Mente

No soy la Mujer Maravilla: tengo mis propios superpoderes

Por Dayanara Reyes Pujols

  • 28 abril, 2021
  • 7 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo.- La mujer maravilla es una superheroína ficticia. Es una princesa guerrera de las Amazonas. Está dotada de una amplia gama de poderes extraordinarios y habilidades de combate de batalla superiores. Es de los pocos personajes que no tiene una contraparte masculina. Aunque me encante el personaje, no soy la mujer maravilla, ninguna lo somos, pero tenemos nuestros propios superpoderes. 

Superpoderes


Posee una gran fuerza que fácil rivaliza la de los más poderosos como Superman. Tiene una increíble inteligencia, conoce de magia, ciencias, habla más de 10 idiomas. Considerada como una de los miembros más sabios e inteligentes de la Liga de la Justicia. Puede volar grandes velocidades. No envejece, es inmortal, conserva una belleza extraordinaria, entrena diariamente. Y lo que más sabemos de ella es que tiene estupendas habilidades, dones superhumanos, fomenta la paz en vez de la guerra y utiliza la persuasión en lugar de su super fuerza para someter a los malhechores.

no soy la mujer maravilla

¡No soy la mujer Maravilla!

Desde niñas nos leen cuentos, historietas, y nos van construyendo una mujer ideal que no es posible sostener en el tiempo. Son muchos los mitos que pudiéramos mencionar: lucir impecable todo el tiempo, mantener tu casa ordenada, todo tiene que estar perfecto y en balance, a ser fuertes y protagonistas en la cotidianidad, a no tener tiempo para nada, a ser en extremo competitiva y que en ocasiones ver a otros como sus enemigos.

Ahora, especialmente que soy emprendedora y mamá millennial, me hago consciente de que las mujeres de hoy día tenemos que enfrentarnos a miles de desafíos para poder triunfar en el mundo laboral, para alcanzar el éxito profesional. Sin embargo, el mayor desafío es vencer nuestras propias inseguridades, las que están en nuestra mente y no las que vienen del exterior.



no soy la mujer maravilla

¨Soy del tamaño de lo que veo y no de mi altura¨ -Fernando Pessoa-

 

En mis vivencias te comparto algunas recomendaciones:

 

  • Apaga la voz que te compara con otros. Es tu enemiga. Busca tus propios ideales, no el de otras.
  • A veces el verdadero éxito ha sido detenerme por un tiempo para encontrarme. ¡Conócete!
  • Ponerme primero. ¡Cree en ti misma! Especialmente cuando somos hijas, madres y esposas nos han vinculado estos roles como sacrificio y esta creencia limitante hay que cambiarla. Si nosotras estamos bien, quienes nos rodean también lo estarán.
  • Agendar espacios para no hacer nada o estar en silencio. Este ha sido uno de los retos que he tenido, ya que desde la infancia nos muestran que, para tener el gran balance, al que la mayoría aspiramos, tenemos que tener todo fragmentado y una agenda llena de acciones, objetivos y progresos.
  • Poner límites sanos: a ti misma, a la agenda del trabajo, a otros. Demarcar no es algo que nos enseñan y que tenemos que aprender a hacerlo, sin ofender a los demás. Muchos lo ven como un irrespeto y es precisamente el respeto hacia ti misma y los demás.
  • Saber elegir las personas o la gente que está a tu alrededor. Revisa tu pasado y califica en emociones positivas y negativas. Por supuesto, agendar para el futuro las efectivas, de las otras elimínalas.

La mujer maravilla es solo una actriz que nos entretiene. Define, construye y vive bajo tus propios ideales.

Te puede interesar:

Mujeres que aman demasiado

Sobre la autora: Dayanara Reyes Pujols es productora y conductora del programa Desafío Millennial, plataforma especializada en el estilo de vida millennial. Para escuchar otros episodios da click aquí o aquí. 

Comentarios