Volando al ras

Poema: Egonía

  • 1 abril, 2015
  • 2 MINS READ
  • COMPARTIR

image

Mi caminar es pausado,
lerdo, de muerte.
Voy despacio, pues la vida me pesa.
destilo sudor frio…
me cobijo bajo el manto de otros,
y sus dolores me hacen sombra.

Los ayeres pesan demasiado,
quise cargarlos por trozos, uno a uno,
pero se agruparon en huelga, tras la puerta,
en mi presente.

Veo con miedo macabro
la manilla que se mueve,
personajes oscuros amenazan con abrir mi puerta.
Presionan.
Empujan.
Hacen sonidos de viento,
enreversados, grises y de lamento.
Hago mi esfuerzo, pero no comprendo.



El miedo me pudre los huesos,
mis dientes tiritan, y sin querer
muerdo mis labios,
Mi sangre sabe a miel con sal,
me fui amargando sola,
sin apenas darme cuenta.

Me abrazo…
he de acompañarme sola, como lo hice siglos atrás…
como feto, me someto
a la presencia de mis propias miserias,
y voy socavando de mi vientre
un pegote de promesas rancias.

Mi esperanza está en ciernes,
plagian las alegrías y a
borbotones amenazantes, como caldos gruesos
en los calderos de las doñas….
se rie en mi cara,
me escupe,
me esparce sus heces…
he de ser mejor, por ella
pero intento, y no me deja
me ha gritado que nunca podré
y me tapo los oidos, como lo hacen los locos,
ya no quiero oirle más!

Ya la sangre de mis labios cuajó
La herida hizo postilla, y
ahora parece una mosca,
Me da miedo mirarme al espejo,
descarado, me devuelve monstruos
y no me permite las risas….
cuando sí, son de desquiciados y abyectos
todos a mi burla, todos a mi mofa….

En mi propia cara, el celo
en mi semblante, la angustia!
y una carátula de duda se me instala en el pecho,
me susurra voces…me convence de cosas,
y me hace lubricar imágenes perversas e increibles.

¿Y he de quedarme así,
enquistada en mi ego más estéril,
hasta que la muerte venga a recogerme
y me haga caminar sobre loza caliente?
…No lo se. ¿Será?

 

© Derechos de Autor Gnosis Rivera.-

 

 

 

 

Volando al ras

Poema: Viento

  • 19 marzo, 2015
  • 9 MINS READ
  • COMPARTIR

Viento

Fotografía de Oleg Oprisco 

El viento tiene tu aroma…
abro la boca, y en mis papilas te salivas,
me sabes a miel y sal mezclados.
Hueles a lluvia de tres de la tarde,
sobre mi asfaltado vientre
de hojas tupido.

Del viento tu voz recibo,
portentosa y ronca,
la escucho susurrar entre mis piernas
y me calienta la vida…
Ella me transporta al Edén
donde Eva desnudó sus costillas.



Yo, que antes me creí sorda,
me descubro caminando por inviernos de granizo!
los oigo rebuznar bajo mis plantas,
y me cortan, más no sangro…
Salen de ellas mariposas púrpuras,
cada una con una oruga en la mano!

En el viento, tus risas escondidas,

se han fugado por el aire. 
Y de él me bebo tus besos, 
que pendulan presurosos
y se sostienen de nubes. 
Por sobre ellas me sujeto y me resbalo 
y sobre tu espalda caigo, de bruces…

Levito como pluma…
Del viento tu caricia y tu beso,
esos que me bebí, hace párrafo y medio
Sobre tu viento me meso y fallezco
y en tu mismo viento,
ese que me despeina,
despierto. 

© Derechos de Autor Gnosis Rivera.-



© 2023 REVESTIDA.COM All rights reserved