Moda

El regreso del polémico Corsé: pieza victoriana

Por Aalayah González

  • 16 marzo, 2021
  • 7 MINS READ
  • COMPARTIR

Santo Domingo.- El corsé tiene su origen en la época victoriana, donde las mujeres llevaban vaporosos vestidos que destacaban diminutas cinturas.

Por siglos ha sido una pieza simbólica dentro del imaginario colectivo que traduce el deseo de las mujeres de conseguir la anhelada silueta de reloj, formando a través de las fuertes varillas y mucho dolor del corsé diminutas cinturas y marcando los pechos.

Es una pieza que ha evolucionado a través de los años, regresa a la actualidad para resaltar la silueta femenina, pero, ¿por qué una pieza que representó sufrimiento para las mujeres en aquellas épocas, logra mantenerse dentro del armario de las féminas en pleno siglo 21?

A continuación, te detallo el porqué del regreso de esta tendencia.

EL REGRESO DEL REGENCY-CORE

No es secreto para nadie que la serie Bridgerton, producida por Netflix y una de las series mas vistas en la plataforma, creó toda influencia en el mundo de la moda. Los perfiles de Instagram y tiktok se llenaron de fotos y vídeos de personas imitando los trajes y los comportamientos de la serie. 

Bridgerton toma lugar en el año 1813, donde el estilo que reina es el “
Regency” o Georgiano. La vestimenta de la mujer se caracterizó por llevar corsés, ubicando la cintura debajo del busto en un corte imperio.

Definitivamente una muestra del poder que tiene el mundo cinematográfico de influir en la moda. Bridgerton no es la primera serie en hacerlo, pero es sin lugar a dudas es la que ha marcado tendencia para este 2021 trayendo desde ya el uso de los corsés como pieza exterior en nuestra vestimenta.

 
Fuente externa
 

¿Será que esta tendencia llega a sustituir la ropa de estar en casa por algo más “fancy”?


 
 
 

EMPODERAMIENTO FEMENINO

Con los años, el movimiento feminista ha luchado por el empoderamiento de la mujer, liberando su imagen de estereotipos que la relegan a un plano de sumisión. 

En la época del romanticismo o época victoriana, los roles de la mujer estaban limitados por las opresiones y decisiones del hombre. La vestimenta se caracterizó por destacar la silueta con el uso del corsé, entallando su cintura y mostrando un amplio escote, llegando así a modificar su cuerpo por uno más «estilizado» que le causaba múltiples problemas médicos, como la falta de respiración que las dejaba en ocasiones inconscientes por el ajuste excesivo de la prenda.



El corsé vuelve para reconciliarnos con nuestra esencia femenina. Dentro del contexto actual, donde la belleza no responde a un canon estético tan rígido y el empoderamiento femenino se expresa con el derecho de presentar las imperfecciones del cuerpo en la diversidad de formas y tallas, ¿podría el corsé usarse como símbolo de inclusión?

 
 

¿Es esta nueva tendencia un llamado al empoderamiento o a la opresión?


 

Esta pieza de lencería se traslada de ser ropa interior a exterior, aportando sensualidad y poder femenino en nuestros atuendos. Deja en el pasado la estructura rígida que la caracterizó para formar parte de nuestros armarios cómo una prenda sexy, cómoda y sobre todo, «utilizable» para nuestro diario vivir. Una pieza que muestra claramente cómo todas las tendencias se adaptan y vuelven.

Y tú, ¿Qué piensas sobre esta pieza?

 

Te puede interesar:

Utensilios de belleza que debemos tener

 

Síguenos en las redes como @Revestidamag

Comentarios