Sin categoría

Los hijos que pintaron a sus madres

  • 17 junio, 2013
  • 3 MINS READ
  • COMPARTIR

Eres el esfuerzo combinado de quienes moldearon tu carácter. Eres reflejo y espejismo de expectativas cumplidas y sin cumplir. Eres lo que quisiste ser, lo que quieres ser y lo que querían que fueras. Eres lo que creas.  Eres como tu madre, eres lo que hizo por ti, tu madre.

En la coraza de quienes somos está la mujer de quien vinimos, ausente o no, incondicional o no. Si bien todo el que nos visita deja algo de sí con nosotros, es mamá quien pone los cimientos de nuestra identidad.

Nos gusta pensar que eso entendían artistas que pintaron a sus madres alguna vez. Que el retrato que le hacían era una celebración de su oficio, una introspección y un guiño de agradecimiento al llevar a la vida en lienzo a quién les dio a ellos  la vida suya.

whistlers-mother



Así, “La madre de Whistler”, el retrato que hizo James McNeill Whistler de su progenitora en 1871 se convirtió en una de las obras más reconocidas del pintor americano. El perfil de  ‘la madre’ fue acogido por el público más allá de lo que esperaba el artista, fue como si el mensaje y sentimientos implícitos en la obra atravesase su medio.

También Van Gogh pintó a su madre una vez

455px-Van_Gogh_-_Bildnis_der_Mutter_des_Künstlers

“Retrato de la madre del artista” es una pieza del 1888 que muestra una mujer orgullosa pero con ojos que inspiran calidez: una madre. Vincent Van Gogh, quien murió antes de ver que sus pinturas fueran reconocidas, fue introducido al arte por ella, Anna Carbentus Van Gogh, quien también aspiró a ser artista.

Otros artistas que pintaron a sus mamás incluyen a Andy Warhol, Paul Gauguin, Rembrandt y Picasso, por mencionar conocidos. No fueron los únicos, ni serán los últimos. Estamos hechos de lo que nuestras madres pusieron en nosotros, y se refleja en cada uno como si la inmortalizásemos en las pinturas de nuestras almas.



© 2022 REVESTIDA.COM All rights reserved