Moda

La mente rebelde que da vida a Bless My Funk

  • 4 julio, 2017
  • 11 MINS READ
  • COMPARTIR

Recuerdo cuando conocí a Verónica Modesto, creadora de la marca Bless My Funk, hace cuatro años de este encuentro, específicamente el día que la diseñadora Mary Katrantzou vino a República Dominicana, y ambas al ser amantes de su trabajo nos topamos en esa ocasión. Ese año ella apostaba a abrir su marca, especializada en un área de la moda dominicana que había sido muy poco desarrollada, el diseño de textiles.

Desde sus inicios, esta marca cautivó el mercado dominicano con piezas tan únicas, especiales y selladas con esa rebeldía que personifica a su diseñadora. Quien veía una de sus piezas decía: «Yo lo quiero», sentimiento que ha perdurado en el tiempo.



 

¿Qué lo hace increíble? Su sello

El neoprene estampado y el rosado son parte del ADN de la casa de modas de Verónica, participando en la mayoría de sus diseños y propuestas. La autenticidad, otro de los sellos con los que están marcadas todas sus colecciones, pero nada mejor que un buen conversao’ con esta diseñadora dominicana, quien nos recibió en su estudio para contarnos más sobre su trabajo.

 

R: Cuéntanos sobre tus inicios en la industria de la moda.

BMF: Desde pequeña tomaba clases de arte, aprendí a dibujar, pintar e ilustrar. Mi tío Manuel Ferreira era mi mayor inspiración, era un ilustrador de moda en la ciudad de Nueva York. En la adolescencia hacía los trajes de los bailes de mi promoción del colegio, vestidos para amigas y siempre me mantuve practicando lo que sería luego mi profesión… Ser diseñadora.

Me fui al Istituto Marangoni a estudiar diseño de moda y viví en Milán, Italia, por tres años. Allá exploré distintas áreas de la carrera y cuando regresé al país me di cuenta que quería desarrollar en mis colecciones el diseño de textiles y estampados, era una forma en la que podía mezclar todo lo que quería, mi visión y sobre todo expresarme aún más. También hacer una propuesta más interesante e innovadora. Así nació mi marca, mi bebé (risas), Bless My Funk.

R: Cuéntanos sobre Bless My Funk…

BMF: Esta marca es mi esencia, representa a la mujer libre, sin paradigmas y atrevida. Joven, fresca, le gusta vestirse diferente con piezas únicas sin importar su edad, tiene un espíritu único. Puede que ame el negro, el rosado o todos los colores.

R: ¿Cómo el mercado ha aceptado el mercado dominicano a BMF?

BMF: Interesante. Cuando inicié estaba en un target muy específico, dirigido hacia una mujer abierta y arriesgada en cuanto a la moda. He tenido seguidores que no imaginaba, al vivir en una isla pequeña la marca se ha esparcido en chicas muy femeninas, madres, mujeres más bohemias y alternativas.

R: ¿Cuáles son esas tendencias de moda que caracterizan BMF?

BMF: No soy de seguir las tendencias del momento, Bless My Funk es un estilo particular, con cosas que verás de nuevo pero interpretadas de una manera diferente. Es cultura pop, pop art, los años 90, pantalones de talle alto, tiros, crop tops, school girl, plisados, entre otros.

R: Un color.

La blogger Helen Blandino, con una de las primeras piezas de BMF.

BMF: El rosado me encanta. Para BMF viene siendo como el azul para Versace, la camisa blanca de Carolina Herrera, el rojo de Valentino, eso para mí es el rosado. Aunque no me vista de ese color, lo amo demasiado. No me visto de rosado (risas) porque el negro es el negro pero, sigo esforzándome para incorporar este color en mi guardarropa.

 

R: Ser creativo es

BMF: Ingenio y habilidad. La creatividad para mí es una inteligencia.

R. ¿Cómo percibes a la mujer dominicana actualmente?

En la mayoría de casos la mujer dominicana vive encasillada en los estereotipos, es muy femenina, a veces demasiado glamurosa, en otros casos al llevar un estilo «muy clásico» avejenta su imagen, en otros momentos es muy sexy, otras veces se uniforma y sigue lo que ve que se está usando.

R: Tu diseño favorito…

BMF: Mi colección favorita fue Eclectic Budapest en el 2015.

R: Si tuvieras que elegir entre el arte y la moda…

BMF: Me quedo con la moda, es mi amor y odio, me apasiona muchísimo y es lo que más me llena, pero es una industria complicada, uno no es tan libre como uno quisiera pues, aunque es algo que ames es un negocio y un trabajo. La moda es una forma de arte que tiene más reglas. Pero, con Bless My Funk he podido encontrar el balance entre ambos.

R: ¿Cómo ves la evolución de la moda dominicana?

BMF: Está un poco atrasada porque principalmente la República Dominicana ha dado lugar a personalidades en la moda que ni siquiera han sido formados en escuelas de moda o arte, no son diseñadores, por tanto su trabajo no es de calidad y eso contamina el mercado. Existen personas autodidactas o de conocimiento empírico, pero si no estás preparado, no lo hagas, eso obstruye y crea una distorsión en la sociedad sobre lo que realmente es moda y diseño de calidad. Sin embargo, los diseñadores emergentes de mi generación están la están revolucionando con propuestas más contemporáneas, siluetas sueltas, ready-to -wear y rompiendo los esquemas en cuanto a la cultura de moda dominicana.

R: Bless My Funk hoy.

BMF: Este año lo tomé sabático en cuanto a BMF, pues, el año que viene tengo un relanzamiento. Al mismo tiempo diseño vestuario de películas, fue una oportunidad junto a la estilista Gina Terc, pues me encanta esta área de la moda y hay muchas oportunidades. También trabajé en una película de época dominicana Veneno. Me encantan los diseñadores emergentes quienes están haciendo propuestas más contemporáneas, siluetas sueltas, ready to wear.

Lo nuevo de BMF viene en grande, proponiendo nuevos productos desde moda, accesorios y productos variados ¡Aguántense hasta el año que viene y ya verán, estará muy chulo!

Si quieres conocer más sobre Bless My Funk, síguela en Instagram como @blessmyfunk.

Síguenos en @Revestidamag



© 2022 REVESTIDA.COM All rights reserved