Belleza

Adiós uñas quebradizas

  • 9 marzo, 2017
  • 5 MINS READ
  • COMPARTIR

Las manos captan mucho la atención de la gente y es inevitable mirarlas y admirarlas si están bien cuidadas. Para muchas mujeres tener uñas quebradizas y débiles es un dolor de cabeza, todas queremos lucirlas sanas y fuertes.

Si es tu caso, es importante que te hagas una revisión interna  y consultes a tu médico para determinar el motivo. La piel y las uñas son signos clave que pueden decirnos si algo anda mal en nuestro organismo.



Entre los factores que pueden causar uñas quebradizas se encuentran: el envejecimiento, la exposición constante al agua, la resequedad, el uso detergentes fuertes, la mala nutrición y algunas enfermedades patológicas.

Te preguntarás ¿Qué hago para tener uñas fuertes?

El agua y los químicos ablandan las uñas y resecan la piel, si debes exponerte con mucha frecuencia a lidiar con agua y humedad es recomendable que uses guantes de goma para evitar tener las manos mojadas todo el tiempo.

Alimentación

La falta de nutrientes como vitaminas, hierro y proteínas afecta la salud de las uñas por lo que se recomienda llevar una dieta balanceada que incluya frutas, vegetales, carnes y pescados. Si se te complica consumirlos a diario, en el mercado existen pastillas que prometen incluir estos componentes a nuestra dieta para el cuidado de la piel, el pelo y las uñas (consulta a tu médico).

Una vez determinadas las causas, los remedios caseros también pueden ayudar en el proceso de tener uñas sanas y no tienen efectos secundarios.

Trucos

El estilista e instructor de belleza, José Veloz, mejor conocido como Jarico Jaspe, nos da algunos remedios para tratar estos síntomas:

Vaselina. Muy eficaz para manos y uñas resecas. Aplica todas las noches para dormir y coloca guantes de algodón.

Aceite de oliva, coco y vitamina E. Ideales para tratar la deshidratación, ya sea individual o mezclado. Tibia la mezcla a baño de maría, la cantidad que necesites. Remoja las uñas por 10 minutos para que puedan absorber o frota cada una de ellas por cinco minutos con algodón dos veces al día.

Córtalas. Mientras persista este problema, úsalas cortas para evitar el quiebre. Limar y cortar cuando están húmedas disminuirá la posibilidad de dañarlas.

Ojo con los removedores del barniz. La acetona es uno de los componentes que más resecan las uñas por lo que el especialista recomienda humectarlas luego de remover el esmalte y dejarlas respirar por lo menos un día antes de volverlas a pintar.

Tener uñas sanas depende de ti. Llévate de estos consejos y muestra tus manos con seguridad en todo momento.

Síguenos en @RevestidaMag.



© 2022 REVESTIDA.COM All rights reserved