Familia

Aprendiendo sobre la crianza respetuosa

Por Dayanara Reyes Pujols

  • 19 noviembre, 2020
  • 18 MINS READ
  • COMPARTIR

Antiguamente los niños eran criados de una manera muy distinta en comparación con el día de hoy. Se veía a los infantes con poca credibilidad en sus palabras e inferior al adulto. Ya hemos escuchado cómo la evolución de la educación ha cambiado, antes se empleaban múltiples castigos impensables en la actualidad.

La educación y crianza respetuosa entre los millennials

Los millennials quieren resultados distintos y cambiar los paradigmas de la crianza.

Estudios recientes han demostrado que una educación y crianza respetuosa favorece a un mayor bienestar integral del niño tanto a corto como a largo plazo evitando carencias emocionales y afectivas.

Conversé con Paulina Castillo creadora de la cuenta @Crianza.respetuosa desde donde nos brinda pautas y enseñanzas de esta nueva manera de educar, que no solo impacta el hogar también las escuelas.

Castillo indica que a la crianza respetuosa también se le llama consciente, positiva, de apego, … es una forma de criar más humanizada, ser más consciente de ti, de tus emociones y por supuesto de la de tus hijos. Se trata de buscar respeto mutuo donde papá, mamá e hijos sean respetados; es decir, no hacerles a tus hijos lo que no quisieras que te hicieran.



La crianza respetuosa

En el pasado se criaba sin pensar que lo que se hace hoy repercute en el adulto de mañana. Criar con respeto tiene frutos muy positivos en comparación con la tradicional; sin embargo, nuestros ancestros hicieron lo mejor que han podido y como les enseñaron y vivieron.

Castillo, educadora de familias, de aula y de primera infancia en Disciplina Positiva, resalta que un individuo que se ha criado con exceso o poca amabilidad podría tener secuela a futuro y es justamente de la crianza tradicional (generación tras generación se ha repetido lo mismo) que surge la respetuosa, sin juzgarla hacerlo de una manera distinta y de la forma más considerada.

Diferencias entre la crianza tradicional y la respetuosa

La crianza tradicional está marcada por una inflexibilidad autoritaria, donde la última palabra era de los padres con términos, tales como: “Esto lo hago así porque yo lo digo” “Me debes respeto porque soy tu papá o mamá” “Es así porque lo digo yo”. Las correcciones normalmente eran con castigos y agresividad.

Escucha más sobre el tema

La tendencia era más marcada en el papá mientras que la mamá era vista como más permisiva, de no marcar muchos límites, por temor a perder el amor de sus hijos o rescatarlos de esa severidad y firmeza rígida del padre. Esto último provoca confusión en los niños porque es un respeto forzado que se convierte en miedo y comienza a preguntarse qué es lo que siente por la madre lo que aviva un desequilibrio y dualidad.

La crianza respetuosa busca resaltar lo positivo de ambos estilos, lo autoritario y firme junto con lo permisivo que sería lo amable. Con límites sin el uso de castigo. Cree en relaciones horizontales y no verticales. Nos invita a conocernos, a saber, cuáles son tus fortalezas y oportunidades, sabiendo que no somos perfectos. Se trata de respetarte a ti como ser humano y a tus hijos como individuos que están en desarrollo, aprendiendo, … la mayor fortaleza es que querer hacerlo distinto.

A generaciones pasadas les cuesta esta modalidad porque fueron criados de esa manera y van repitiendo; al tiempo que se resisten al cambio.

En la crianza respetuosa los padres marcan limites y modelan con sus actuaciones

“Los padres son los que marcan ese límite, que se respete la crianza de sus hijos y es una forma de modelarlo que es tan importante para que los niños entiendan que los padres trabajan en conjunto. Los demás son un grupo de apoyo, la base viene de los progenitores”, asegura Castillo quien sugiere que todo proceso de cambio genera rechazo y que normalmente las generaciones pasadas lo hacen por desconocimiento, por confusión o rechazo al cambio.

Es importante hacer el énfasis de que es nuestro estilo de crianza, que lo queremos probar y mostrarles las estrategias y razones por las cuales se está haciendo de esa manera. “Nosotros como padres estamos criando de manera respetuosa, quizás ahora no puedes ver los resultados, pero si a futuro”, sería una buena respuesta indica la educadora en disciplina positiva.

Beneficios de la crianza respetuosa

  1. Una familia más conectada y unida.
  2. Aumento de la confianza ¡Buscan soluciones ante las dificultades!
  3. Invita a la reflexión de las situaciones vividas en vez de juzgar.
  4. A ser más respetuosos con los errores y aciertos como padres y como hijos.
  5. De escucha activa hacia el otro.
  6. Aceptarse a sí mismo y a los demás.
  7. Valores fortalecidos.
  8. Cree en la red de apoyo, en tribus, y conexiones con otras personas.
  9. Mayor estabilidad emocional, tanto en padres como en hijos.
  10. Tienen límites, estructura y rutinas donde todos ganan.

Para ser padres respetuosos se sugiere

  1. Autoconocimiento: Preguntarnos por qué reacciono de esta manera, de manera inconsciente cuál conducta repetido de mis ancestros.
  2. Autocuidado: Crear espacios para estar conmigo misma, tales como: dormir las horas necesarias, practicar yoga, mindfulness, meditación, ejercicio físico. ¡No nos dejemos de último!

Te puede interesar:

Consigue la mejor película para disfrutar en familia

Sobre la autora: Dayanara Reyes Pujols es productora y conductora del programa Desafío Millennial, plataforma especializada en el estilo de vida millennial. Para escuchar otros episodios da click aquí.

Comentarios