Destinos

Slow Travel: vacaciones a otro nivel

Por Estela

  • 5 marzo, 2020
  • 4 MINS READ
  • COMPARTIR

Tomamos vacaciones para descansar de lo que nos estresa pero, ¿qué pasa cuando estas vacaciones son más estresantes que aquello de lo que escapamos? Esto se da cuando llevamos la misma intensidad del trabajo a nuestros viajes y establecemos horarios muy estrictos. Existe una solución para evitar caer en la rutina del turista que se llama slow travel. 

Slow travel

¿En qué consiste el slow travel?

El slow travel consiste en viajar más despacio, lo cual nos permite formar una conexión más fuerte con el lugar que estamos visitando, sintiéndonos menos apresurados. Como dicen, el que mucho abarca poco aprieta y querer visitar todos los lugares en poco tiempo no nos permite conocer ninguno de verdad.

Es bueno establecer una lista de lugares que queremos visitar pero lo que no nos funciona es cuando llevamos esta lista de forma radical. Con un itinerario «lento» evitamos sentir la presión de eliminar todos los lugares de la lista y tendremos más tiempo para realizar las actividades de los locales. Por ejemplo, ¿no te encantaría detenerte a disfrutar un café sin prisa? y que este café no sea en el lugar más comercial de todos, sino aquella esquina poco conocida pero muy recomendada.

El slow travel surge a consecuencia del slow food movement, que comenzó en Italia en la década de los 80 como una protesta contra la apertura de un McDonald’s en Roma. El movimiento de la comida lenta tiene como objetivo preservar la cocina regional, la agricultura local y los métodos tradicionales de preparación de alimentos. Desde entonces, esta iniciativa cultural ha surgido en una forma de vida conocida como el Slow Movement, que enfatiza la conexión: la conexión con la comida, la conexión con las familias y, en el caso de los viajes, la conexión con la gente y la cultura local.

Menos fotos, más experiencias

A menos que tu trabajo dependa de ello, olvídate de la foto perfecta que te distrae de la belleza que te ofrece una nueva cultura. Enfocarnos en mostrar al mundo dónde estamos nos hace olvidar el propósito del viaje: conocer. Ojo, esto no quiere decir que no captures los momentos porque estas fotos son parte del recuerdo pero toma en cuenta que el recuerdo más importante es el que queda en tu memoria.



Te puede interesar: 

Lo que debes saber acerca del coronavirus

Comentarios