Actualidad

¿Qué puedes aprender del corbatín y la caída de Rami Malek en los Oscars?

Por Revestida

  • 25 febrero, 2019
  • 5 MINS READ
  • COMPARTIR

Todo el mundo estuvo atento a los Oscars, en la misma proporción que todo el mundo estuvo atento al corbatín del actor Rami Malek. Sin duda, ese fue el mejor chiste de la noche.

Sí, es cierto, Rami Malek no solo ganó el Oscar por su convincente interpretación en el filme Bohemian Rhapsody, sino que también pudo llamar más la atención, por su corbatín, una champagne y una caída.

Primero, el «corbatín rebelde»

Es tal así que, muchos catalogaron ese corbatín como un profesor de la vida con grandes lecciones: “La corbata de lazo de Rami Malek en los Oscar es una metáfora definitiva para la vida: todos intentan arreglarla, pero de alguna manera ella misma se las arregla para seguir torcida”, escribieron en la web que sigue diferentes tipos de tendencias Zobad.

Es más, en lo adelante, dentro de los cursos de romper el miedo escénico tal vez incluyan a los corbatines. “Hay que admitir que es un buen inicio de conversación. A veces, las personas son notadas por razones equivocadas… un corbatín torcido, puede funcionar para proyectar que eres genuino”, dijo un usuario anónimo dentro de un foro.

Además del corbatín de Malek:
mira los mejores looks de los premios Oscars.

¿Por qué tanto drama? Sencillo: más de cinco invitados de la edición #91 de los premios de la Academia, pensaron que el ganador del “Mejor Actor” necesitaba ayuda adicional. Todos, desde la propia novia de Malek hasta Lady Gaga intentaron arreglar ese corbatín.



¿Qué es lo curioso de la noche de los Oscars en cuanto a Malek? Que pudo ser una noche perfectamente desastrosa: primero su corbatín le robó protagonismo (¿o le dio más?), luego el actor se cayó al bajarse del escenario, y por último, batió tanto una botella de champagne que terminó arruinando el peinado de algunos presentes.

Después, la caída y el champagne

Aunque la caída no se vio en televisión, los fotógrafos presentes captaron el momento y algunos medios internacionales, hablaron de que tuvo que ser atendido por paramédicos.

“Malek se cayó en las gradas del Dolby Theater en Los Ángeles e hizo todo lo posible por salvar la estatuilla que tanto le costó ganarse”, se leyó en más de un medio gringo.

Finalmente, el aprendizaje

Pero, de la noche de Malek se puede sacar una gran lección de vida: algunas malas situaciones que pasan en una noche, no te pueden arruinar la emoción de esa noche. Así de simple.



© 2022 REVESTIDA.COM All rights reserved