reacciones secundarias por los tratamientos. «Pregunta a tu médico para qué deberías prepararte (…) no todo cáncer es igual y no todos llevan los mismos tratamientos. Algunos podrían ocasionarte fatiga, pérdida de pelo, náuseas, etc., y otros podrían ser leves y no afectarán tu día a día».

Evalúa tu seguro médico y situación financiera 

También procura evaluar la cobertura que ofrece tu ARS para el cáncer de mama, para verificar si es compatible con tu condición médica y situación económica, explica la doctora Batista.

Agrega que también es importante conversar con tu oncólogo la posibilidad de que el tratamiento afecte tu trabajo, «la planificación es clave en el tratamiento del cáncer».

En caso de que no tengas un seguro médico, no te desanimes. Existen instituciones y programas en República Dominicana, que pueden ayudarte a cubrir los costosos gastos que traen consigo la enfermedad, tales como: Liga Dominicana Contra el Cáncer, y Fundación Caminantes por la Vida. Cabe destacar que estas organizaciones, además, de proveer ayuda económica, proveen información y educan sobre la enfermedad. 

Rodéate de tus seres queridos 

Recuerda que no estás sola, y que con la ayuda de tus seres queridos, y la medicina moderna, lograrás batallar contra el cáncer de mama. «Es importante que permitas aceptar ayuda, tanto de amigos y familiares, ya que hacen el proceso más llevadero y permiten lidiar de una forma más aceptable el estrés causado«, detalla la doctora Batista.

Según estudios de la revista Cáncer en el 2016, la insolación tiende empeorar la condición médica de las pacientes de esta enfermedad. Las estadísticas destacan que: el 43% de las féminas en estado de insolación tienen mayor probabilidad de que su cáncer regrese, 64% afrontan un mayor riesgo de fallecer debido al cáncer, y 69% tienen una mayor probabilidad de fallecer debido a cualquier otra causa o condición. 

La doctora Batista recomienda que lleves a alguien a tus consultas. «Es recomendable llevar a un amigo o un familiar a las primeras citas médicas, no solo por la gran cantidad de información que puedas recibir, sino también por el apoyo emocional que ese ser querido te puede brindar. Un diagnóstico de cáncer no solo afecta al paciente, también afecta a toda la familia».

Busca ayuda psicológica

Es normal sentirte abrumada, después de tu diagnóstico. Incluso, los investigadores estiman que entre el 20 y el 60 por ciento de las pacientes con cáncer experimentan síntomas de depresión.

No obstante, si no aprendes a lidiar con estas emociones de una manera saludable, tu estado mental puede deteriorarse, causando un impacto negativo en tus acciones. Puedes optar por recibir terapia psicológica individual, en grupo, o combinar ambos tratamientos.

En nuestro artículo Cáncer de mama: no descuides tu salud mental, hablamos más sobre el tema.

Mantente positiva 

Mantenerte positiva te permitirá afrontar todos los retos que trae esta enfermedad, y te permitirá tener una mejor calidad de vida. Cuando te sientas desanimada, y preocupada, aliéntate con el dato de expertos que señalan que el 90% de los casos detectados con tiempo son curables.

Aunque no exista evidencias científicas de que mantener una actitud positiva cura el cáncer, la doctora Batista resalta la importancia de tenerla: «Esto sí puede favorecer la adaptación del proceso oncológico, la aceptación de la enfermedad y por tanto ayude a lograr una mejor calidad de vida.



© 2022 REVESTIDA.COM All rights reserved