Bienestar

Experiencias poniendo límites durante el Home Office, por ustedes…

Por Revestida

  • 21 diciembre, 2020
  • 15 MINS READ
  • COMPARTIR

“No tengo unos límites como tal, incluso siento que he trabajado más de lo normal aquí en la casa. Por ejemplo hay veces que, como cocino mi almuerzo, me tardo mucho y por lo tanto siempre salgo  después [que termina el horario laboral], haciendo trabajos que me falta… también pasa que quiero adelantar trabajo del día siguiente y me quedo hasta muy tarde entonces es como que no tengo límites en realidad. Lo estoy haciendo todo mal” nos empieza a explicar una voluntaria, que accedió a contar cómo ha sido su trabajo durante el Home Office, y quien prefirió mantener bajo anonimato su nombre y profesión.

Home office - Illustration by Mariana Gonzalez on Dribbble

Admítelo, si eres una persona responsable con tu trabajo, te entusiasma, o básicamente te apasiona, tu también te habrás encontrado trabajando fuera de horario sin darte cuenta. Lo que pensaste serían 5 minutos para responder un simple correo, terminaron siendo unos 55 minutos de trabajo extra. Es hora de que hablemos seriamente acerca de los límites y su importancia durante el home office. Sin “peros”. Por eso, acudimos a ustedes para saber cómo tener esos límites, o lo que es casi igual, a cómo identificar cuando no lo tenemos. 

Importancia de tener rutinas bien establecidas en el home office

“En la mañana hay veces que me despierto tipo 7:30AM y entonces no me da chance de bañarme, [entonces] me baño en mi hora de almuerzo, o sea, he sido muy desastrosa estos días, o estos meses. Antes [al principio del home office] sí me ponía muy rigurosa, me ponía mi ropa como de salir, me sentaba en la oficina pero al final siempre terminaba fuera de mi horario y entonces como que ya no lo hago porque igual salía más tarde lo habitual. Lo que sí hice [hace] es una regla de que los viernes no se trabaja hasta tarde”.

AnÓnimo

Aquí lo más importante es empezar con pequeños pasos hasta adoptar una rutina completa que sea cómoda y razonable para ti. Como explica  Leo Babauta en su libro El poder de lo Simple, (aquí un resumen), cuando estás intentando crear un hábito, “ve poco a poco”. Es decir, si quieres levantarte más temprano, empieza por 10 minutos, luego 20 y así hasta el que sea tu objetivo. Si quieres crear el hábito de salir a correr, lo mismo. Todo resulta mas sencillo si lo hacemos de forma progresiva.

Repitan conmigo: “Comunicación en el home office…”

“Hay que llegar a un acuerdo con los equipos. Hay que tener una comunicación abierta, constante y empatica para saber, y estar claros, de sus necesidades, de lo que les hace falta, de cómo van los resultados porque uno pierde la visibilidad física de lo que va pasando. Yo tengo reuniones con mi equipo dos veces a la semana, en donde prendemos la cámara y nos vemos”



Alberto José Díaz Hernández, Gerente de los Mercados en Curazao, Aruba y Bonaire.

Lo anterior se vuelve aun más importante cuando leemos la experiencia de Ramón Grullon “mi experiencia trabajando Home Office fue provechosa. Sin embargo, al principio fue difícil acostumbrarme. Me hacía falta ver a mi equipo, sentía que el manejo del personal o de las reuniones iba a ser más difícil de lo que realmente fue, en fin era un proceso de adaptación y de incertidumbre”

Logo Office (home/office) by Cleiton Avi on Dribbble

.

Acerca de por qué esto es importante, la Lic. Priscilla Montero Torres, psicóloga clínica de la salud y bienestar emocional señala que actualmente ha existido un pico de des-balance emocional por la situación en la que estamos en la que se ha restringido el contacto con otros seres humanos, bloqueado la parte social, así como estar en el exterior con la naturaleza y poder mover el cuerpo, todo está mediado por aparatos electrónicos y esto afecta directamente en la motivación y bienestar emocional.

Poniendo límites saludables 

Respecto a su proceso de adaptación, de establecer límites, y a modo de consejo, Ramón señala: 

“Lo primero que hice fue buscar un espacio en la casa destinado para esos fines y aunque tenía una hora de entrada y salida yo mismo no respetaba esos tiempos. Trataba de hacer un equilibrio y hacer una desconexión al menos haciendo ejercicios desde casa. Adicional, trataba de limitar que se me convocara a reuniones a deshoras”.

Ramón Grullón, Gerente Senior Atención al Cliente.

Y lo más importante, según nos resaltó es que “en la medida de lo posible, estaba al pendiente de ellos [compañeros]. Hacia actividades por Teams de encuentros casuales, nada laboral. De vez en cuando iba y les visitaba llevándoles algún dulce o algo para alegrarlos”. Hoy más que nunca es importante mantenernos conectados con los demás, más allá de una relación laboral.

Work From Home Gear - Everything you need to work productively | Product  Hunt

 

De acuerdo con un manual elaborado por el Colegio Colombiano de Psicólogos acerca de la “Gestión emocional para el trabajo en casa”, una comunicación efectiva es fundamental para controlar el estrés, la fatiga y el agotamiento en el trabajo además de mejorar la calidad de vida. Así también recomiendan fomentar  “el salario emocional”  tales como: el reconocimiento de logros y esfuerzos, el tiempo como incentivo, trabajo flexible, planes de formación continua, promoción interna, días libres, entre otros. 

Relacionado con ese punto, Alberto había dicho “es importante establecer horarios para trabajar y horarios totalmente personales… todo se esta integrando y no se sabe qué es qué”. 

“Mi rutina durante el proceso de trabajar en casa fue ponerme un horario, obviamente el mismo de la oficina, pero, ahorrándome el tener que levantarme más temprano. Arme, digamos que mi escritorio en la sala, porque no quise que mi habitación se convirtiera en trabajo y área de descanso a la vez”. 

Angel Mota, Encargado de Operaciones – Riesgos Generales Multinacionales

Acerca de los límites que se colocó Angel, nos señala que colocó una alarma en el celular, que le avisaba media hora antes que tenía que desconectarse. Es decir, la alarma no es solo para despertarte, también puede servir para desconectarte. Solo procura no aplazarla 5 veces.

So long, WFH👋 Gone are the days when I could work in pyjamas lol –  heysherroll

Continua explicándonos: “Al principio me costó ponerme un límite para no trabajar de más, fácilmente me daban las 9:00PM y yo trabajando. Cuando veía la alarma, revisaba qué se podía quedar para el otro día y qué podía resolver en ese momento y listo, hasta el otro día”.

“En un principio, creí que si me colocaba ropa más incómoda me acomodaría menos al trabajar desde casa, llegue a ponerme jeans, unos tenis y t-shirt, pero al final me sentía incómodo, luego empecé a trabajar en shorts y franelas, cosa que me hacía sentir más cómodo y pude seguir trabajando igual”

Angel Mota, Encargado de Operaciones – Riesgos Generales Multinacionales

¿Lo ves? Quizás sientas que todos lo están llevando super bien trabajando desde casa o home office. Pero no, todos estamos adaptándonos, en mayor o menor medida, a esta nueva normalidad, no debes sentirte mal si parece que otros lo llevan super bien. Recuerda ir a tu ritmo, y adoptar una rutina y hábito que se ajuste a tu estilo de vida. 

Te puede interesar:

Coronavirus en la era digital: ¿Cómo trabajar desde tu casa?

 

Comentarios