Bienestar

Enfrentando nuestro miedo al cambio sin prejuicios

Por Marlin Lajara

  • 28 septiembre, 2020
  • 7 MINS READ
  • COMPARTIR

«Cambio». Una palabra que nos ha acompañado toda la vida, pero realmente… ¿Estamos conscientes de lo que son y lo que significan los cambios?

Anteriormente se asociaba la velocidad de los cambios al mundo de las tecnologías, medios de transportes, ciencias y otras categorías, sin embargo, la situación actual nos ha llevado a darnos cuenta de que estábamos enfocados en los cambios externos del mundo y nos habíamos olvidado de prestarle atención a los cambios personales.

Es decir, a raíz de lo que estamos viviendo hoy en día, nos hemos dado cuenta que también vivimos en constantes cambios, donde debemos reinventarnos y modificar los lentes con los cuales vemos las situaciones.

¿Cómo podemos definir el cambio?

Por lo general, relacionamos esta palabra a momentos, situaciones, etapas trascendentales que generan un gran impacto. Sin embargo, el cambio es toda aquella situación o momento que te lleva a una modificación de hábitos, pensamientos, perspectiva, a aprender y reaprender, incluso a cuestionarte; pudiendo estos ser con mayor o menor intensidad.

Su origen puede ser diverso, natural, intrínseco (porque tú lo provocaste) o extrínseco (generado por situaciones o personas externas). Sea cual sea su causa, un cambio te invita a preguntarte: ¿qué no está funcionando? y ¿de qué otra manera puedo gestionarlo?

¿Qué pasaría si observas los cambios desde otra perspectiva?

Erróneamente, esta palabra se relaciona al fracaso, la ruina, tristeza, decepción, la incomodidad, y por ahí sigue la lista. A pensamientos como: “no fui suficiente”, “no fui capaz”, “no tengo la suficiente preparación”, “¿y ahora qué?”, “mis planes eran estos ¿qué voy a hacer si todo ha cambiado?”, “ahora todo se complica”.



¿Qué pasaría si observas “los cambios” desde otra perspectiva? Utilizándolos como una oportunidad para prepararte mejor, para construir eso que deseas y una mejor versión de ti mismo desde el amor, la autenticidad y sin juicios.

El cambio y su proceso forma parte del maratón que tiene cada persona: “La Vida”. Donde cada uno va recorriendo un camino diferente en el que se va encontrando con situaciones, retos, coincidiendo con personas y dejando a otras, teniendo pausas y alcanzando metas, pero a veces vamos enfocados en ir al mismo ritmo que los demás, en cumplir con estándares y requisitos, sin darnos cuenta que cada uno tiene su propia carrera. Carrera en la que todos tenemos un mismo propósito: vivir. Pero cada quien construyendo su propio camino de acuerdo a quién es y lo que quiere lograr.

En ocasiones llega a nosotros una mezcla de emociones generadas, no por nuestro propio proceso, sino porque nos estamos comparando con el proceso de los demás y nos alejamos de nuestra realidad. Esto se vuelve un limitante para poder gestionar de manera óptima y eficaz estas situaciones.

Aquí te comparto 10 beneficios de vivir tu proceso de cambio desde la autenticidad:

  • ●  Eres realista con la situación y su solución.

  • ●  Aceptas sin juicio esta etapa.

  • ●  Asumes tus responsabilidades.

  • Eres conscientes de que está bajo tu responsabilidad.

  • Colocas en orden tus prioridades.

  • Valoras tu progreso.

  • Celebras los logros sin importar su tamaño.

  • ●  Puedes apoyar a otros desde el amor y el respeto.

  • Te alegras de los méritos de los demás.

  • Buscas apoyo de acuerdo a tus necesidades.

Para seguir conociendo este proceso, te invito a prepararte mejor para utilizarlo como oportunidad para construir una mejor versión de ti mismo desde la autenticidad, el amor, la aceptación y respeto de tu propio proceso, haciéndote responsable de él desde otra perspectiva. Te espero el próximo sábado 26 de septiembre del 2020 en el workshop “Reconoce y vive tu proceso de cambio” (para más información: www.marlinlajara.com)

Ps. Be bright. be light. be you

Te puede interesar:

4 influencers nos recomiendan sus libros favoritos

Comentarios