Familia

Celos entre hermanos

  • 5 octubre, 2013
  • 5 MINS READ
  • COMPARTIR

celos2

Rivalidades, peleas, comparaciones despectivas, envidia, celos… todas estas situaciones negativas que se dan entre los seres humanos se convierten en un tema discusi√≥n m√°s delicado cuando se trata de hermanos.

El ambiente en que educamos a nuestros hijos y las relaciones que les afectan directamente, dígase el trato entre padre y madre, temas de discusión y prioridades que damos dentro de la familia, influyen en su sensibilidad.

Cuando criamos a nuestros hijos debemos tener mucho cuidado en c√≥mo les inculcamos el valor de la hermandad. Un gesto o comentario mal percibido por uno de ellos puede desencadenar en una escena de celos, ¬†ese ¬ęestado subjetivo caracterizado por una sensaci√≥n de frustraci√≥n al creer que ya no somos correspondidos emocionalmente por las personas queridas¬Ľ, seg√ļn el portal psicodiagnosis.es. Si no se trata a tiempo, esta conducta repetida puede causar estragos a las pr√≥ximas generaciones.



Cómo enfrentar los celos

celos1

¬ęLa mejor forma de regular los celos es ubicar el origen de los mismos¬Ľ, recomiendan los expertos que escriben para este portal. Escucha las versiones de cada uno/a cuando tengan una ri√Īa. No defiendas ni desautorices a ninguno hasta estar seguro de cu√°l de ellos/as tiene la raz√≥n sobre ‘qui√©n dej√≥ romper el tarro de la tatarabuela’.

Mide los obsequios. Aunque sean diferentes, aseg√ļrate de que comprendan que tienen el mismo valor.

Cómo evitar estas escenas de celos

celos

Pasa tiempo de calidad con ellos. El tiempo se reduce a medida que las responsabilidades crecen y solemos confundir cantidad con calidad. Aunque sean cinco minutos de lectura de un cuento, anécdotas o chistes por la noche, realiza esta actividad con tus hijos/as, juntos/as.

No compares sus actitudes, aptitudes, logros y fracasos. Reconoce las habilidades y logros de cada uno por igual. Propicia un ambiente o crea la necesidad de que cada uno está y se debe al otro. Cuando seas abuela y bisabuela, verás cómo te lo agradecerán.

Acepta los gustos y preferencias de cada uno (por separado). Cada ser humano es √ļnico en cuanto a gusto y personalidad y por lo tanto, goza de cualidades distintas. Si uno se identifica con Milly Quezada y el otro prefiere superar los ‘jonrones’ de Pedro Mart√≠nez, respeta sus decisiones desde el principio. No los inscribas en las mismas actividades. Al llegar a la casa, cada quien tendr√° algo que compartir y aportar al momento en que todos se re√ļnen en la mesa.

Puedes intentar erradicar esta conducta desde casa. Sin embargo, si las escenas de celos son repetidas y empiezan a deteriorar las relaciones familiares, te aconsejamos visitar a alg√ļn psic√≥logo o psic√≥loga especializado en temas familiares.