Sin categoría

Que las vacaciones no sean un lujo

Por Alina Flores

  • 28 mayo, 2013
  • 4 MINS READ
  • COMPARTIR

Cómo disfrutar tus vacaciones al máximo sin gastar mucho dinero  

vacaciones con poco presupuesto

Con frecuencia nos olvidamos de que las vacaciones también son parte importante del ciclo de la vida. Nos quedamos tan enganchadas con los estudios, el trabajo o atender a la familia que nos acostumbramos a pensar que el tiempo libre es una comodidad.

La verdad es que las vacaciones son tan necesarias para la mente y el cuerpo, como trabajar o hacer ejercicios. Relajarse no es un lujo, ni un relajo, es una necesidad. Que podamos desligarnos un poco de la vida diaria es lo que asegura que sigamos amando la carrera que escogimos.



El problema es, que incluso para aquellas que están conscientes de la importancia de tomar vacaciones para ser felices y trabajar mejor, alejarse de casa y la rutina por unos días $igue $iendo un lujo, si entiendes de lo que hablamos. No importa cuánto se ahorre, o por cuántas personas se vayan a dividir el total, sencillamente no alcanza.

Quizás es tiempo de pensar fuera de la caja, y tomar vacaciones con una onda diferente:

Al hotel sólo para dormir:

Si vas a quedarte en la isla en tus vacaciones (¿quién no querría hacerlo con las playas y el sol que hace en estos días?) tu destino no tiene que ser un resort todo-incluido. Divertidos como son, hay muchas cosas de las que te pierdes cuando dejas que el hotel donde te quedas elija tus comidas, actividades y bebidas.

Empaca tu propio desayuno (trata de que sea algo sencillo pues es probable que la habitación no tenga cocina)  y atrévete a quedarte en un hotel sencillo por pocos días. Explora restaurantes locales, pásate el día tirada en la playa, visita las discotecas del área y pregunta por otros atractivos turísticos durante el día.

Un pasadía en un hotel de la ciudad:

Para cuando hay muchas ganas de estar tirados bajo el sol frente una piscina todo el día, pero poco tiempo (o dinero) para ir lejos de la ciudad, puedes acudir a un hotel a pocos kilómetros de tu casa. El hotel Santo Domingo tiene buenas promociones y el Hotel Lina por igual.

Y si tienes tiempo para pasar una noche fuera de casa, un pasadía en un hotel todo incluido puede ser lo que te haga falta para empezar activa tu semana.

Pero…

*También somos fieles a unas buenas vacaciones en casa: películas, pijamas todo el día y levantarse de la cama sólo para atender la comida a domicilio, todo eso nos suena a un verdadero cielo.