Sin categoría

Esta noche salimos sin los niños

  • 2 junio, 2013
  • 5 MINS READ
  • COMPARTIR

Cuando una pareja ha compartido momentos en el noviazgo y se ha aceptado con sus diferencias y semejanzas, se plantea la posibilidad de formar un matrimonio. La propuesta la realiza uno de los miembros (en la sociedad dominicana, la iniciativa la tienen los hombres, en la mayoría de los casos).

pareja de esposos

Cuando este grupo social empieza a crecer, las responsabilidades también, los padres se desviven por sus hijos y sin darse cuenta pueden caer en la trampa de tener una relación sujeta estrictamente a sus actividades. Se olvidan de que la pareja es la base de la familia y que para sustentarla, de vez en cuando, hay que tener un momento a expensas de los hijos.

La psicóloga Priscilla Valenzuela nos detalla  la importancia de cuidar esa unión marital, de mantener las relaciones sociales de pareja aún cuando se tiene hijos, ya que no se debe confundir el momento de procrear como un paso a tirar por la borda las actividades de pareja viviendo sólo para criar.



¿Por qué los padres tienen que salir solos de vez en cuando?

En el proceso del ajuste en la relación de pareja se dan muchos cambios donde los individuos deben adaptarse a las demandas y oportunidades que trae consigo la unión marital: el trabajo, la presión social y la llegada de los hijos al hogar. Los padres agobiados con las demandas del día a día en general no tienen tiempo de seguir fortaleciendo su relación como cuando eran novios. Es por esto, que necesitan un espacio de tiempo solos.

¿Qué recomendaciones da a esas parejas que desean salir solos pero no saben por donde empezar?

Salir solos a compartir tiempo de parejas. Necesitan este espacio para poder conversar, recordar, hablar de acuerdos y desacuerdos, dar y pedir cariño, disfrutar de la sexualidad y el erotismo.

La organización es la clave

Así como cuando eran novios y se compaginaban para que los padres les dejaran salir a solas, igual para este caso. Acuerden antes del “día de ustedes” quién se quedará con los niños o adolescentes, elijan el lugar y por favor, disfruten de su velada, ya sea para reflexionar, para tener una velada romántica o divertida. Verás qué imprescindible es darse este espacio y te darás cuenta de sus beneficios en poco tiempo si lo incluyes a tu estilo de vida marital.

¿No pueden salir en esa semana? Aquí te dejamos alternativas de la psicóloga que pueden funcionarte en casa.

Acostumbra los niños a una siesta, para que compartan en ese lapso de tiempo

Programa la hora del descanso hasta mañana, más temprano. Diles que el tiempo de la cama ya llegó y que es tiempo de “papi y mami”.

En la casa pueden planear cenar o desayunar en la cama, o en algún area del hogar solos.

Tener  una comida romántica en el comedor para cuando el presupuesto no alcance para una salida al restaurante.

Acurrucarse en el sofá a ver televisión o a descansar juntos.

Hacer una lista de las cosas que les gustan y planificar lo que pueden hacer juntos, como si fuera un proyecto (eso les dará más emoción), aunque sólo se pueda realizar una vez al mes.

Contacto: pvalenzuela@psykhe.org